Comandos
 Ayudas
    Afición (55)
    Ambientación (167)
    Reglas (82)
    Equipo (177)
    Sucesos (174)
    Aventuras (116)
    Preg./Resp.
 Productos
 Enlaces
 





Licencia Creative Commons para el texto de la web (quedan excluidas de la licencia CC las ilustraciones)


jueves, 22 de octubre de 2020


 

Kursk

150

En la madrugada del 5 al 6 de Julio de 1.943 en la lejana Rusia, se produjo una de las más significativas batallas de toda la II Guerra Mundial. Las tropas de Hitler se enfrentaron en combate singular contra las huestes lideradas por Stalin, en una lucha que abarcó más de 600 km. de frente, alrededor de 2.000.000 de soldados, 6.000 tanques y 4.000 aviones. Nos referimos, sin duda, a la batalla de Kursk.

ANTECEDENTES

Tendríamos que situarnos a principios del año 1.943, concretamente en el 18 de Enero. Justamente en esa fecha Leningrado, que había superado un asedio de 17 meses, era liberada por las tropas rusas al mando del Mariscal Voroshilov, después de una gran maniobra estratégica que comenzaba en el Lago Ladoga. Cabe destacar que entre las unidades que participaron en la batalla por Leningrado se encontraba la División Azul, enviada por Franco para apoyar el frente ruso-alemán.

En estas fechas, Stalingrado fue liberada por las tropas de Stalin, después de una ardua batalla que duró seis meses de puerta en puerta por las calles de la ciudad.

Kursk era una ciudad bastante grande, de unos 120.000 habitantes en el momento en que dio comienzo la batalla. Está situada en la baja meseta de la Rusia Central, donde se juntan los ríos Tuskory y Seym y aproximadamente a unos 530 Km. de Moscú. Nada parecía indicar que ésta tranquila ciudad rusa, se convirtiera en el escenario de tan terrible combate.

350

Nos encontramos con que el avance alemán no sólo había sido detenido, sino que los soviéticos habían comenzado la contraofensiva. El frente se había convertido en una perfecta línea que recorría más de 1.500 km. desde Leningrado hasta Rostov, tan sólo había una imperfección y ésta era Kursk, un saliente de aproximadamente 600 km. de perímetro, que se adentraba en territorio nazi. La región de Kursk comenzaba a tomar bastante importancia estratégica, ya no sólo por el hecho de adentrarse en terreno controlado por los alemanes, sino también por poseer una línea de ferrocarril y ser la cabeza de puente a los pozos petrolíferos transcaucásicos.

A pesar de semejantes derrotas, Adolf Hitler no sentía preocupación alguna. Esto era debido en gran parte al excelente plan llevado a cabo por el famosísimo Mariscal de Campo Manstein, el cual había reorganizado las tropas alemanas durante una retirada ejemplar y lanzado un contragolpe a los disminuidos ejércitos rusos que venían de conquistar Stalingrado. Esta ofensiva acabó con la toma de Kharkov (15 de Marzo de 1.943) y de Belgorod (18 de Marzo de 1.943), al sur de Kursk y futuro frente de la batalla que allí ocurrió, dejando a los alemanes en una posición privilegiada para asestar un definitivo golpe a las tropas de Golikov.

120

El temprano deshielo sorprendió a los dos bandos justo días antes de la batalla. Este hecho fue aprovechado para reorganizar tropas, reparar blindados, sustituir mandos (Golikov fue destituido y reemplazado por Vatutin, general liberador de Stalingrado) y prepararse para el inevitable enfrentamiento que ocurriría en las siguientes semanas.

120

Adolf Hitler firmó el 15 de Abril 13 ejemplares de su, hoy famosa, orden de operaciones número 16, donde anunciaba la puesta en marcha de la operación Ciudadela (Citadelle o su nombre original Zitadelle) en cuanto el tiempo lo permitiera y como primera acción ofensiva del año.

Asimismo, se instaba en dicho escrito a que la operación debía realizarse con presteza y rapidez, ordenando para ello que las mejores formaciones, los mejores hombres, las mejores armas, lo mejores jefes y grandes cantidades de munición fueran puestos a disposición de dicha operación.

