Comandos
 Ayudas
    Afición (55)
    Ambientación (167)
    Reglas (82)
    Equipo (177)
    Sucesos (174)
    Aventuras (116)
    Preg./Resp.
 Productos
 Enlaces
 





Licencia Creative Commons para el texto de la web (quedan excluidas de la licencia CC las ilustraciones)


lunes, 26 de octubre de 2020


 

La Carabina M1

200

En el campo del equipamiento militar, es frecuente encontrarse armas que levantan controversia, teniendo tanto detractores como defensores, y el arma que vamos a ver hoy es una de ellas, la carabina M1.

La carabina es un arma que se remonta a los tiempos de la caballería, cuando se decidió dotar a estas unidades de una arma larga, pero que no abultase como un rifle estándar. Aunque la caballería fue desapareciendo de los ejércitos como unidad de línea (exceptuando algunos países como Polonia o Italia), la carabina permaneció en los arsenales, aunque para otros usos.

Al comienzo de los años 30, el ejército norteamericano deseaba contar con un rifle ligero, teniendo en mente el usar el nuevo rifle M1 Garand con el cartucho .276, pero finalmente se decantó por emplear en el Garand el cartucho .30-06 Springfield, de mayor potencia y empleado por el rifle Springfield 1903. Esta decisión provocó dos consecuencias: el retraso de la fabricación del nuevo rifle Garand hasta 1936, y la necesidad de buscar una nueva arma ligera.

La insistencia del ejército norteamericano por dotarse de un arma de tales características, responde a la necesidad de dotar a las de retaguardia (policía militar, intendencia, etc.) o aquellas que deben cargar con mucho equipamiento consigo (como médicos o ingenieros) de un arma ligera, pero que tenga un alcance mayor que las pistolas. La alternativa empleada hasta entonces eran los subfusiles, esencialmente el M1 Thompson, aunque era un arma que el ejercito no tenia en alta estima, en parte porque era cara y complicada de fabricar y mantener, y en parte porque era un arma que se asociaba a los gansters y mafiosos.

Así que en 1938, el ejército norteamericano solicito a su departamento de armamento el desarrollo de un rifle ligero o carabina, aunque no sería hasta 1940 que finalmente se aprobaría la propuesta formal de compra, y la publicación de las bases del concurso de diseño hasta 1941. A este concurso se presentaron todas las grandes firmas y diseñadores del país, excepto una, Winchester Repeating Arms, que curiosamente será la empresa diseñadora de la carabina M1.

La razón radicaba en que por aquel entonces, la compañía estaba inmersa en el proceso de desarrollo del Winchester Military Rifle, que querían adaptar al calibre.30-06, y así optar al concurso para sustituir al venerable Springfield (ganado finalmente por el Garand). Finalmente la Winchester decidió presentarse al concurso de la carabina, aunque para ello tuvo que sustituir a su diseñador jefe, Jonathan Edmund "Ed" Browning, fallecido a mediados de 1939. Su sustituto fue David M. "Carbine" Williams, un ex convicto que durante su estancia en prisión por un asesinato en segundo grado desarrolló un sistema de pistón de gas de corto desarrollo. El cometido de Williams era encargarse de terminar los desarrollos que había dejado inacabados Browning, y uno de los que acometió fue el de la carabina. Tras dotarla de su sistema de pistón de gas de corto, presentó su diseño al concurso del ejército, pero tras las pruebas que llevaron a cabo los Marines en 1940, este sistema se considero poco fiable en entornos arenosos, por lo que tuvo que ser abandonado.

Toda esta historia, ha ido generando una leyenda en torno a la figura de Williams, hasta el punto de afirmar que habría desarrollado la carabina durante su estancia en prisión, aunque como veremos a continuación, finalmente Williams no desarrollo la M1. Por cierto, y como nota anecdótica, la vida de David Williams fue adaptada al cine en 1952, en la película protagonizada por James Stewart, "Carabina" Willams.

Tras las pruebas desarrolladas por los Marines, varios técnicos de la Winchester rediseñaron el arma (mientras que Williams desarrollaba su propio prototipo que no seria adoptado) para adoptar un sistema de funcionamiento parecido al del Garand (una similitud que hace pensar a mucha gente que la carabina M1 desciende del rifle Garand, cuando no es así). Cuando el prototipo fue presentado al departamento de armamento del ejército, la considero un arma prometedora, pero susceptible de mejoras, especialmente en lo relativo al tamaño y el peso. Así pues, 13 días mas tarde presentaron el prototipo, que para cumplir con los nuevos requisitos fue montado usando partes de un rifle Winchester M1905.

La nueva arma fue un rotundo éxito, y tras las pruebas iniciales, se mejoró ligeramente antes de presentarla al concurso, que se celebró en septiembre de 1941, del que saldría ganadora solo un mes tarde.

Para acelerar la producción, que comenzó a mediados de 1942, las primeras carabinas M1 no iban dotadas de la proyectada capacidad de selección de fuego, que se incorporaría una vez que las necesidades de la guerra no eran tan acuciantes en la versión M2.

La carabina en si es una arma ligera y compacta, con capacidad de fuego semi-automática, y que emplea el cartucho .30 Carbine, un cartucho mas ligero y compacto que el estándar calibre .30 (o 7.62 mm). De hecho, es muy similar en diseño a un cartucho de pistola.

Es en la munición empleada en lo que sus detractores centran muchas de sus críticas, al considerarla de baja potencia, y de poca capacidad de detención. Realmente la munición tiene suficiente capacidad de pegada hasta aproximadamente los 150 metros, lo que se consideraba más que suficiente para un arma de sus características. Hay que recordar que el arma estaba pensada para tropas de segunda línea, o para aquellas que debido a su cometido, necesitasen un arma ligera para su defensa.

El arma fue tan bien acogida, que no solo se distribuyo como se tenía pensado en un principio, sino que muchos suboficiales la preferían a los subfusiles, o los paracaidistas, que valoraban su ligereza. Es más, los miembros de las SAS británicas la consideraban un arma tremendamente útil.

Tal era la demanda de carabinas por parte de paracaidistas, que se diseño una variante especifica para el cuerpo, la M1A1 con culata plegable de metal, que la hizo aún más compacta (de 90 a 65 mm), aunque a costa de aumentar ligeramente el peso (de 2.6 a 2.8 Kg. cargada).

La M1 conocerá a lo largo de la guerra dos versiones más, la M2, que esencialmente era una carabina M1 con capacidad de fuego automático, y dotada de un cargador curvo de 30 proyectiles (en vez del normal de 15). La otra versión está basada en la M2, y consiste en una carabina M2 dotada de un sistema supresor de fogonazos y de un montaje de visor infrarrojos Sniperscope. No fue fabricado en grandes cantidades, y fue usada principalmente en Okinawa, donde fue muy eficaz para detectar los asaltos nocturnos japoneses.

La carabina M1 fue fabricada en grandes cantidades, alcanzando los 5 millones de unidades de la M1, mientras que el resto de las versiones alcanzarán las 150,000 en la M1A1, 570,000 de la M2 y apenas 2100 de la M3.

Las cifras de producción de la M1 son impresionantes, pero hay que tener en cuenta, que excepto por pequeños cambios, ha seguido en fabricación desde 1942, aunque principalmente para el mercado civil. La durabilidad y fiabilidad de la M1 queda patente en el hecho de que existe un kit desarrollado en Israel para convertir a la venerable carabina en un arma de configuración bull-pup*

NdE: Bull-pup es una configuración del arma en la que el cargador pasa a estar detrás del gatillo lo que permite que el cañón sobresalga menos por delante, aunque desequilibra el arma al poner mucho peso en la parte posterior.

DATOS PARA COMANDOS DE GUERRA

Datos
Inicio:
Final:
Tipo:
Long.:
Peso:
C:
NC:
TC:
Enc:
CF:
MF:
F:
N:
D:
MD:
Daño:
 
Carabina M1
6/1942
1945 (y más)
Auto.
90,5 cm
2,5
7,62
15 ó 30
ca
4
2
15
30
150
450
600
II+4/2
 

 

 

Siguenos:

Subscríbete en Feedly


Sombra por dentro

Tweets by jchsombra

 


Cita

«¿Cómo es posible que un campesino como tú haya podido superar las pruebas de entrada a los marines?»

Sgto. Instructor Gómez