Comandos
 Ayudas
    Afición (55)
    Ambientación (167)
    Reglas (82)
    Equipo (177)
    Sucesos (174)
    Aventuras (116)
    Preg./Resp.
 Productos
 Enlaces
 





Licencia Creative Commons para el texto de la web (quedan excluidas de la licencia CC las ilustraciones)


jueves, 22 de octubre de 2020


 

La armada alemana

(5ª parte) - Submarinos

Hablar de la armada de Alemania y hablar de submarinos es algo inevitable y en este penúltimo artículo sobre la flota de este país nos centraremos exclusivamente en estos buques. El Tratado de Versalles prohibía específicamente a Alemania tener una flota submarina. Esto era consecuencia directa del interés de Gran Bretaña por mantener su superioridad naval y poder aplicar contra Alemania la misma política de bloqueo comercial que, según los analistas británicos de la época, había provocado la derrota germana y austríaca en la Primera Guerra Mundial. Los submarinos ya habían demostrado que podían poner en jaque a los buques de superficie. No esperaban estos que el desarrollo tecnológico les diera un arma tan eficaz como el radar y que, a la larga, significó el fin del arma submarina alemana.

Aunque el tratado impedía tener submarinos, no impedía que Alemania los fabricara y vendiera a otros países. Fue gracias a esto que los diseñadores alemanes experimentaron diversas mejoras en sus modelos UBIII y UCIII de la Primera Guerra Mundial. Estos submarinos anteriores a la ruptura del tratado tuvieron como principal comprador a Finlandia, aunque España también se interesó por uno de ellos, pero la llegada de la República hizo que se renunciara a la compra de aquel submarino, el E1 y que terminara en manos de Turquía.

Esos modelos de submarinos, desarrollados a finales de los años veinte y principio de los 30, formaron la base tecnológica a partir de la que se desarrollarían los famosos U-boote alemanes. Al llegar el partido nazi al poder, la armada alemana empezó a construir en secreto una flota submarina. Tras la denuncia del Tratado de Versalles, el secreto no fue tan importante, y la flota submarina se convirtió en enorme.

Los tipos U

Submarino U25 de la clase IA - foto de dominio público

El primero modelo, el Tipo IA, deriva del E1 que estaba destinado a España. Sólo se construyeron dos submarinos de este tipo: el U25 y el U26 que tenían casi 1000 toneladas de desplazamiento. 72,40 metros de eslora y 6,2 de manga. Eran capaces de alcanzar 18,3 nudos en superficie (motores diesel) y 8,3 nudos sumergidos (motores eléctricos). Llevaba 4 tubos de torpedos en proa y 2 en popa, un cañón de 105 mm L45. Ambos submarinos fueron utilizados como buques de entrenamientos, pero entraron en combate al empezar la guerra con relativo éxito. Los dos se perderían en 1940, al chocar con una mina el primero y en enfrentamiento en el Mediterráneo el segundo.

Partiendo del Vesikko, un submarino vendido a Finlandia, los alemanes desarrollaron toda la serie de submarinos Tipo II, denominados genéricamente como submarinos costeros (debido a su pequeño tamaño). Estos submarinos se construyeron muy rápido (unos 4 meses) porque coincidió con una época en la que Alemania había hecho acopio de material y estaba disponible en las dársenas.

Submarino U1 de la clase IIA - foto de dominio público

La clase IIA tuvo seis submarinos, del U1 al U6, y desplazaban 298 toneladas con una eslora de 40.90 metros y una manga de 4.10 metros. Su velocidad era de 13 y 7 nudos (en superficie y sumergido) gracias a motores diesel y eléctricos. Llevaba tres tubos lanzatorpedos en la proa y un cañón de 20 mm. Fueron botados en 1935 y llevaban 43 tripulantes

Submarino U11 de la clase IIB - foto de dominio público

La clase IIB tuvo 20 submarinos, del U7 al U24 más el U120 y U121. Desplazaban 324 toneladas con una eslora de 42.70 metros y una manga de 4.10 metros. Su velocidad, motores y armamento eran similares al tipo IIA mencionado antes. Fueron puestos en servicio entre 1935 y 1940 y llevaban 25 tripulantes. Alemania perdió muchos de estos submarinos en combate, pero algunos, como el U11 consiguieron sobrevivir a la guerra y otros, como el U8 fueron recuperados por la Unión Soviética, tras ser hundidos por la tripulación, en 1944, y operaron después de la guerra.

