Número: 215.     4ª época.     Año XIX     ISSN: 1989-6289

215 > Equipo > Equipamiento > De Granada (1808). Por: Don Toribio Hidalgo

 

Periódicos editados en Granada

Como hablamos en el artículo de introducción (20564 Ver), el principio del siglo XIX fue testigo del nacimiento de la prensa escrita en España. No se trataba de periódicos como los conocemos hoy, sino de panfletos de alcance local y que, en muchas ocasiones, no sobrevivían muchos números.

En este artículo hablaremos de las cabeceras publicadas en Granada durante la Guerra de la Independencia. La prensa granadina fue bastante activa durante estos años y eso se nota en un gran número de cabeceras.

Amigo de los sabios, El

Página de El Periódico de El Amigo de los Sabios. Imagen de dominio público obtenida de la Hemeroteca Nacional.

Página de El Periódico de El Amigo de los Sabios. Imagen de dominio público obtenida de la Hemeroteca Nacional.

Periódico de marcada influencia conservadora que se editó entre 1913 y 1914 en la imprenta del ejército y que se definía como publicación político-literaria. Su editor era el abogado Alfonso Gutiérrez.

Sus artículos trataban temas políticos, religiosos, literarios e ilustrados. Enemigo declarado del barroquismo y defendía que debían ser los letrados, jueces y eclesiásticos (por encima de liberales y serviles) los que debían hacer frente a Napoleón (a quién llegaron a comparar con el anticristo en uno de sus artículos).

Se publicaban en cuadernos de diferente tamaño (entre 30 y 60 páginas), se realizó en varias imprentas y se repartía gratis entre abogados, ministros de la audiencia y eclesiásticos. Algunas fuentes señalan que solo hay 7 números, pero la hemeroteca de Granada conserva 8. Lo cierto es que a partir del número 6, Alfonso Gutiérrez se despide de la dirección (y autoría) de la revista.

Diario extraordinario de Granada

Empezó a publicarse en diciembre de 1808 en tamaño folio por una cara y se limitaba a publicar la noticias. Lo editaba la Junta Suprema de Granada. Todo parece indicar que se trataba de publicaciones extras del Diario de Granada (ver a continuación). A modo de pasquín de una hoja parece que su intención era colocarlos en las calles. No se conocen muchos números y mantenía la ideología liberal del periódico del que nacía.

Diario de Granada.

Se publicó entre 1808 y 1810 con la aprobación del gobierno (eso ponía la cabecera). Se atribuye su fundación a Francisco Martínez de la Rosa. Se editaba en cuartillas de medio pliego (cuatro páginas por número) y se publicaba todos los días. Aunque no se menciona la imprenta, se sabe que se publicaba en la de Francisco Gómez Espinosa de los Monteros. Su último número se publicó el 26 de enero de 1810, dos días antes de la entrada de las tropas francesas en la ciudad.

Sus noticias se centraban en las acciones de territorio "autónomo e independiente del antiguo reino de Granada", una forma un poco rebuscada de desmarcarse de otras juntas y de los invasores franceses ya que Granada se había declarado independiente. Tenía un carácter patriótico y liberal. Empezaba el periódico con el santoral del día, continuaba con una sección en la que informaba de las operaciones de la Junta de Gobierno (comunicados, proclamas, reclutamientos, movimientos de tropas, organización, etc.), así como de los donativos que realizaban los ciudadanos o de los pactos políticos alcanzados con otras juntas. Tenía también noticias de "particulares", del "extranjero" o del "reyno", con extractos de otros periódicos, cartas, etc., sobre el curso de las guerras napoleónicas tanto en España como en el resto de Europa. En su sección "notas" ofrecía noticias locales (pérdidas, hallazgos, ventas, etc.). Por último, también incluía poéticas de marcado carácter patriótico.

Duende: Primer estallido, El

Solo sabemos de este periódico que se publicó en 1812 y que cada número constaba de 12 páginas en octavas. Se imprimía en la Imprenta Brujería (dirigida por el ciudadano Puchol).

Por la época, sin embargo, el periódico debía ser de ideas liberales.

Gazeta de Granada

Cuando los franceses entraron en Granada, enero de 1810, aprovecharon las infraestructuras del Diario de granada para editar su propio periódico al que llamaron "Gazeta". Naturalmente, la ideología del periódico cambio de signo y se volvió favorable a los franceses. Bajo este nombre se publicaron dos periódicos en Granada.

El primero se publicó en 1810 bajo dirección de los franceses y con apoyo nada disimulado a sus intereses. Hubo un segundo, tras la salida de los franceses de la ciudad que fue todo lo contrario, contra los franceses. Desgraciadamente poco más sabemos de ambos periódicos.

Loco Constitucional, El

Publicado en 1813 tenía un carácter político y liberal, muy constitucionalista de La Pepa y contrario a la restauración del rey. Aquello no le granjeó amistades con el poder y en 1815 fue incluido en el Edicto de la Inquisición que prohibía su lectura y posesión.

Minerva Constitucional

Otra publicación de 1813 con carácter liberal y radical que defendía con cierta vehemencia acalorada la Constitución de Cádiz. No fue una buena época para estas publicaciones y en 1915 acabó en la lista de periódicos prohibidos de la Inquisición.

Publicista, El

Página de El Periódico de El Publicista. Imagen de dominio público obtenida de la Hemeroteca Nacional.

Página de El Periódico de El Publicista. Imagen de dominio público obtenida de la Hemeroteca Nacional.

Aparece en noviembre de 1812 y su redactor principal fue Salvador Sánchez del Águila aunque contó con otros colaboradores que firmaban con su nombre o con seudónimo. Hay ciertas dudas sobre si fue un periódico diario o semanal según las fuentes, por lo que, quizás tuviera periodicidades diferentes en diferentes épocas. Era un periódico de noticias de carácter liberal que se imprimía en números de cuatro páginas y, a veces de ocho, en la Imprenta Real. Dejaría de publicarse en 1913.

El Publicista empieza numerado en el 3 y es que sus autores habían editado antes otro periódico de nombre El diálogo, pero de índole más radical e ideológica y se supone que El Publicista era su continuación algo más moderada (sin exagerar porque el periódico tenía un carácter bastante liberal).

Cada número empezaba con el santoral, las efemérides astronómicas y la información meteorológica. Continuaba con secciones de noticias extranjeras y del reino que extractaban o copiaban de otros periódicos y que solían centrarse en las guerras napoleónicas. También tenía una sección con ventas y avisos locales y, en ocasiones, incluía artículos de opinión política. Aunque ya no se publicaba, la Inquisición prohibió dos de sus números en 1815: el número 42 de 13 de diciembre de 1812 y el 127 del viernes 7 de mayo de 1813.