En el orden de operaciones número 16 establecía también la estrategia a seguir para el ataque a Kursk. Éste consistía en un ataque combinado por el grupo de ejércitos Centro, dirigido por el general Kluge, y el grupo de ejércitos Sur, dirigido por el antes mencionado general Manstein. Kluge atacaría desde Orel al norte y Manstein desde Belgorod al Sur, creando una pinza sobre los ejércitos rusos, liderados por Vatutin, situados en la región de Kursk. Por orden expresa del fürher los generales debían estar preparados para la ofensiva, a partir del día 28 de Abril, en los seis días siguientes a la orden dada por el Cuartel General del ejército regular alemán (Oberkommando des Heeres, OKH).

LA FECHA DEL ASALTO

Viendo como se desarrollaban los hechos en el frente oriental, Adolf Hitler no sentía mucha seguridad en su ataque a la región de Kursk, aunque conocía la importancia de que éste se realizase con la mayor de las prestezas. En una conversación con el general Guderian, el fürher le dijo: "La idea de ese ataque me encoge el estómago cada vez que pienso en ella". No es de extrañar entonces que el dirigente nazi retrasara en más de dos meses el comienzo de las ofensivas, coincidiendo con la entrada en funcionamiento de los nuevos blindados Panther. Una vez que 324 máquinas de éste tipo fuesen desplegadas junto a 90 Tiger en este escenario, la operación daría comienzo.

La fecha fijada para el comienzo de la batalla fue el 15 de Junio. Pero aún se producirían dos retrasos más, dejando la fecha final para el asalto el día 5 de Julio. Estos retrasos no provocaban otra cosa más que crear disensiones en el bando alemán. Manstein otrora partidario del ataque en pinza comenzaba a mostrarse cauto y se decantaba por esperar la ofensiva rusa para asestar el golpe. Kluge por el contrario deseaba lanzar el ataque cuanto antes, esperando ganar así respeto y gloria. Por su parte, los rusos llevaban tres meses preparando sus defensas, algo conocido por los alemanes que veían como poco a poco la región de Kursk se fortalecía y se convertía en un bastión que a la larga sería inexpugnable.

EL DESPLIEGUE RUSO

Los rusos dispusieron de muchísimo tiempo para desplegar sus tropas en formaciones defensivas, atrincherando a sus hombres, fortificando su artillería y enterrando tanques para poder contrarrestar el asalto nazi.

Vatutin, que recordemos sustituyó a Golikov, desplegó a los ejércitos de infantería 38 y 40 en las cercanías de Khrasopolve, en la vanguardia de la península territorial de Kursk.

En una primera franja defensiva organizó al 6º de Guardias y 7º de Guardias, veteranos de Stalingrado, reforzados con los dos tercios de su artillería orgánica y casi las tres cuartas partes de la Reserva.

Tras ellos dispuso al Primer Ejército de carros, al sur de Oboyan, controlando de ésta manera el ferrocarril y la carretera hacia Kursk. En el centro de la primera franja defensiva, situó al 69 ejército de infantería, para proteger la zona entre el 6º y 7º de ejércitos de Guardias.

A este despliegue se le denominó Frente Voronezh.

El general Rokossovski sería el encargado de defender la sección norte y occidental del frente de Kursk. Para ello desplegó los ejércitos de infantería 60º, 65º y 70º protegiendo así la cara más occidental y al norte fueron destinados los ejércitos de infantería 13º, 27º y 48º como primera franja defensiva.

Como segunda muralla defensiva se dispuso del 2º Ejército de Carros, que defendería el acceso norte a Kursk, acompañado por infantería, caballería y varias unidades anti-carro.

De esta manera se preparó el ejército ruso para el envite alemán. Creando una línea defensiva que en algunos puntos superaba los 290 km. de espesor, diseñada específicamente para contrarrestar las estrategias utilizadas habitualmente por las divisiones panzer nazis.

EL DESPLIEGUE ALEMÁN

Las estrategias seguidas en Polonia y Francia, por las divisiones alemanas, resultaron útiles ya que se buscaba crear una pequeña brecha en la defensa enemiga para acosar a las tropas atrincheradas desde la retaguardia con los panzer y desde la vanguardia con la infantería, pero viendo la disposición de las defensas rusas, esta estrategia no parecía la más adecuada. La gran dimensión y profundidad de las defensas rusas, impedía que las divisiones panzer llegasen a la retaguardia, por lo que los generales alemanes decidieron optar por una formación en cuña. Los Panther, Tigre y PzkW IV irían en la punta, tras ellos la infantería con ametralladoras móviles y en la base de la cuña los morteros móviles y la artillería ligera, táctica utilizada por Montgomery ocho meses antes en El Alamein, provocando la derrota del Africa Korps.

