Número: 187.     4ª época.     Año XVII     ISSN: 1989-6289

187 > Equipo > Fetiches > Fetiches Islas del Sur (I) (Pan). Por: Rubén Ramos

 

Fetiches de las Islas del Sur

Introducción

Los fetiches de las tribus de isleños están asociados a regalos o dones de los dioses a los hombres. Por normal general son artículos beneficiosos pero en ocasiones pueden llevar asociado un precio oculto.

El anzuelo de Kuula

El anzuelo de Kuula

Este anzuelo hecho de hueso de tiburón es uno de los anzuelos de Kuula, la deidad de los pescadores. Es un anzuelo que nunca pierde filo y no hay que limarlo con piedra volcánica para mantenerlo.

Se usa del siguiente modo: ha de realizarse una invocación a Tangaroa, el tío de Kuula. Se le ha de pedir que se permita sacar peces del mar, prometiéndole que se pescará sólo lo necesario para alimentar a las personas que se mencionen en la invocación. Tras hacerlo, se ha de pensar en los peces que se espera pescar. Entre un período de uno a una mano de nudillos el poseedor del anzuelo se habrá hecho con ellos, incluso si son aguas donde esa especie en concreto no habita.

Es importante recordar que las entrañas del pescado y su cabeza han de quemarse en nombre de Tangaroa y Kuuna o si no, el anzuelo perderá su poder.

La cabeza de Ku

La cabeza de Ku

La cabeza de Ku es un rostro tallado (en ocasiones más raras, pintada) que se pone en las barcas de los que marchan a la guerra hacia otra isla. Se le hacen invocaciones y sacrificios de manera habitual mientras dure el conflicto para asegurarse que a los guerreros no les falta el coraje. No es un objeto único y es habitual que se robe entre tribus en guerra para atraer la mala suerte sobre su enemigo. En tiempos de paz se las deja en lugares como la playa (cubiertos de hojas de palmera para que no les dé el sol) o si es posible en roca volcánica, para que Ku esté al lado de su madre, Hine.

A efectos de juego, permite superar de manera automática una tirada de Coraje o Fuerza Espiritual por día

Tewhatewha

Tewhatewha

Un hacha mítica que portaba uno de los mayores guerreros de la historia de Ekenga. Se considera perdida en las entrañas de un volcán Motu Nui, la isla más grande que se conoce. Concedía a su portador una fortaleza increíble y la capacidad de llevar magníficas hazañas atléticas y de combate.

A efectos de juego, concede al portador una bonificación de -1GD a todas las tiradas que impliquen alguna actividad atlética o de combate.