Comandos
 Ayudas
    Afición (55)
    Ambientación (167)
    Reglas (82)
    Equipo (177)
    Sucesos (174)
    Aventuras (116)
    Preg./Resp.
 Productos
 Enlaces
 





Licencia Creative Commons para el texto de la web (quedan excluidas de la licencia CC las ilustraciones)


jueves, 29 de octubre de 2020


 

Comandos de ladrones

Después de haber escrito en una revista anterior un artículo dedicado a los ladrones caí en la cuenta de que me tocaba dedicarle este mes el artículo a Comandos de Guerra. En mi búsqueda de nexos o elementos comunes a la hora de organizar las películas se me presento una interesante casualidad. Este mes, como el mes anterior, también voy a hablar de películas de ladrones o estafadores, pero en películas ambientadas en conflictos bélicos y que seguro que os facilitaran muchas ideas para vuestras sesiones de juego.

carátulas de las películas mencionadas en el artículo

Los falsificadores (2007)- Dirigida por Stefan Ruzowitzky está basada en el libro de memorias The Devil's Workshop de Adolf Burger. En esta película se narran los hechos alrededor de la Operación Bernhard, un plan secreto de Alemania durante la Segunda Guerra Mundial para desestabilizar a Gran Bretaña inundando su economía de billetes falsos, para provocar una desorbitada inflación y acabar así con su sistema financiero. La película se centra en un judío falsificador, Salomón Sally Sorowitsch, y que es obligado a participar en el proceso en el campo de concentración de Sachsenhausen. Lo fácil sería idear una serie de sesiones de juego con la misión de destruir la operación, eliminar o rescatar a los falsificadores... no obstante esta película plantea otros dilemas. El reto personal de falsificar lo infalsificable enfrentado a los dilemas morales de colaborar con el enemigo, trabajar para la maquinaria nazi por mantenerse vivo y las disputas por poder llegar a ser un elemento fundamental del devenir de la guerra son algunos de los dilemas morales que los jugadores podrían tener que resolver si fueran prisioneros dentro de esa misión.

Tres Reyes (1999) - Dirigida por David O. Russell y protagonizada por George Clooney, Ice Cube y Mark Wahlberg. Durante la primera Guerra del Golfo, un grupo de soldados estadounidenses en Irak encuentran la pista que les puede conducir hasta el oro kuwaití, que había sido robado por el ejército de Sadam Hussein. Con la intención de llevarse algo más que arena, y aprovechando la confusión creada por el alto el fuego, los protagonistas se introducen en suelo iraquí. Aunque no es una película basada en la Segunda Guerra Mundial es fácil trasladar estos hechos en el tiempo para encajarlos en nuestra partida de Comandos de Guerra. Aunque la idea es hacerse con el oro y marcharse con los bolsillos llenos, nuestros jugadores se verán enfrentados al dilema moral de tener que observar como las tropas enemigos ejercen sin piedad represalias sobre la población civil y si deberían intervenir o no. Buscar una solución para sacar el máximo beneficio tanto económico como moral puede llevar a variadas y creativas soluciones por parte de nuestros jugadores.

El tren (1964) - Dirigida por John Frankenheimer y protagonizada entre otros por Burt Lancaster. Está basada en el libro Le front de l'art escrita por Rose Valland. Tras la invasión de Francia por parte del ejército aliado un coronel alemán, obsesionado por el arte, es el encargado de seleccionar y trasladar una valiosa colección de obras de arte en un tren con destino a Berlín. La muerte de un miembro de la Resistencia para evitar este traslado hace que el protagonista de la película se tome como algo personal este expolio. Aunque no parece que deje de ser una típica aventura o misión para Comandos de Guerra, hay un elemento que puede retorcer y complicar la misión. Sabotear un tren, es una misión sencilla. Evitar que las obras de arte sufran daño, no por parte de los alemanes, sino por otras células de la resistencia que ignoren la mercancía traslada o el ataque por parte de comandos o los bombardeos aéreos puede añadir una tensión extraordinaria, sobre todo si tus jugadores suelen usar la fuerza bruta para arreglar las cosas.

Los violentos de Kelly (1970)- Dirigida por Brian G. Hutton y protagonizada entre otros por Clint Eastwood. Esta comedia de acción bélica es una de mis películas favoritas ambientada en la Segunda Guerra Mundial. En la Francia de la Segunda Guerra Mundial, el ex teniente Kelly, captura a un coronel de la inteligencia alemana. Cuando Kelly descubre que tiene un lingote de oro, lo emborracha para obtener información, descubriendo que en la cercana ciudad de Clermont hay 14.000 lingotes de oro guardados en un banco. El único problema es que esa ciudad está 30 millas más allá de las líneas enemigas. Desde ese momento Kelly intentará reunir al equipo adecuado de personas para hacerse con el botín. Como he comentado, esta película es una comedia, por lo que hay muchas situaciones divertidas, encontronazos y engaños. Es una partida ideal para hacer que tus jugadores, además de ser creativos y buscarse la vida, provoquen situaciones cómicas y que cuanta más loca sea su idea, más posibilidades tengan de conseguir lo que quieren.

 

 

Siguenos:

Subscríbete en Feedly


Sombra por dentro

Tweets by jchsombra

 


Cita

«Éste es sólo el primero de muchos pasos hacia la completa integración de todos en la mayor comunidad galáctica conocida.»

Adriana Gerren