La clase IIC tuvo 8 submarinos, del U56 al U63, con un desplazamiento de 336 toneladas y 43.90 metros de eslora y 4.10 metros de manga. Fueron una evolución del tipo IIA cambiando los motores eléctricos. Otras mejoras fueron la incorporación de un nuevo puesto para la radio, un segundo periscopio y la ampliación de los tanques de combustible, lo que le daba más autonomía. Fueron puestos en servicio entre 1938 y 1939 y como sus compañeros, la mayoría fueron destruidos, aunque alguno, como el U59 sobrevivieron a la guerra.

Submarino U140 de la clase IIB - foto de dominio público

La clase IID fue la clase final de este tipo y la principal mejora fue la incorporación de depósitos de gasolina en el casco, en los depósitos de lastre, que permitían rellenarlos de agua de mar según se consumía el diesel lo que mantenía las prestaciones del submarino. El diesel y el agua de mar, al tener diferentes densidades, no se mezclaban en el depósito. El aumento de los depósitos de combustible aumentó su autonomía a 6390 kilómetros (casi el doble que sus predecesores). Entraron en servicio en 1940 y de los 16 construidos, del U137 al U152, 4 llegaron al final de la guerra.

Alemania diseñó modelos de submarino tipo III, IV, V y VI, pero no llegaron a construirse porque se dictaron una serie de normas para los submarinos oceánicos (de largo alcance) que obligó a modificar estos modelos y que, finalmente, derivaron en el Tipo VII que volvía a estar basado en el E1 diseñado para España y en el submarino Vetehinen vendido a Finlandia. Era una vuelta a la fabricación del Tipo I (que se abandonó con sólo dos fabricados) debida al cambio de la situación política internacional, a la denuncia pública del Tratado de Versalles y al cambio en las prioridades navales alemanas. El tipo VII se convertiría en la clase de submarinos con más unidades construidas: 703.

El Tipo VIIA fue el primer modelo de la serie con 10 submarinos en total, del U27 al U36. Desplazaba 733 toneladas, tenía 64.50 metros de eslora y 5.80 metros de manga. Llevaban motores diesel y eléctricos que le permitían 16 nudos en superficie y 8 nudos sumergido. Tenía 4 tubos lanzatorpedos en proa y uno en popa (11 torpedos a bordo), un cañón de 88 mm L45 y un cañón de 20 mm. Fueron puestos en servicio entre 1936 y 1937 y sólo dos llegaron al final de la guerra, pero fueron desmantelados. Tenía una dotación de 44 personas.

El Tipo VIIB fue una modificación del anterior al que se le añadieron aletas estabilizadoras y nuevos depósitos de combustible. Era dos metros más largo que el modelo A y tenía una autonomía de 16095 kilómetros. Se modificaron los motores, lo que aumentó la velocidad a 17.2 nudos y 8.8 nudos. Y también se aumentó el número de torpedos a bordo hasta 14. En 1944, a los submarinos supervivientes se les quitó el cañón de 88 mm y se sustituyó por un de 37 mm L83. Se fabricaron 24 de este modelo, del U45 al U55, del U73 al U76, del U83 al U87 y del U99 al U102. Sólo cuatro sobrevivieron a la guerra, aunque tres de ellos fueron desmantelados en mayo de 1945.

Submarino U1023 de la clase VIIC ayudado a salir del puerto - foto de dominio público

El Tipo VIIC fue el modelo con mayor producción de la guerra alcanzando la sorprendente cantidad de 593 unidades: U69-U72, U77-U82, U88-U98, U132-U136, U201-U212, U221-U232, U235-U291, U301-U329, U331-U458, U465-U486, U551-U790, U807-U840, U901-U1058, U1063-U1080. Entraron en servicio entre 1940 y 1944 y eran más grandes (67.10 x 6.20) y pesados (851 Tm) que el modelo B, tenían, sin embargo, los mismos motores diesel que este, lo que hacía que tuvieran menos velocidad (17 / 7.6) y autonomía (15170 km). Se mejoraron los motores eléctricos y se mejoró la velocidad de inmersión. También se les añadió un sónar. Como hubo tantos modelos, no es raro encontrar algunas modificaciones realizadas después de entrar en servicio. A algunos se les añadió un snorkel en 1944 (un sistema que permitía respirar bajo el agua asomando sólo un pequeño tubo, lo que evitaba que fueran detectados), a otros se les suprimió el cañón de 88 mm y se le añadió varios cañones antiaéreos de 20 mm (a estos submarinos se les denominó U-Flak). Algunos de estos submarinos sirvieron bajo bandera italiana en 1943 y muchos acabaron en otras naciones al final de la guerra.

