Número: 122.     4ª época.     Año XIX     ISSN: 1989-6289

122 > Sucesos > Runas > 07: Runas del sabio (Pan). Por: Sabio del Desierto

 

Dos años de una palma de una columna de la estela del gato de agua

Runas del sabio

Como saben los cuervos de Taga...

Enorme bola de fuego cruza el cielo

Muchos habitantes de Pangea pudieron observar una enorme bola de fuego que cruzó el cielo desde la dirección del amanecer perseguida por un enorme estampido. Cayó sobre el mar del que se elevaron grandes olas que llegaron a la costa y alcanzaron algunos grakin y enormes columnas de humo blanco que cubrieron los cielos durante varios días. Los chamanes han consultado a los espíritus, pero estos parecen tan sorprendidos como ellos. En el norte, los dwaldur, creen que una entidad del cielo ha caído sobre ellos. Luz de Druma, por su lado, ha dicho que este era el cataclismo que había visto en sus sueños y que los males asolaran Pangea en las próximas jornadas.


Nace un heredero de Cabral de la tribu de los Helechos

Dentro de las desgracias ogras de la tribu de los Helechos, un nuevo nacimiento ha venido a alegrar la vida de este grakin recién reconstruido. El niño nació con pulmones fuertes y toda la tribu supo enseguida que había llegado. La madre está bien y el padre, orgulloso, lo ha mostrado a todos sus vecinos. El chamán de la aldea, que observó la caída de la bola de fuego mientras se producía el nacimiento, cree que señala un importante futuro para el hijo de Cabral. A falta de someterle al ritual del nombre bien pudiera ser un "líder de ogros" o el "destructor del mundo".


Mares de fuego se elevan de la tierra

Los grakines durk han sido sacudidos por la ira de la tierra y sus cuevas y subterráneos se han cubierto de ríos de fuego. Estos acontecimientos ocurrieron mientras la bola de fuego surcaba el cielo encima de sus cabezas y dicen algunos comerciantes que han vuelto de la zona que el terreno se convirtió en líquido y que muchos durk murieron ahogados en la tierra. La zona es fantasmagórica y se ven aquí y allá brazos, torsos o piernas semienterradas en la tierra, antaño firme. Aunque parece que todos los durk han perecido, los grakines cercanos confían en que aparezcan supervivientes. La victoria del wukran no puede ser tan rotunda.


Fuego desde el cielo

Los h'sar han tenido que buscar refugio bajo las aguas al verse sorprendido por una lluvia que quema días después de que la bola de fuego surcara el aire. Hay bastantes heridos, pero la rápida reacción de los místicos, ha salvado la vida a la mayoría de ellos. Muchas chozas, sin embargo, están destruidas o derrumbadas por la acción de la lluvia que quema. Los seguidores de Hassur han empezado a murmurar contra los de Asthar y estos, a su vez, contra los primeros. Ambos responsabilizan al otro de lo sucedido.


Todas las noticias comentadas por el Sabio del Desierto han sido grabadas en la estela y son para el juego Pangea. Los Guardianes de la Roca recorren los caminos y los grakines de esta tierra primigenia y le notifican los acontecimientos al viejo tallador. Todas ellas son fruto de las partidas realizadas por los jugadores de Pangea o por el equipo creativo de la propia editorial. El viejo chamán las cuenta en las noches en torno al hogar con la intención de dar puntos de apoyo a la continuación o al desarrollo de las partidas. Si quieres comunicarnos alguna noticia sucedida en tu mesa de juego, envíanos un mail.