El ejército alemán dispuso para el asalto a Kursk del mayor despliegue de blindados de su historia. En el frente Sur, dirigido por Hoth y Kempf a las órdenes de Manstein, se desplegaron las más temibles divisiones panzer alemanas, la XVLIII, II SS y III apoyados por varias divisiones de infantería desde el sur.

En el norte, Kluge disponía también de un contingente enorme y temible, la XVLII, XVLI y XLI, apoyados al igual que sus compañeros del sur, por varios cuerpos de ejército de infantería.

120

LA BATALLA DE KURSK

Al anochecer del 4 de Julio ocurrió un hecho que sin duda marcó el comienzo de la batalla. Un ingeniero de una división de infantería se pasó al enemigo y comunicó la ‘hora H’ definitiva de la operación Citadelle.

Veinte minutos antes del comienzo del asalto por parte alemana, los rusos comenzaron un masivo bombardeo de las posiciones nazis, rompiendo así el factor sorpresa que los alemanes contaban.

350

El choque que se produjo fue de proporciones titánicas; 30.000 cañones, 6.300 blindados, 4.400 aviones y 2.200.000 soldados se enfrentaron en Kursk. Las batallas durante los primeros días no fueron decisivas. En el norte el general Melletin describía en su obra "Batalla de Carros" como muchas unidades fueron detenidas por los rusos en zonas pantanosas y con excelente fortificaciones. En el sur, por el contrario, Manstein había conseguido abrir una brecha con las excelentes divisiones SS el día 7 de Julio y se encaminaba hacia la ciudad. Manstein vio una oportunidad de oro para acabar con la resistencia rusa y así se lo comunicó al führer, solicitando tropas de refresco de la 242º división de blindados. Hitler se negó en redondo y las tropas del general alemán, que se encontraban a 50 km. de la ciudad, tuvieron que detenerse. Ese fue el máximo avance alemán en territorio ruso.

El día 11 de Julio los rusos tomaron la iniciativa y lanzaron un contraataque en el frente sur formado por el 5º Ejército blindado de Guardias, con 850 blindados, y el 1º ejército blindado. Mientras, en el otro frente de la batalla, Rokossovski decretaba que los alemanes habían sido incapaces de penetrar la muralla defensiva y daba por terminada la primera fase de la defensa, pasando a la ofensiva.

El día 12 de Julio, el furher convocaba a Manstein y Kluge en Rastenburg. Manstein le comunicó al dirigente alemán la gravedad de la situación, considerables bajas y la imposibilidad de continuar el avance. Kluge por su parte se mostró algo más optimista aunque tampoco sería capaz de avanzar. Hitler daba así por concluida la operación Citadelle, no por la gravedad de la situación en Kursk, sino por el desembarco que en Sicilia habían realizado los Aliados. Manstein a la vuelta al frente se retiró a sus posiciones originales, mientras que Kluge comenzaba los preparativos para defender la ofensiva rusa. La batalla de Kursk había terminado, 2.800 carros de combate soviéticos, 6.000 cañones antitanque y 400.000 minas fueron necesarios para detener 1.800 tanques alemanes.

Los combates en la región se alargaron durante meses, pero siempre con la iniciativa por parte de los rusos, mientras que los alemanes intentaban desesperadamente defender palmo a palmo el territorio conquistado.

Lo ocurrido durante esos días de Julio en la región de Kursk se convirtió, sin duda alguna, en la mayor batalla de blindados de la historia y marcó el fin de la iniciativa alemana en el frente ruso, dando pie a una desesperada retirada defensiva que culminó con la caída de la capital alemana, Berlín.

300

Más información:

www.artehistoria.com

www.monografias.com

www.eb.com

http://dspace.dial.pipex.com/town/avenue/vy75/

 

 

Siguenos:

Subscríbete en Feedly


Sombra por dentro

Tweets by jchsombra

 


Cita

«Pero al final venceremos porque lo bueno y lo verdadero siempre triunfa en este mundo.»

Goebbels