Nota: el submarino de la famosa película Das Boot es un tipo VIIC, en concreto el U96.

Una variación del modelo anterior, el tipo VIIC/41 se aumentó el espesor del blindaje y se aligeraron los motores eléctricos (para compensar el peso extra) permitiéndoles una mayor profundidad de inmersión. Se proyectaron 70 unidades: U292-U300, U1101-U1220 y U1271-U1404 y algunas entraron en servicio entre 1943 y 1944, pero las últimas no llegaron a hacerlo. Muchos llegaron al final de la guerra donde fueron capturados o hundidos por sus tripulaciones. Varios operaron en la armada noruega hasta 1961 y uno en la soviética. En la actualidad sólo queda uno de estos submarinos, el U995 en un museo naval en Kiel (Alemania).

La última variación del modelo C fue la tipo VIIC/42 de la que se encargaron 176 unidades, pero de la que no se construyó ninguna porque se dio más prioridad al modelo XXI. La principal diferencia era un aumento del blindaje para aumentar todavía más la capacidad de inmersión.

Submarino del tipo VIID hundiéndose tras ser alcanzado por un hidroavión antisubmarino Sunderland - foto de dominio público del Australian War Memorial

Los submarinos del tipo VIID eran una variación del modelo C destinada a utilizarse como dragaminas y que entraron en servicio en 1941. Llevaba unos tubos verticales desde los que se podían soltar las minas, de las que llevaban 15. El casco era más largo (76.90 metros) y tenían más autonomía. Se construyeron 6 unidades: U231-U218 y todos, excepto el último que se rindió al final de la guerra, se perdieron en acción.

Los submarinos del tipo VIIF eran también una variación de la clase C destinada al transporte de torpedos, de los que podía llevar 39. Una debilidad de los submarinos alemanes fue su escasa capacidad de almacenaje de torpedos, lo que les obligaba o bien a ir a puerto o bien encontrarse con buques de suministro en alta mar. Ambas acciones eran delicadas porque el submarino quedaba expuesto al enemigo. Con estos submarinos se pretendía evitar (o reducir) este problemas porque el VIIF podría operar con el mismo sigilo que los submarinos a los que abastecía. Ra más grande y pesado que sus predecesores, tenía 2 tripulantes más (46) y no llevaba cañón en la cubierta. Se construyeron 4, de los que 3 se perdieron en la guerra.

Unas nuevas especificaciones navales, con mayor alcance aún que las anteriores, hizo que los alemanes volvieran a partir del diseño del tipo IA para una nueva clase de submarinos. Se trataba de el Tipo IX y su objetivo era patrullar la costa oriental de Estados Unidos. Estamos hablando de 1935, lo que deja bastante claro que las previsiones navales ya incluían llevar la guerra submarina al Atlántico occidental.

Los tipo IXA fueron los primeros modelos de esta clase que entraron en servicio entre 1938 y 1939. Desplazaban 1135 toneladas y tenían 76.50 metros de eslora y 6.50 metros de manga. Ocho submarinos se construyeron de este modelo (U37-U44). Llevaban motores diesel y eléctricos y podían alcanzar los 18.2 nudos en superficie y los 7.7 nudos sumergidos. Llevaban 4 tubos lanzatorpedos en proa y 2 en popa y llevaban 22 torpedos. Además llevaban un cañón de 105 mm L45, otro de 37 mm L83 y uno de 20mm. Su dotación era de 48 personas. Todos los submarinos de esta clase se perdieron en combate, menos el U37 y el U38 cuyas tripulaciones decidieron hundirlos en mayo de 1945.

El Tipo IXB fue una mejora del anterior en el que se aumentaba el alcance del submarino, de 19.000 a 22.000 kilómetros, pero perdieron un poco de velocidad sumergidos (7.3 nudos). Se construyeron 14 submarinos de este tipo (U64-U65, U103-U111 y U122-U124). En 1944 se retiró a los supervivientes el armamento principal de 105 mm y se les cambió el cañón de 20 mm por uno en montaje paralelo con función antiaérea. Excepto el U123 que pasaría a manos francesas, el resto se perdió en la guerra.

