Exo – Gwen

Los gwen son colonias de organismos unicelulares que viven sobre todo en el Imperio Tyran, aunque no son desconocidos para los Sheller o algunas naciones de la antigua Oeon.

Nadie sabe muy bien su origen. O, más concretamente, porqué deciden unirse en una colonia e imitar el aspecto y las costumbres de las demás especies. Abundan las teorías que indican que su origen es similar al de los ognis, la conciencia de un residuo psíquico que toma forma. Otras la asocian a un ser parasitario que está imitando poco a poco a lo que les rodea para sustituirlos, pero no es muy popular por sus connotaciones especistas.

Los gwen toman una forma para que les dure. A pesar de las teorías de sus gustos polimórficos y su «especismo fluido», lo cierto es que el proceso de reinicio es demasiado traumático para los individuos de la colonia y no lo hacen salvo situaciones de extrema y grave necesidad.

Imitan las sociedades que les rodean, por ello muchos gwen adoptan el aspecto físico de un tirano, un humano o un sheller. No es raro que tomen otras, pero son menos habituales. Su transformación no les entrega las capacidades de aquello que imitan, sólo un aspecto físico que no pasa un escrutinio leve: la comunicación de la colonia se observa físicamente como «destellos» azules que recorren la piel del gwen. Dicho de otro modo, un gwen siempre se verá a simple vista que es un gwen. No hacen buenos espías.

Son realmente torpes socialmente: en muchas ocasiones hacen cosas que van de lo embarazoso (comer con las manos y no con los cubiertos, por ejemplo) a lo molesto (hablar a gritos). No es raro que sea hasta peligroso (tratar de negociar con un soldado verriano). Cuando pasa el tiempo en su forma escogida y en la cultura que le rodea, esas rarezas llegan a pulirse pero no es raro que un gwen se encuentre incómodo en una situación social.

Tienen un ansia de conocimiento enorme. No sólo de lo puramente intelectual, sino para entender lo que les rodea en la galaxia. Pueden ser muy pesados con sus preguntas y a veces directamente llegan a incomodar a sus interlocutores.

Son unos potentes psíquicos y los tyranos los tienen bien considerados por esa misma razón. A veces hay que reconducir sus poderes y entrenarles pero una vez conseguido son un rival a tener en cuenta.

La colonia se reproduce continuamente, así que una herida que en otra especie mutilaría un miembro, para ellos es como una lagartija que pierde el rabo. Crecerá antes o después (si no ha habido fuego o ácidos en la herida). DE todas maneras, los individuos se especializan en desarrollar funciones de órganos específicos y si se les hiere allí la colonia muere. Es el caso de impactos al cerebro o al corazón.

Hay una nueva teoría de la conspiración que cuenta que gwen y ognis han conseguido unirse de manera exitosa. Esto habría creado un ser de enorme potencia psíquica y física y habría sido el primer paso para un plan mucho más grande de conquista o de algo similar. Es un tema muy habitual entre los fanáticos de las sociedades secretas y las conspiraciones gubernamentales. No hay pruebas que lo refuten.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *