Número: 85.     4ª época.     Año XIX     ISSN: 1989-6289

85 > Reglas > Fauna > SS'thulsh (Pan). Por: Sergio Jurado

 

Ss´thulsh

pez Ss

De improviso sientes un agudísimo dolor proveniente de tu miembro viril. Sales del agua lo más rápidamente que puedes y te derrumbas en la orilla del río sujetándote tu más preciada posesión. Algo va terriblemente mal...

Ss´thulsh: es tan pequeño que carece de características. Su ataque causa un punto de daño automático. Adicionalmente, cada día causa a su anfitrión un daño igual a un punto de vida, según se alimenta de su sangre. El dolor que causa su mordedura es tan intenso que el afectado se considera impedido, lo que significa que tendrá serias dificultades para moverse, por lo que estará penalizado con un +5 a todas sus tiradas relativas a acciones físicas y sus capacidades de movimiento quedarán reducidas a la mitad hasta que sane o muera. Por último, el anfitrión debe realizar una tirada de RESistenciax3 cada día. Si la falla el pez habrá provocado una infección; si el fallo es una pifia, el pez habrá ocasionado una hemorragia interna que causa daño tipo 0.

Descripción

El Ss´thulsh (palabra h´sar que podría traducirse como "piraña de los meados", etimología que refleja el poco cariño que se le tiene al mismo) es un pez que habita en los ríos de las zonas tropicales. Con un tamaño aproximado de medio dedo (aunque se han visto ejemplares de hasta el doble de longitud); tiene forma alargada y es transparente, por lo que resulta prácticamente invisible en el agua.

El Ss´thulsh es un parásito. Habitualmente se alimenta de la sangre de otros peces más grandes; su táctica habitual consiste en colarse por las agallas de sus víctimas y, una vez allí, fijarse a la carne con sus ganchos. El paso siguiente es producir una herida con sus diminutos pero afiladísimos dientes y succionar a través de ella la sangre de la víctima. En realidad no es que se "alimente" de sangre, sino que de alguna manera se conecta con el sistema circulatorio del huésped y hace que la sangre pase a través del suyo propio, robándole el oxigeno y los nutrientes que necesita.

El Ss´thulsh supone un peligro para los seres de sangre caliente, incluidas las razas inteligentes, que se adentren incautos en las aguas de los ríos. Esto es porque se siente especialmente atraído por el olor de la orina y la menstruación femenina (más concretamente por los compuestos nitrogenados que se hayan en ellos) y, si no se toman las medidas oportunas, penetrará por los orificios corporales (normalmente la vagina o el pene aunque se han dado algunos casos de ataques por la retaguardia) y procederá a alimentarse por el doloroso método antes expuesto.

Una vez se ha aferrado a la víctima es prácticamente imposible de extraer, convirtiendo la vida de su víctima en un auténtico infierno cada vez que ésta intenta orinar. Existen dos formas de acabar con el problema: en el caso de los hombres el método más efectivo, rápido y drástico consiste en amputar el pene del afectado antes de que el Ss´thulsh le cause una hemorragia o una infección que pueda matarle. Afortunadamente existe una alternativa menos castrante; se basa en la acción que produce usar el jugo de una rara planta selvática. Según se dice no solamente acaba con el intruso sino que también es capaz de disolverlo por completo. El problema de este método es que la citada planta solo crece en las zonas más recónditas de la jungla, por lo que muchas veces el remedio puede llegar demasiado tarde para salvarle al vida al afectado. Aparte de esto, la única posibilidad de cura es recurrir a un chamán.

Los nativos de las zonas que habita este pez conocen bien los riesgos de bañarse desnudo. Es debido a él que ciertas tribus acostumbran a bañarse de espaldas a la corriente y con los orificios corporales cubiertos con las manos, para asombro y curiosidad de los forasteros.