Submarino U505 de la clase IXC capturado por los estadounidenses en la costa de África - foto de dominio público

Del Tipo IXC se construyeron 53 unidades (U66-68U, U125-U131, U153-U166, U171-U176 y U501-U524) que entraron en servicio entre 1940 y 1942. Se le añadieron depósitos de combustibles (autonomía 24910 kilómetros) y a algunos se les instaló sistemas para colocar minas (llevaban 44 o 46 dependiendo del modelo). Sólo cinco sobrevivieron a la guerra: el U155, U510 y el U516 se rindieron a los aliados. Uno entró en servicio en Francia (el 510) hasta 1958. El U510 fue capturado por los Estados Unidos en 1944 tras obligarle a emerger con cargas de profundidad, sirvió en la armada estadounidense y hoy está en el Museo de Ciencia y Tecnología de Chicago. El U511 fue transferido a Japón, sirvió para ese país, y su tripulación se rindió en 1945. Un año después sería hundido.

Una variante del modelo C fue el Tipo IXC/40 que entro en servicio entre 1942 y 1944. Se construyeron 87 modelos (U167-U170, U183-U194, U525-U550, U801-U806, U841-U846, U853-U858, U865-U870, U877-U881, U889, U1221-U1235) y la principal diferencia es un aumento del alcance (25.650 kilómetros) y de la velocidad en superficie, aunque muy poco. Se proyectaron algunos más, pero o bien fueron destruidos en los astilleros por los bombardeos Aliados o bien fue cancelada su construcción. Varios submarinos sobrevivieron a la guerra y fueron entregados por sus tripulaciones. El U511 pasaría a la armada de la Unión Soviética hasta 1960.

El tipo IXD eran una mejora del modelo IXC/40. Eran más grandes, pesados y rápidos, pero sacrificando parte de la autonomía (se reducía a 23600 kilómetros). La principal diferencia era el montaje de dos motores Mercedes Benz en paralelo (anteriormente se montaba un motor MAN). Hubo diferentes modelos de esta clase: el IXD-1, entre 1941 y 1942, del que sólo se construyeron dos (U180 y U195) y que tenían muchos problemas con la emisión de humos del motor (lo que les hacía fácilmente detectables); el IXD-2, entre 1941 y 1944, que fue el más numeroso de la serie (U177-U179, U181-U182, U196-U200, U847-U852, U859-U864 y U871-U876) y la IXD/42, en 1944, que aunque se proyectaron varios, sólo entraron en servicio dos: U883 y el U884 que fueron destruidos por los Aliados El primero tras la rendición y el segundo en el puerto mientras aún no estaba terminado.

Submarino U234 capturado por el USS Sutton de los Estados Unidos - foto de dominio público

El tipo XB, que entró en servicio entre 1941 y 1943, se diseñó partiendo de modelos anteriores y con el único objetivo de tener un sistema de colocación de minas de largo alcance. Se trataba de un nuevo modelo de minas (Schachtmine A o SMA) que requerían de una "cámara seca" dentro del submarino que permitiera ajustar sus temporizadores antes de lanzarlas. Hubo un modelo XA, pero no se construyó ningún submarino por problemas del diseño de la cámara de minas. El modelo B es un submarino pesado (2143 toneladas de desplazamiento) que medía 89.90 metros de eslora y 9.2 metros de manga y tenía una tripulación de 52 personas. Llevaba dos motores diesel y dos motores eléctricos que le proporcionaban una velocidad de 16.4 nudos en superficie y 7 nudos sumergido. Levaba dos tubos lanzatorpedos en proa, un cañón de 105 mm L45, uno de 37 mm L83 y uno de 20 mm, además de 66 minas SMA. Se construyeron 8 submarinos (U116-U119, U219-U220 y U233-U234). Seis se perdieron en la guerra, el U234 se rindió a los Estados Unidos y el U219 fue transferido a los japoneses que lo utilizaron y rindieron al finalizar la guerra. Fue desmantelado poco después.

