Número: 178.     4ª época.     Año XVI     ISSN: 1989-6289

178 > Sucesos > Runas > 09: Runas del sabio (Pan). Por: Sabio del Desierto

 

Dos años de la segunda palma de la primera columna de la estela del gato de agua

Runas del sabio

Como saben los cuervos de Taga...

La piel del mamut llega a Casas

El pequeño grakin de Casas ha sido testigo de la llegada de la piel y aunque no querían aceptar su visita, los guerreros que acompañan a la comitiva acabaron imponiendo su opinión. A diferencia de otras ocasiones, los propios seguidores de la piel se han organizado para preservar algunas zonas para la caza y la recolecta y que Casas no sufra los problemas de otros asentamientos. En cuanto se ha sabido que la piel estaba en Casas, muchos grupos de los grakines vecinos, incluso de Muralo, se han puesto en marcha para contemplar el fenómeno.


Persiguiendo a la Sombra

Los gardan, ahora que conocen el ataque subterráneo de la Sombra, están marcando las zonas donde ha atacado e intentando establecer su territorio o su tamaño, ya sea para enfrentarlo, si al final resulta ser una criatura, o para delimitarlo, si se trata de un fenómeno natural. Las teorías sobre el origen son variadas, pero todos coinciden que ya sea un fenómeno natural o un animal, se trata de algo del Wukran. Es fácil encontrar ofrendas a la Taga en los caminos para que los proteja.


Manos de manos de cabezas de gigantes de hielo

Las partidas de caza de los gigantes de hielo han regresado con muchas manos de cabezas de sus enemigos. Aunque muchos lucen heridas, todos hablan de combates gloriosos y de grandes gestas. Las canciones dwaldur ampliarán su repertorio en las frías noches de este invierno. El jefe de la partida ha explicado que los gigantes de hielo se habían establecido en la ladera sur de las montañas y que esa era la razón de su incremento de número en los meses más duros del invierno. Parece que huían de algo mucho peor que una partida de caza dwaldur.


Ofrendas al monolito verde

Los habitantes de Druma, el grakin fundado por la chamán de Balora, han realizado ofrendas al pie del monolito cubierto de musgo. Se trata de una adoración a la Taga agradeciéndoles sus muchos regalos del verano y el invierno. Los habitantes del grakin creen que el monolito les protege y evita que vuelva a suceder una desgracia que lo deje despoblado, como ocurriera antaño. Aunque se dejó comida, la mayor parte de las ofrendas era agua perfumada de diferentes maneras y que da al grakin un agradable olor al entrar en él. Eso, según dice, hace que los comerciantes se alegren y se ablanden en los trueques.


Todas las noticias comentadas por el Sabio del Desierto han sido grabadas en la estela y son para el juego Pangea. Los Guardianes de la Roca recorren los caminos y los grakines de esta tierra primigenia y le notifican los acontecimientos al viejo tallador. Todas ellas son fruto de las partidas realizadas por los jugadores de Pangea o por el equipo creativo de la propia editorial. El viejo chamán las cuenta en las noches en torno al hogar con la intención de dar puntos de apoyo a la continuación o al desarrollo de las partidas. Si quieres comunicarnos alguna noticia sucedida en tu mesa de juego, envíanos un mail.