Comandos
 Ayudas
    Afición (55)
    Ambientación (167)
    Reglas (82)
    Equipo (177)
    Sucesos (174)
    Aventuras (116)
    Preg./Resp.
 Productos
 Enlaces
 





Licencia Creative Commons para el texto de la web (quedan excluidas de la licencia CC las ilustraciones)


sábado, 24 de octubre de 2020


 

7.62cm FK36(r) auf Panzerjäger Selbstfahrlafette Zugkraftwagen 5t

SdKfz 6/3 - "Diana"

Fotografía coloreada de un Diana

En la segunda guerra mundial, Alemania dedicó muchos esfuerzos al desarrollo de una gran cantidad de equipamiento bélico, mucho del cual se podría considerar una rareza. Pero este esfuerzo se veía motivado en muchos casos por las variantes circunstancias de la guerra.

En agosto de 1941 la guerra en el norte de África entraba en una nueva fase, y el alto mando del ejército alemán, receloso del despliegue de una poderosa fuerza blindada por parte de los británicos, decide reforzar la capacidad antitanque de las fuerzas destacadas en Libia. Hasta ese momento, en varias ocasiones se había tenido que recurrir al uso de los Flak de 88 mm, lo cual presentaba diversos problemas.

En primer lugar, los cañones de 88mm eran piezas diseñadas para operar de forma estática, es decir, en posición, lo cual las convertía en blancos perfectos cuando tenían que acercarse hasta la línea de fuego para ser usadas como piezas antitanque. En segundo lugar, las piezas antiaéreas estaban al cargo de la Luftwaffe, lo que interfería en muchas ocasiones con la escala de mando y haciendo que su despliegue fuese complejo.

Para compensar esta situación, se encargo el diseño de un vehículo que portase un arma anticarro capaz de batir a los carros de combate del enemigo, proporcionando así al DAK un arma no solo capaz de batir al enemigo, sino que fuese capaz de seguir el ritmo continuo de avance, propio de la guerra en el desierto.

El resultado de los estudios fue uno de los vehículos menos conocidos de la SGM, el SdKfz 6/3 "Diana"

El vehículo

La SGM introdujo nuevos conceptos en el arte de la guerra, especialmente en el aumento de la movilidad de los ejércitos. La blitzkrieg se asocia casi al instante a la imagen de panzers avanzando bajo la cobertura de stukas, pero la realidad es que este nuevo tipo de guerra necesitaba que no solo avanzasen los blindados, pues estos necesitarían suministros, ingenieros para facilitar su avance, o infantería para ocupar los objetivos.

No obstante, el desarrollo de un ejército totalmente mecanizado con vehículos de orugas, era una idea que no podía llevarse a la práctica debido a su alto coste. De ahí el nacimiento de los semiorugas, vehículos con una capacidad todo terreno superior a los camiones y coches, pero con un coste inferior a un tanque o un transporte oruga.

El SdKfz 6 era otro de los desarrollos alemanes en este campo, un semioruga de tonelaje medio (5 Tm) destinado al arrastre de piezas de campaña leFH 18 de 105 mm y al servicio de ingenieros, en ambos casos con una capacidad para 11 personas. Desarrollado originalmente por Bussing-NAG y Daimler-Benz, su producción no fue muy elevada (737 vehículos) dado que los usos para los que había sido diseñado fueron realizados por otros modelos (los artilleros descubrieron que las piezas leFH 18 podían ser remolcadas por vehículos más ligeros, y los ingenieros necesitaba en cambio vehículos con una mayor capacidad de arrastre).

Finalmente, en 1942 ceso la producción del SdKfz 6, y al contrario que otros muchos vehículos alemanes, apenas se modificaron durante su servicio. De hecho solo se desarrollaron tres versiones aparte de las de transporte, todas con piezas de artillería montadas en ellos.

La primera versión fue un prototipo que montaba un cañón anticarro de 75 mm Slf L/40.8, buscando crear un vehículo con un arma potente para las unidades de caballería. Se conoce la existencia de tres prototipos, uno de los cuales al menos entró en servicio con el Afrika Korps.

El segundo modelo, y el de mayor uso y producción, fue el SdKfz 6/2, que montaba un cañón antiaéreo Flak 36 de 37 mm en una plataforma abierta en la parte posterior. Los laterales podían abatirse para ampliar la plataforma para la tripulación, que por otra parte estaban completamente expuestos ante el enemigo. Todas las unidades fueron fabricadas durante 1937 y destinadas a unidades de la Luftwaffe.

Y finalmente el tercer modelo es precisamente el protagonista de este articulo, el 7.62-cm Pak 36(r) auf Panzerjäger Slf Zugkraftwagen 5t, o "Diana". Este vehículo montaba un cañón soviético de 76,2 mm (del que hablaremos en detalle a continuación) en una superestructura blindada y bastante alta.

