Número: 178.     4ª época.     Año XVI     ISSN: 1989-6289

178 > Equipo > Objetos > Los dados del Madrid (RN). Por: Roberta Alias

 

Los dados del Madrid

En los años 50 existía en España, y en gran parte del mundo, la prohibición de abrir casas de juego (aún no se llamaban casinos) en las ciudades. La ciudad de Cunia, no ajena a su tradición, mantuvo durante esos años varios casinos clandestinos en sus calles. De todos ellos, el casino más famoso fue el Madrid llamado así porque estaba camuflado en la parte de atrás de una peña de futbol madridista. Toda la ciudad, incluso las autoridades, sabía que estaba ahí, pero salvo alguna redada ocasional para guardar las apariencias, el casino Madrid tuvo una prospera vida. La legalización del juego en los años 70 acabaría con el negocio.

Dados del Madrid

Uno de los juegos más populares del casino Madrid eran los dados en los que utilizaban unos de marfil amarilleados por el uso y con una pequeña M tallada en la cara del 1 (sustituyendo al punto). Cuando el casino cerró, su propietario regaló un juego de dados a sus empleados. Iban en estuche pequeño de joyería con el anagrama del casino.

Durante años se corrió el rumor de que los dados del Madrid daban suerte a su portador en cualquier juego excepto en los dados donde, y nuevamente según la sabiduría popular, los dados juegan siempre a favor de la casa. Un rumor absurdo, pero que no ha hecho más que acrecentar la leyenda del Madrid. Muchos de los juegos se rompieron, dividieron o perdieron a lo largo de los años. Sus portadores o bien los perdieron, los vendieron o hicieron que les enterraran con ellos. En la actualidad sólo se conoce el paradero de tres de ellos:

Uno está en el despacho de Don Víctor en un expositor de cristal. Se desconoce cómo lo consiguió, pero hay quién dice que Don Víctor trabajó en el Madrid en esos años, que nunca se deshizo de ellos y que los dados son la base de su actual fortuna.

El segundo está en un casino de Las Vegas junto a otras muchas colecciones de dados del mundo. Al parecer tienen una especie de museo dedicado a estos.

Y el tercer acaba de aparecer en el catálogo de una famosa casa de subastas de Cunia. El precio de salida es de 1000 euros y no se aclara el origen ni el anterior propietario. Los rumores apuntan a que un reciente allanamiento del cementerio podría estar tras el origen de esos dados.

En las tiendas de regalos de los casinos de Cunia es posible encontrar reproducciones de los dados del Madrid como fetiches de buena suerte. Se nota que son falsos porque no están hechos de marfil, sino de plástico, lo que no quita que algún incauto los haya comprado en la calle creyendo que estaba haciendo un negocio. Es la versión "timo de la estampita" para los turistas de casino de Cunia.