Comandos
 Ayudas
    Afición (55)
    Ambientación (167)
    Reglas (82)
    Equipo (177)
    Sucesos (174)
    Aventuras (116)
    Preg./Resp.
 Productos
 Enlaces
 





Licencia Creative Commons para el texto de la web (quedan excluidas de la licencia CC las ilustraciones)


martes, 27 de octubre de 2020


 

Me 323 Gigant

La casa Messerschmitt, una de las más prolíficas de la Alemania nazi, diseñó un avión de transporte que se convertiría en un coloso de los cielos, en el avión de transporte con mayor capacidad de carga de la guerra (unas 15 toneladas). Viéndolo uno comprende aquellas palabras de su profesor: 'cualquier cosa, con un buen motor, vuela'.

El Me 323 en vuelo

El origen del Me 323 habría que buscarlo en el DFS 230, el planeador de asalto que los alemanes utilizaron en el ataque a Eben-Emael (en Bélgica en 1940). Los militares alemanes quedaron impresionados de la capacidad táctica de los planeadores y solicitaron un planeador que fuera capaz de llevar equipo pesado (artillería y vehículos). Tras la caída de Francia se pidió a Junkers y a Messerschmitt que hicieran una propuesta para un planeador pesado que fuera capaz de llevar un cañón de 88mm y un semioruga o un panzer IV. La casa Junkers desarrolló el Ju 322 'Mammut' que nunca superó la fase de prototipo (demasiada necesidad de madera en su construcción). Messerschmitt desarrolló el Me 261w, más tarde renombrado Me 263 y finalmente conocido como Me 321. Este planeador era enorme y participó en algunas acciones en Rusia, sin embargo, nunca se usó en su concepción original (apoyo a asalto aerotransportados), sino como medio de abastecimiento. Esta utilización, ya iniciada la campaña en la Unión Soviética, llevó a la necesidad de motorizar el Me 321 y así nació el Me 323 Gigant.

Se le añadieron cuatro motores de fabricación francesa (el GR14N de 990 CV). La decisión de poner estos motores (y no unos alemanes) fue debida a la saturación de la industria alemana. Colocándole motores franceses no se sobrecargaba las cadenas de producción de los cazas y los bombarderos. El añadido de los motores provocó la necesidad de reforzar las alas e incrementar el peso del avión, haciendo que fueran muy lentos en el aire. Este modelo, el Me 323C no pasó de la fase de pruebas y rápidamente se le añadieron dos motores más, hasta el total de 6 que tiene el modelo Me 323D. Debido a la envergadura de las alas y a la potencia motora, el modelo tenía demasiado momento angular que lo llevaba a alabear. Se solucionó, como en otros aviones de varios motores, haciendo que los motores de cada ala giraran en direcciones contrarias. Diversas reformas estructurales posteriores y un incremento del armamento derivaron en el definitivo Me 323 E.

Una de las características más interesantes del Me 323 era que fue construido con material prefabricado. Así, las cuadernas de su panza (la bodega de carga) eran tubos utilizados para la construcción. Las alas estaban hechas con una mezcla de contrachapado y tela. Uno debía tener la sensación de estar subiendo a un avión construido en el garaje del vecino y considerando las dimensiones de aquello, debía dar mucho respeto. Su tren de aterrizaje era enorme, nueve pares de ruedas, pero era la única forma de repartir todo el peso durante el aterrizaje.

El Me 323 en tierra

Tenía una tripulación de 5 personas: piloto y copiloto, dos ingenieros de vuelo (que controlaban los motores) y un radio operador. Podía llevar, además, dos artilleros. Éstos iban en unas cabinas dispuestas sobre las alas entre los motores. Podía llevar una carga de 12 toneladas (menos que su predecesor el 321). En muchos casos necesitaba el uso de cohetes en las alas para ayudarle a despegar (sistema RATO). Se cargaba por la proa que se abría en dos, aunque era necesario colocar rampas para que los vehículos pudieran subir o bajar. El Me 323 podía transportar un cañón de 88 mm. con toda su dotación y equipo o bien unos 130 hombres y sus pertrechos. Entraban 2 camiones de 4 toneladas o unos 250 litros de combustible.

El Me 232 con la panza abierta

El Me 323 entró en servicio a finales de 1942 y se utilizó para abastecer a las tropas de Eje que se defendían en Túnez de británicos y estadounidenses. Sin embargo, el Me 323 era muy lento y los aviones Aliados podían dispararle a placer al tener superioridad aérea en la zona. Era capaz de absorber una gran cantidad de daño, pero los alemanes acabaron apodándole Leukoplastbomber (que podría traducirse como 'atrae bombas'). Dejó de fabricarse en Abril de 1944 cuando se habían construido poco más de 200. Se cree que ninguno consiguió sobrevivir al verano de 1944.

En el museo de la Luftwaffe de Berlín-Gatow se conserva el ala de uno estos aviones.

Hemos localizado en youtube un vídeo cargando uno de estos aviones. Si tienes interés, pulsa el siguiente enlace: Vídeo

Datos para Comandos

Nombre: Me 323D
Nac.: Al.
Tipo: BO
Envergadura: 55.2 m
Longitud: 28.46 m
Altura: 10.15 m
Peso: 29.5 Tm
MO: 6
V: 206 Km. /h
Alcance: 800 Km.
Techo: 4000 m
Tripulación: 5 (7 con ametralladoras)
Carga: 12 Tm
PR: 20
Man.: +20
A: 7 (ver nota)
CCAM: 13 mm.
AM-F: III, III
AM-L: III, III, III, III
AM-P: III
AM-T: -
C: 2
CC: 20 mm
PC: ff
DC: II+25
Coh.: -
D. Coh.: -
B: -
BE: -
BP: -
BT: -

Nota: algunas tripulaciones llevaban ametralladoras de 7,9 mm (daño II) para dispararlas a través de las ventanillas laterales. Sólo estaban disponibles cuando en el avión viajaba personal, la tripulación de un cañón o una dotación de infantería.

 

 

Siguenos:

Subscríbete en Feedly


Sombra por dentro

Tweets by jchsombra

 


Cita

«Un buen General no solo sabe encontrar el camino a la victoria, sabe además cuándo ésta es imposible.»

Rommel