Comandos – Corazones de Acero (Fury)

Esta es una película que cruzó por debajo de mi radar que siempre está atento a las películas sobre la Segunda Guerra Mundial. El caso es que no me enteré que la estrenaban y aunque no sé si hubiera ido al cine a verla en su momento, me la encontré por sorpresa en la televisión hace unos días. Sin saber nada de ella, sin ideas preconcebidas, debo decir que la película me gustó. ¿Y porqué me gustó? Por dos razones: Sven Hassel y Comandos.

Cartel promocional de la película

Nunca entenderé la manía de cambiar el título a las películas. Entiendo que se traduzcan y entiendo que, a veces, hay que adaptarlos a cada país, pero nunca comprenderé porque se les cambia el sentido. La película original se llama “Fury” que, además de “Furia” (lo que tiene relación con la trama) es el nombre del tanque que protagoniza la película. En español la titularon “Corazones de Acero” (“…de Hierro” en Latinoamérica), pero no podría dar una explicación para ello.

Tripulación del Fury

La película narra la historia de la tripulación de un tanque de nombre Fury en las últimas semanas de la Segunda Guerra Mundial. Se trata de un Sherman en cuyo interior se esconde un oficial que está cansado de la guerra (Brad Pitt), tres soldados veteranos que han desarrollado diferentes manías (casi psicóticas) y un novato que iba camino de una unidad de administrativos de retaguardia cuando fue reclutado para servir en los blindados. Este personaje es la excusa para mostrarnos la guerra como si fuera una novedad.

Al principio de la película puede recordarnos un poco a “Los Violentos de Kelly” por la parte de humor negro, pero según avanza la película se aleja de Kelly y va mostrando la guerra como algo cruento y con muchas vísceras. De hecho, en mi opinión se exceden hasta el punto de no ser creíble. Lo que pretende ser un mensaje pacifista contra los conflictos bélicos, se convierte en una parodia. Aún así, los amantes del género bélico disfrutarán de la película siempre que no sean muy exigentes con el realismo. La trama está bien contada y las escenas de combates son interesantes.

En el primer párrafo comenté que esta película me recordaba a Sven Hassel. Los tres miembros veteranos de la tripulación del tanque están sacados de los famosos personajes de las novelas de este autor. No se les nombra como tales y son estadounidenses y no alemanes como en las novelas, pero su personalidad y sus diálogos recuerdan mucho a los de Hassel. De hecho, hay una escena en la que uno de los personajes se coloca un bombín y su parecido con Porta es inequívoco. Me gusta Sven Hassel y aunque reconozco que sus novelas no son muy realistas, me gustó encontrarme a sus personajes en la película.

La otra razón por la que me gustó la película es porque es una idea de partida de Comandos de Guerra que siempre había tenido en mente (y nunca había hecho). Coger la tripulación de un tanque (5 PJ) y hacerles pasar una serie de aventuras, incluyendo el enfrentamiento contra un Tiger, es Comandos de Guerra en estado puro. Si eres DJ de Comandos, la película te dará una buena idea para un par de sesiones de juego.

Carátula de la película

Veo en internet que la película debe llevar un tiempo en DVD porque ya está a buen precio (menos de 10 euros), quizás ha llegado el momento de añadirla a mi videoteca.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *