Comandos
 Ayudas
    Afición (55)
    Ambientación (167)
    Reglas (82)
    Equipo (177)
    Sucesos (174)
    Aventuras (116)
    Preg./Resp.
 Productos
 Enlaces
 





Licencia Creative Commons para el texto de la web (quedan excluidas de la licencia CC las ilustraciones)


sábado, 24 de octubre de 2020


 

Victoria & Albert:

el Azor inglés

175

Continuamos el artículo del número anterior haciendo referencia al yate del gobierno británico. ¡No sólo las naciones del Eje disponían de estos lujos!

En 1899 el Real Arsenal de Penibroke botó uno de sus últimos barcos. Se trataba del Victoria and Albert III que se convertiría en el yate de recreo de la familia real británica durante los tempestuosos primeros 50 años del siglo XX.

Sin embargo, la fabricación final del mismo, todo el interior, no se pudo terminar hasta 1901. No fue una tarea sencilla ya que excedía por poco las capacidades del astillero de Penibroke. La operación fue bastante complicada y en una ocasión el barco se escoró más de 8 grados a estribor con peligro de que se hundiera. Esto fue debido a un error en la estiba de la carga, pero la prensa y el Parlamento se hicieron eco del "desastre" y William White, el diseñador, y el Real Arsenal de Penibroke salieron mal parados. Al primero le costó el puesto y al segundo le costó perder la confianza del gobierno para la fabricación de más buques, lo que, a la larga, supuso su final.

En 1922 fue modernizado mejorando las prestaciones de los motores con dos calderas Belleville de triple expansión con 11.298 CV de potencia lo que permitía que el buque navegara a la nada desdeñable velocidad de 20 nudos. De hecho, este barco, diseño de William H. White (director de construcciones navales del almirantazgo británico anteas de su destitución), fue uno de los buques más veloces de su época. Una verdadera joya tecnológica de principio de siglo.

También se le añadieron en la reforma de 1922 dos cañones de bronce de 57 mm.

El yate tenía 114 metros de largo y llevaba una dotación de 363 personas (no todas marineros ya que muchas iban como servicio de los pasajeros).

Antes de la Gran Guerra, el V&A III realizó varios viajes a diversas partes del mundo, pero la realidad del conflicto, la aparición de los grandes buques de guerra y la imposibilidad de defender al yate convenientemente, hicieron que restringiera sus viajes a las aguas territoriales británicas. En 1937 se estudió la retirada del servicio (y sus sustitución por otro), pero el inicio de la guerra paralizó esta idea y puso al yate al servicio de la Marina, como buque-alojamiento para altos oficiales (hacía bastantes años que la familia real no lo usaba).

En 1955 fue completamente desmantelado.

 

 

Siguenos:

Subscríbete en Feedly


Sombra por dentro

Tweets by jchsombra

 


Cita

«Que dios se apiade de mis enemigos, por que yo no lo haré.»

General Patton