Este montaje era bastante improvisado, hasta el punto de que el cañón estaba montado completo, en su afuste original, incluyendo sus ruedas. La estructura, por otra parte era tan alta que se demostró un excelente blanco para el enemigo, teniendo en cuenta además que ésta no estaba cerrada, y que en palabras de sus tripulantes "su blindaje era tan escaso que era incapaz de detener proyectiles de fusil".

Solo se fabricaron nueve unidades del "Diana", todos ellos empleados en combate por el Afrika Korps, y a finales de 1942, tras poco más de un año de servicio, todos los SdKfz 6/3 habían sido perdidos o dados de baja. De hecho, uno de los vehículos fue capturado prácticamente intacto por tropas australianas en El Alamein, aunque posteriormente se pierde todo rastro de su destino, tras haber sido estudiado por los servicios de espionaje aliados.

El Arma

El SdKfz 6/3 montaba el FK296(r) de 76,2 mm, que no era otra cosa que el cañón soviético F-22, capturado en grandes cantidades tras el comienzo de la operación Barbarroja en 1941. Esta arma fue un intento del ejército soviético de crear piezas de artillería de uso universal, es decir, que pudiesen ser usadas como piezas de tierra y como antiaéreas. Aunque no era un mal arma, era bastante compleja de fabricar, y no muy práctica a la hora de servir como antiaéreo. De hecho, durante la SGM no se tiene constancia de que se empleasen como piezas antiaéreas, pero sí como piezas de campaña, y en muchas ocasiones, como anticarro.

De hecho se demostró como un arma muy capaz en la lucha anticarro, pero desgraciadamente había cesado su producción en 1939, y tras el 41, muchas de las piezas estaban en manos de los alemanes (casi unas 1.300 unidades), por lo que fue reemplazado por otros cañones que respondían a un modelo más tradicional, olvidándose del concepto de "cañón universal".

Tras el comienzo de Barbarroja, los ingenieros alemanes diseñaron un plan de modernización de las piezas capturadas, que incluía adoptar el proyectil alemán de 75 mm (más eficaz en la lucha anticarro), mejora de los sistemas de control de retroceso, y la instalación de un freno de boca (aunque esta mejora no alcanzó a todas la unidades).

Curiosamente las armas montadas en los "Diana" no habían sido modernizadas, conservando el calibre original, al contrario que en vehículos posteriores, como en los Marder II y Marder III.

El nombre "Diana"

Sobre la denominación de "Diana" existe controversia, pues algunos autores afirman que el "Diana" es en realidad una versión mejorada y diseñada específicamente para África, diferente en su totalidad de la serie original de nueve unidades (el SdKfz 6/3). Este "Diana" montaría un Pak 36 (vs. The F.K.296), y se habría mejorado el blindaje para que detuviese proyectiles perforantes de 7.92 mm. Este "Diana" debía haber sido fabricado por Alkett basándose en los informes de campo de los vehículos originales, y debería haber pasado un test de pruebas de campo en Libia en el verano de 1942.

No obstante, gracias a los ingenieros de armamento aliados, tras capturar un ejemplar intacto, se redactó un detallado informe técnico, donde figuraba el nombre de "Diana", por lo que a día de hoy no se sabe con certeza si existió un segundo modelo.

El "Diana" en servicio

Fotografía de un Diana en servicio

Seis unidades se entregaron en Enero, y las tres restantes en Febrero de 1942, asignándose las nueve unidades a la 90 leichte Division. Todas ellas sirvieron en el Panzer-Jaeger-Abteilung 605, divididos en tres pelotones de tres unidades.

Posiblemente su principal intervención fue durante la Operación Venecia, la batalla en la Línea Gazala, desarrollada entre Mayo y Junio de 1942, durante la cual se perdieron varias unidades, hasta que a finales de Junio apenas quedaban tres ejemplares. Finalmente todos los vehículos figuran como perdidos el 2 de Diciembre de 1942

Datos Técnicos

Tripulación: 5
Peso: 10,5 Tm
Longitud: 6,33 m
Anchura: 2,26 m
Altura: 2,98 m
Velocidad máxima: 50 km/h
Autonomía: 317 km
Armamento: 1 x 7.62 cm FK36(r) L/51.5
Munición: 64 proyectiles
Blindaje:

    BCF: 20
    BCL: 15
    BR: 20
    BCP: 15
    BA: -
    BB: 10
    BTF: -
    BTL: 15
    BTP: 15
    El compartimento del conductor estaba completamente expuesto.

Peso: 8.700 kg

 

 

Siguenos:

Subscríbete en Feedly


Sombra por dentro

Tweets by jchsombra

 


Cita

«El soldado alemán ha asombrado al mundo, el bersagliere italiano ha asombrado al soldado alemán.»

Rommel