Munición expansiva o «dum-dum»

Autor: Borja Ilundain

La munición expansiva es un tipo de bala cuya punta tiende a abrirse en el momento del impacto, haciendo que la bala se deforme y expanda, lo que causa mayores daños. Aunque una consecuencia de esto es una pobre capacidad de penetración en blindajes, los daños causados son muy elevados, ya que, al abrirse, la bala causa graves heridas internas. Además, generalmente queda alojada dentro del cuerpo y su extracción es muy complicada dado que la bala deformada tiene un diámetro superior al del orificio de entrada.

Básicamente, existen dos tipos de balas expansivas, las de punta hueca, diseñadas para, además del efecto descrito, conseguir una mayor velocidad de proyectil, y las de punta blanda, que son las conocidas como «dum-dum». El término Dum-dum proviene del arsenal británico Dum-Dum, cerca de Calcuta, donde el ejército británico produjo durante el siglo XIX gran cantidad de este tipo de munición.

En el Convenio de La Haya del 29 de Junio de 1899 se prohíbe expresamente el uso de este tipo de munición. Sin embargo, dicha restricción se aplica sólo a su uso militar, por lo que en la actualidad las fuerzas policiales de muchos países emplean munición de punta hueca. También es empleada para la caza o el tiro al blanco.

Datos para Comandos de Guerra:

Dada la prohibición establecida por el Convenio de la Haya, es poco probable que este tipo de munición hubiese sido empleada en el conflicto, y no hay datos sobre su uso en la época. Sin embargo, los convenios de La Haya y Ginebra no siempre eran seguidos a rajatabla, como existen de hecho infinidad de ejemplos al respecto. Así, es tu labor como Director de Juego decidir si en alguna ocasión quieres introducir este tipo de balas en una partida para poner en aprietos a los jugadores, o darles una pequeña ventaja con ella. En cualquier caso, no estará fácilmente disponible, y habrá que conseguirla generalmente a través del mercado negro u otras fuentes inusuales. En partidas jugadas fuera del conflicto bélico, como en un entorno criminal, podría tener una mayor presencia. O tal vez la podría usar la policía secreta turca en 1937, quién sabe…

Ahora, vamos a sus efectos en el juego de rol. Dados los daños internos que provoca, el daño de esta munición se trata de forma diferente. Así, en un arma que cause normalmente un daño de tipo II, el daño pasaría a ser el doble del dado mayor de daño, es decir (Tipo 2xI), más los modificadores aplicables. Pongamos un ejemplo: Pierre dispara a un oficial de la Gestapo con su pistola, y obtiene un 6 en su dado de localización, y un 3 y un 7 en los de daño. En caso de emplear munición normal el daño sería de 10 puntos en el abdomen, lo cual no está mal. Sin embargo, en el caso de emplear munición expansiva, el daño pasaría a ser 14 puntos en el abdomen (2 veces el dado mayor de daño, un 7) en el abdomen, suficiente para incapacitar al oficial en la mayoría de los casos. Además, para tratar mediante Primeros Auxilios o Medicina cualquier herida causada por este tipo de balas habrá un penalizador de un GD adicional. Por otro lado, su pobre capacidad de perforación hace que cualquier blindaje personal, como un casco, doble los puntos que protege contra la munición expansiva. Estas balas serán incapaces de atravesar blindajes de coberturas o de vehículos blindados, independientemente del resultado obtenido en la tirada de daño.

2 pensamientos en “Munición expansiva o «dum-dum»

  1. Hola que tal soy futura licenciada en Terapia Física y estoy realizando mi tesis. Mi tema incluye una lesión en tendón extensor de dedos por un impacto de bala expansiva. Claro es teórica pero quisiera saber si en caso de que se diera una lesión de éste tipo ¿Cómo sería su impacto? valla, todo lo que tenga que ver con el modo en que la bala penetraría y dañaría a los tejidos. Te agradecería mucho tu respuesta. Buen día!

  2. Hola,

    no sé si podremos ayudarte. Ten en cuenta que el artículo está escrito desde un punto de vista teórico (como información) y su aplicación a un juego de rol. No he preguntado en la redacción de la revista, pero sospecho que nuestra experiencia con heridas de este tipo de munición es muy pequeña (o nula en mi caso) y me temo que no podríamos aportarte datos fiables para una tesis. ¿Quizás deberías dirigir tu pregunta a personal sanitario? De todas formas, comentaré tu duda, y si nos enteramos de algo, te lo hago saber. Siento no ser de más ayuda.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *