Comandos
 Ayudas
    Afición (55)
    Ambientación (167)
    Reglas (82)
    Equipo (177)
    Sucesos (174)
    Aventuras (116)
    Preg./Resp.
 Productos
 Enlaces
 





Licencia Creative Commons para el texto de la web (quedan excluidas de la licencia CC las ilustraciones)


sábado, 24 de octubre de 2020


 

La Armada Alemana

(2ª parte)

Como comentemos en el artículo anterior (enlace: Ver), la armada alemana inició su reconstrucción y modernización antes de que los nazi llegaran al poder. Limitada por el Tratado de Versalles y por la crisis económica, no fue, sin embargo, hasta la llegada de estos que dichos cambios se hicieron realidad.

Acorazados de la Primera Guerra Mundial

Los alemanes tenían varios acorazados de la guerra anterior que mantuvieron en servicio antes la falta de sustitutos. De estos, sólo seis podían mantenerse operativos a la vez debido a as limitaciones del Tratado de Versalles relativas al personal naval (un límite de 15.000 hombres). Muchos fueron retirados del servicio en la década de los 30, pero cuatro estaban aún operativos al principio de la guerra, en general por falta de sustitutos:

Clase Braunchschweig

El Hessen fotografiado en 1931, aún parecía un acorazado - Bundesarchiv, DVM 10 Bild-23-63-56 / CC-BY-SA 3.0

De esta clase sólo sobrevivió el acorazado Hessen, pero le habían retirado casi todo el armamento y mediante sistemas de control por radio lo utilizaban como objetivo de entrenamiento añadiéndole varias barcazas a remolque. Su velocidad con esa disposición no superaba los 20 nudos. Al final de la guerra, el barco quedó en poder de la URSS.

Clase Deutschland

Tres barcos de esta clase llegaron a la Segunda Guerra Mundial, aunque ninguno con su configuración original.

El Hannover fue retirado del servicio en 1935 para convertirlo en un buque objetivo controlado por radio (a semejanza del Hessen), pero la conversión nunca llegó a realizarse y se quedó en puerto hasta 1944 que fue desmantelado y aprovechado en otras necesidades bélicas.

El Schlesien fotografiado antes de la Primera Guerra Mundial - Fotografía de la Librería del Congreso de los EEUU

El Schlesien fue retirado de la primera línea en 1934, pero no fue retirado del servicio y siguió operando como buque de la Armada. A lo largo de los años siguientes entró varias veces en los diques para retirarle armamento, tanto el principal como el mediano y el antiaéreo y sustituirlo, en algunos casos, por cañones más modernos, aunque en menor número que los originales. Esta reforma tenía dos objetivos, aligerar el buque para que ganara velocidad y aprovechar los viejos cañones en instalaciones navales. A finales de la guerra, el 5 de mayo de 1945, el Schlesien se topó con una mina y dos días después embarrancaría en la isla de Swinemünde. Sus restos permanecieron en la orilla hasta 1957.

El Schleswig-Holstein fotografiado a finales de 1930 - Bundesarchiv, DVM 10 Bild-23-63-47 / CC-BY-SA 3.0

El Schleswig-Holstein sufrió un destino similar al anterior. Retirado de primera línea en 1934, le retiraron armamento y le modificaron para convertirlo en un buque de entrenamiento para cadetes. A finales de 1944 sería alcanzado por un bombardero de la RAF y enviado a Gotenhafen. Más allá de cualquier reparación en aquella época, fue retirado del servicio en enero y desmantelado inmediatamente para aprovecharlo.

Acorazados

Cuando se habla de los acorazados alemanes de la Segunda Guerra Mundial, siempre se piensa en el mismo, en el Bismark. Sin embargo, los alemanes tuvieron más acorazados (algunos de bolsillo) que dieron mejores resultados que el más afamado de entre todos.

Clase Bismark

El Bismark en 1940 - Bundesarchiv, Bild 193-04-1-26 / CC-BY-SA 3.0

De una forma estricta, el Bismark y el Tirpitz son el primer diseño de acorazado alemán de la Segunda Guerra Mundial, aunque no fueron los primeros en terminarse dado su enorme tamaño. Sí se convertirían, sin embargo, en los acorazados más grandes de la Segunda Guerra Mundial botados por Alemania. Su fabricación violaba los términos del tratado de Versalles, pero este ya había sido denunciado por los alemanes y sí se ajustaban al acuerdo anglo-alemán firmado en 1935 (aunque dicho acuerdo sería denunciado después también por los alemanes).

Desplazaban más de 50.00 toneladas a casi 30 nudos. Tenían 241 metros de eslora y 36 de manga (el Tirpitz era ligeramente más grande). Llevaban tres turbinas de gas que le daban 138.000 CV y tenía blindajes de más de 30 centímetros en algunos puntos del casco. Llevaba 8 cañones de 380 mm en cuatro montajes dobles, 12 de 150 mm (6x2), 16 de 105 mm (8x2), 16 de 37 mm (8x2), 12 de 20mm y 4 aviones. Su dotación era de 2092 personas para el Bismark y 2608 para el Tirpitz.

El Bismark fue alcanzado por la aviación naval británica en una larga persecución cuando el acorazado alemán, acompañado de un escolta, intentó acceder al Atlántico para atacar las formaciones de convoyes con destino a Gran Bretaña en mayo de 1941. El impacto del torpedo le averió el timón y le obligó a navegar en círculos, lo que permitió a la armada británica darle alcance y hundirle a distancia.

