Comandos
 Ayudas
    Afición (53)
    Ambientación (167)
    Reglas (81)
    Equipo (175)
    Sucesos (174)
    Aventuras (114)
    Preg./Resp.
 Productos
 Enlaces
 





Licencia Creative Commons para el texto de la web (quedan excluidas de la licencia CC las ilustraciones)


viernes, 14 de agosto de 2020


 

Sir Bertram Home Ramsay

Sir Bertram Home Ramsay

Bertram Home Ramsay nació en Sussex en 1883 y acudió a una prestigiosa escuela (la Royal Grammar School) gracias a que su familia, de origen escocés, tenía una posición bastante acomodada. A la edad de 15 años, en 1889 entró en la Royal Navy, concretamente en el HMS Britannia (era un barco de línea de 121 cañones que había servido como buque escuela casi desde su botadura porque ya estaba anticuado en ese momento). Posteriormente le transfirieron al HMS Crescent (el primer crucero de la clase Edgar de casi 8.000 toneladas).

Poco después de empezar la Primera Guerra Mundial, en Agosto de 1915, Ramsay obtuvo su primer mando de combate en el M-25, un pequeño monitor (denominación heredada de épocas pasadas y que hace referencia a un tipo de barco de guerra pequeño, pero con armamento pesado). Formó parte de la Patrulla Dover, una pequeña unidad de la Royal Navy con base en Dover y Dunkerque y cuya misión era patrullar por las aguas del Canal. Más tarde, ya en la Segunda Guerra Mundial, este destino se revelaría muy importante. En Octubre de 1917, dentro de la Patrulla Dover, le dieron el mando del HMS Broke (un destructor de la clase Kaulknor de reciente fabricación). Al mando de ese buque participó en el segundo raid contra Ostend (intento del bloqueo del canal del puerto de Ostend) y en el Raid Zeebrugge (un intento de la armada británica de neutralizar el puerto belga de Zeebrugge, utilizado por la marina alemana). Las operaciones no tuvieron mucho éxito, pero Ramsay se destacó en las batallas hasta el punto de obtener una mención en la segunda de ellas.

Zeebrugge después del ataque

Durante el periodo de entreguerras, Ramsay tuvo varios mandos y llegó a ser miembro del Alto Mando naval británico. Sin embargo, ese puesto administrativo, bajo las órdenes del difícil Backhouse, no acabó de gustarle y en 1935 pasó a la reserva. Desde esta posición, escribió un informe en el que sugería la transformación de Dover como una base naval de cara a un futuro conflicto. En Septiembre de 1939, pocos días después de empezar la guerra, fue reenganchado y enviado como oficial al mando a Dover. Su primer desafío importante tuvo lugar en Junio de 1940 en la operación Dinamo (la evacuación del ejército británico de Dunkerque). Es indudable que los conocimientos de Ramsay sobre Dover y sobre Dunkerque (obtenidos con la Patrulla Dover durante la Primera Guerra Mundial) fueron de gran ayuda para conseguir el llamado "Milagro de Dunkerque". Eso le hizo ganarse el respeto de muchas personas, entre ellas, algunos políticos muy influyentes (como el propio Churchill).

Permaneció en Dover en los difíciles años de 1940-1942 cuando la invasión alemana a través del Canal de la mancha parecía bastante probable. Sus unidades se enfrentaron en diversas ocasiones con las alemanas y su misión era impedir cualquier navegación alemana por la zona. Misión en la que no siempre con éxito (como el famoso cruce del Canal de los acorazados alemanes Scharnhorst y el Gneisenau).

En Abril de 1942 fue retirado de Dover y formó parte del mando de las operaciones navales británicas para la invasión de Europa, pero como los planes Aliados cambiaron, le sacaron de ese destino y le pusieron en el mando naval de la Operación Torch (desembarco en el norte de África) bajo las órdenes del Almirante Cunningham. Él permaneció en Inglaterra coordinando los detalles mientras Cunningham establecía su Cuartel General en Gibraltar. En el momento de la invasión, Ramsay se embarcó en uno de los 340 barcos que formaban el convoy de invasión y organizó el cruce de todos ellos a través del Estrecho de Gibraltar, lo que consiguió en 33 horas (toda una hazaña logística). Tras las operaciones en el norte de África, formó parte de la organización de los desembarcos anfibios de Sicilia (Operación Husky).

Finalmente, en Octubre de 1943, le pusieron al mando de la Operación Neptune (el componente naval británico del Desembarco de Normandía). Aquello era una pesadilla logística con la coordinación de más de 2.000 barcos con los estadounidenses y con las propias unidades de la invasión. Muchos historiadores señalan que la capacidad de Ramsay para trabajar con sus subordinados, escuchando sus ideas y coordinando su esfuerzo, fue una de las piezas fundamentales para que el desembarco de Normandía tuviera éxito. Ideas como Pluto (el oleoducto para abastecer a las tropas que cruzaba el Canal de la Mancha hasta Normandía) o los puertos Mulberry (puertos artificiales en las playas) salieron de su Estado Mayor.

Tras Normandía, Ramsay participó en los preparativos de la invasión de la isla Walcheren (una isla en manos alemanas que impedía el uso del puerto de Amberes), pero no llegó a ver su trabajo en práctica porque el 2 de Enero de 1945 murió en un accidente de aviación en Toussus-le-Noble (Francia) cuando se dirigía a ver al general Montgomery para discutir algunos aspectos de dicha operación.

Ramsay es uno de esos mandos que ha pasado un poco desapercibido en la historia de la Segunda Guerra Mundial. No tiene el nombre de Patton o de Montgomery o, incluso, del Almirante Canaris. Sin embargo, su aportación, sobre todo en el tema de los desembarcos anfibios, en Europa es indudable. En el año 2000, el gobierno británico levantó una estatua en su honor en el castillo de Dover, cerca de donde planeó la Operación Dinamo.

Estatua de Ramsay

 

 

Siguenos:

Subscríbete en Feedly


Sombra por dentro

Tweets by jchsombra

 


Cita

«Seguramente dentro de poco recibiremos una llamada de los Aliados.»

Goering