Submarino tipo XIV - foto de dominio público

La última clase de submarinos "tradicionales" construidos por los alemanes fue el XIV puestos en servicio entre 1941 y 1943. Se trataba de submarinos de transporte y fueron una modificación del tipo IXD comentado anteriormente. Desplazaba 1901 toneladas, con 67.10 metros de eslora y 9.4 metros de manga. Los mismos motores que el XB que le daban 14.4 y 6.3 nudos. Tenía una tripulación de 53 personas y podía transportar 432 toneladas de combustible, cuatro torpedos, comida fresca en cámaras refrigeradas y llevaba una panadería a bordo, lo que le permitía preparar pan fresco para las tripulaciones que abastecía (un lujo para gente que se pasaba semanas en el mar). No llevaba tubos lanzatorpedos ni cañón en cubierta, tan solo el cañón de 37 mm y el de 20 mm con propósitos antiaéreos. A estos submarinos se les conocía con el nombre de Milchkuh (vacas lecheras). Se planeó construir 14, pero los tres últimos se cancelaron en 1944 entrando en servicio sólo 11 (U459-U464 y U487-U490). Todos se perdieron durante la guerra.

Tipo Walter

Los alemanes estaban trabajaron en motores de "sistema frío" que pudieran funcionar sin necesidad del oxígeno del aire o, más concretamente, extrayéndolo de alguna sustancia (como el peróxido de hidrógeno, también conocido como agua oxigenada). Así nació la propulsión Walter (por el inventor del sistema).

En 1940 se construyó un prototipo pequeño (75 toneladas) para probar este tipo de propulsión. Fue el V80 y no llevaba armamento, pero alcanzaba la increíble velocidad de 28 nudos sumergido. Fue un submarino experimental que pasó a la reserva en 1942 y fue desmantelado a principio de 1945.

El siguiente modelo experimental fue el V300 que recibió la denominación U791 cuando entró en servicio en 1942. Era un submarino de 645 toneladas con 25 tripulantes y 52.10 metros de eslora y 4 metros de manga. Llevaba motores diesel, eléctricos y Walter e iba más despacio en superficie (9.3 nudos) que sumergido (19 nudos). Llevaba 2 tubos lanzatorpedos en proa, pero solo 6 torpedos. No entró en combate, pero esos 19 nudos podrían haber dado más de un quebradero de cabeza. No entró en producción porque el motor Walter no estaba perfeccionado (daba problemas) y las necesidades bélicas impedían concentrar el esfuerzo de investigación en este submarino.

Se proyectaron algunos submarinos con propulsión Walter, pero su entrada en servicio siempre se vio retrasada por otras prioridades y por los problemas de diseño del motor:

Del tipo Wk201 se encargaron dos: U792 y U793. Eran ligeros (289 toneladas), pequeños (39 m de eslora y 3.9 de manga) y veloces (9 nudos en superficie y 25 sumergidos). Llevaban 2 tubos lanzatorpedos y 4 torpedos. Ambos submarinos se terminaron entre 1943 y 1944, pero fueron capturados en el puerto por los Aliados al final de la guerra y enviados a Gran Bretaña. Tenían una tripulación de 12 personas.

El Wk202 se construyó en paralelo al 201 y eran muy parecidos. Se proyectaron 4, pero ninguno se terminó antes del final de la guerra y fueron desmantelados.

El U-1406 del tipo XVIIB parcialmente desmantelado tras la guerra - foto de dominio público

El XVIIB era ligeramente más grande que los anteriores, con más tripulación (19) y peores velocidades. Seguía teniendo sólo dos lanzadores de torpedos y dos torpedos. Aunque se encargaron cinco (U1405-U1409) sólo se acabo uno antes de la guerra y otros dos después de ella (uno de los cuales acabó en Estados Unidos).

El modelo final del propulsor Walter fue el Tipo XVIIG del que se encargaron doce (U1081-U1092), pero de los que no se acabó ninguno. Sus prestaciones eran similares al B, con menos eslora, pero más manga.

Los Elektroboote

En 1943 la guerra submarina cambió de signo y los cazadores pasaron a convertirse en presas. Hoy sabemos que el desciframiento del código naval alemán fue un pieza fundamental de ese cambio, pero en ese momento, los alemanes atribuyeron los éxitos Aliados al radar y, en concreto, al radar montado en aviones que permitía barrer grandes extensiones de agua y hacía que los submarinos fueran un objetivo fácil, sobre todo cuando se veían obligados a permanecer en superficie para recargar sus baterías eléctricas que era lo que les permitía estar sumergidos. La propulsión Walter no había funcionado como esperaban, pero la investigación había proporcionado unos nuevos cascos más hidrodinámicos que permitían velocidades bajo el agua más elevadas. Los alemanes juntaron esta innovación con sus viejos modelos y fabricaron los primeros submarinos diseñados para operar principalmente bajo la superficie. Llevaban casi el triple de baterías que los viejos y podían permanecer varios días bajo el agua. Además, gracias al snorkel, podían recargar las baterías en unas 5 horas, sin necesidad de salir a la superficie (y exponerse).