El Tirpitz camuflado en un fiordo de Noruega

Visto el destino de su gemelo, el Tirpitz permaneció cerca de Alemania y Noruega y no se aventuró mucho en alta mar. Fue una pesadilla para la logística Aliada y, sobre todo, para los convoyes por la ruta norte hacia la Unión Soviética. Para esa misión fue modificado añadiendo algunos tubos lanzatorpedos a popa que habían sido retirados de otro buque. Sin embargo, sus intervenciones fueron muy pocas. Finalmente, la aviación británica lo hundió en una isla cercana a la ciudad de Tromso (Noruega).

Clase Scharnhorst

Los primeros acorazados construidos por los alemanes para la Segunda Guerra Mundial y que marcaron el inicio del rearme alemán tras el Tratado de Versalles. El proceso de construcción de los dos buques de esta clase, el Scharnhorst y el Gneisenau, sufrió toda clase de cambios de diseño. Había una visión de los militares de la Armada y otra de los políticos nazis y, en algunos puntos, no coincidían. Los militares querían un acorazado con más calibre en sus piezas artilleras, cosa que impedía el Tratado de Versalles. Se adoptó un calibre de 280 mm finalmente, pero tras la denuncia del tratado y la firma de uno nuevo con los ingleses que permitía cañones de hasta 16 pulgadas, se ordenó que el armamento de esta clase fuera cambiado a 380 mm, lo que no fue posible porque el desarrollo de estos cañones destinados al Bismark aún no había concluido. Estos cambios de opinión complicaron la producción y a además habría que añadir que el armamento colocado en ambos buques procedía, en ocasiones, de armamento retirado de barcos de la Primera Guerra Mundial. Por ello, el Scharnhorst y el Gneisenau, aunque ambos son de la misma clase, no tenían exactamente el mismo armamento.

Los buques de esta clase desplazaban casi 39.000 toneladas a 32 nudos. Tenían 226 metros de eslora y 30 de manga. Llevaban tres turbinas de gas que le proporcionaban 165.000 CV y su blindaje superaba los 34 mm en algunas partes del casco. Llevaba 9 cañones de 280 mm en tres montajes triples, 12 de 150 mm (4x2 y 4x1) 14 de 105 mm (7x2) 16 de 37 mm (8x2) 8 de 20 mm y entre 3 y 4 aviones.

El Gneisenau - Bundesarchiv, DVM 10 Bild-23-63-21 / CC-BY-SA 3.0

El Scharnhorst y el Gneisenau tuvieron una accidentada vida paralela operando en las aguas del mar Báltico y de Noruega y enfrentándose en un par de ocasiones con la armada británica de la que recibieron algunos daños. Sin embargo, en noviembre de 1942, en Kiel (Alemania), el Gneisenau fue dañado de gravedad en un raid aéreo británico. Se quiso aprovechar las reparaciones para cambiar los cañones de 280 mm por los de 380 mm, pero nunca se hizo y, al final, el armamento del barco se fue retirando para colocarlo en instalaciones navales costeras, principalmente la Muralla del Atlántico y Noruega. Lo que quedó del barco fue remolcado a Gotenhafen donde sería desmantelado en 1945.

El Scharnhorst en el puerto - Bundesarchiv, DVM 10 Bild-23-63-46 / CC-BY-SA 3.0

Tras la pérdida de su gemelo, el Scharnhorst seguiría operando en las aguas noruegas y del Atlántico norte. Allí se hundiría en diciembre de 1943 mientras intentaba atacar al convoy JW-55B que llevaban la escolta del Duke of York (acorazado) y los cruceros Belfast, Jamaica y Norfolk.

Otros proyectos de acorazados

Los alemanes planificaron y empezaron a construir una nueva clase de acorazados a la que denominaron clase H. Eran buques más grandes con más armamento y más pesado y con prestaciones similares al Bismark, pero, al igual que sus predecesores, carecían de las mejoras tecnológicas (como el radar) que les hubieran dado alguna posibilidad en combate. La clase H respondía a un plan conocido como Plan Z que establecía, entre otras cosas, un aumento de la armada alemana para que fuera rival de la británica y pudiera usarse como arma política (para obligarles a negociar). El inicio de la guerra en septiembre de ese mismo año hizo que cambiaran las prioridades y todo el proyecto de la clase H se canceló cuando ya se estaban terminando dos de los cascos, el del H-39 y el H-41. Sus materiales fueron reaprovechados en otros proyectos.

Fruto del plan Z fue también la clase P. Si los H eran una mejora de la clase Bismark, los P pretendían ser una mejora de los llamados acorazados de bolsillo. Es decir, barcos veloces destinados a atacar la marina mercante enemiga, pero que pudieran hacer frente a buques armados de menor tonelaje. Se dio la orden de iniciar la construcción en agosto de 1939, pero un mes después, empezada la guerra, fue cancelada igual que la H.

Nota: seguramente habrás oído hablar de los acorazados de bolsillo alemanes. En realidad, esos "acorazados" eran cruceros pesados y hablaremos de ellos en siguientes artículos.

 

 

Siguenos:

Subscríbete en Feedly


Sombra por dentro

Tweets by jchsombra

 


Cita

«¿Rendirme? ¿Te has creído que esta letra que llevo en la cabeza significa Francia?»

Capitán América