El U3008 del tipo XXI en Gran Bretaña - foto de dominio público

El tipo XXI fue el primer submarino de esta clase. Desplazaba 1790 toneladas con 76.7 metros de eslora y 6.6 de manga y una dotación de 57 tripulantes. Llevaba 2 motores diesel, 2 motores eléctricos más 2 motores eléctricos adicionales de navegación silenciosa. Podía alcanzar los 17 nudos en superficie y los 5 sumergido. Se proyectaron muchos submarinos en 1944 (U2501-U3044 y U3501-U3695), pero muchos fueron destruidos en los astilleros de construcción y otros muchos estaban a medio construir cuando acabó la guerra. De los terminados, 24 fueron destruidos en combate o hundidos tras la rendición. El U2540 fue reincorporado al servicio alemán en 1957 donde se mantuvo hasta 1982 y en 1984 fue cedido al museo de la marina alemana. El U2158 fue cedido a Francia que lo tuvo en servicio hasta 1967 y participó en la crisis de Suez de 1956. Los soviéticos se quedaron con otros 4 (U2529, U3035, U3515 y U3041) y se cree que hubieran podido terminar unos 20 más en los años siguientes. El U3017 fue entregado a los británico quienes estuvieron haciendo pruebas con él hasta 1949. Y el U2513 y el U3008 fueron enviados a Estados Unidos. El primero se convirtió en objetivo naval en 1951 y el segundo fue retirado desmantelado en 1956. Muchos de estos barcos no estaban realmente operativos en 1945, pero los Aliados los terminaron para poder probarlos o usarlos.

Nota: no todas las fuentes consideran al tipo XXI un elektroboote, pero hemos considerado que dada la época y las intenciones de diseño, era más correcto ubicarlo aquí.

El último modelo de submarinos fabricados por los alemanes en la Segunda Guerra Mundial fue el Tipo XXIII. Un submarino pequeño (254 toneladas, 34.70 metros de eslora y 3 metros de manga) impulsado por un motor diesel, uno eléctrico y uno eléctrico silencioso que le permitía alcanzar casi los 10 nudos en superficie y los 12.5 sumergido. Tenía una tripulación de 14 personas y 2 tubos lanzatorpedos en proa (con sólo un disparo porque el submarino no llevaba más que 2 torpedos). Al igual que el anterior, se proyectaron muchísimos submarinos de esta clase (llegaban hasta el U4891), pero al final sólo entró en servicio uno (el U2321) que operó en las costas de las islas británicas a principio de 1945. Otros 5 no llegaron a entrar en servicio, otros 61 se quedaron en diferentes fases de la construcción y otros fueron destruidos por la acción enemiga. El último en salir del astillero (que no entrar en servicio) fue el U4721. Algunos fueron terminados después de la guerra: uno de los submarinos entró en servicio en Polonia (U2344), otro (U2353) en la Unión soviética y dos (U2365 y U2367) se mantuvieron en servicio en Alemania hasta 1956.

Submarinos capturados

La marina alemana capturó algunos submarinos de otras naciones y tras algunas adaptaciones, los tuvo en servicio. La lista es larga y los hemos comentado (o comentaremos) en sus respectivas naciones, pero como referencia:

Británicos (UB): 1 (el Seal)

Holandeses (UD): 5 (O8, O12, O25, O26 y O27).

Franceses (UF): 3 (L'Africaine, La Favourite y L'Astrée).

Italianos (UIT): 25 (R10, R11, R12, R7, R8, R9, Bario, Litio, Sodio, Potassio, Rame, Ferro, Piombo, Zinco, Sparide, Murena, CM2, CM3, Nautilo, Grongo, Giuseppe Finzi, Alphino Bagnolini, Reginaldo Giulani, Comandante Capellini y Luigi Torelli).

Noruegos (UC): 2 (B5 y B6).

Turcos (UA): 1 (Batiray).

 

 

Siguenos:

Subscríbete en Feedly


Sombra por dentro

Tweets by jchsombra

 


Cita

«A mí no me mires, yo no voté al presidente Ayala.»

Anónimo