SS
 Ayudas
    Afición (122)
    Ambientación (11)
    Reglas (62)
    Equipo (11)
    Sucesos (0)
    Aventuras (8)
    Preg./Resp.
 

Licencia Creative Commons para el texto de la web (quedan excluidas de la licencia CC las ilustraciones)


jueves, 19 de septiembre de 2019


 

TUTORIALES PARA REV's

ARCOS DE PVC Y FLECHAS ARTESANAS

Los personajes más habituales en los REVs medievales son los personajes combatientes (guerreros, caballeros, arqueros, mercenarios, etc) o los semicombatientes (cazadores, exploradores, ladrones, etc). Las reglas que rigen los combates están destinadas a dar realismo a los mismos, pero sobre todo a mantener un alto nivel de seguridad. La forma en que se confeccionan las armas es un factor muy importante en dicha seguridad, estando regulada en todos los reglamentos de combate.

La más común de las armas de proyectiles es el arco. No todos los tipos de arcos están permitidos. Se pueden usar arcos recurvados desnudos (sin visor, botón de presión o estabilizadores), selfbows o longbows de hasta 30 libras de potencia (unos 13.6 kg). Son arcos de una pieza o desmontables que no tienen ayudas para apuntar o para estabilizar el tiro. No se permite el uso de arcos de poleas (llamados compuestos según el reglamento de la FITA, Federación Internacional de Tiro con Arco). Un arco recurvo de iniciación tiene un precio de unos 70 &[I]'..128;. Un longbow tradicional económico cuesta sobre los 120 &[I]'..128; . Es una inversión bastante grande para participar en una partida de rol en vivo, ya que además, deberéis haceros un traje de acuerdo con el personaje elegido, y fabricaros o comprar el resto del equipo. Además, los arcos comerciales requieren la obtención previa de una licencia federativa.

Lo que os proponemos es un modo sencillo de hacer un arco de entre 20 y 28 libras, con un coste de menos de 6 &[I]'..128; y que no os importará arrojar al suelo cuando os veáis acosados y necesitéis desenfundar la espada. También explicaremos como hacer flechas que cumplan con los reglamentos de los REV.

La apertura de un arquero es la distancia, con el arco tensado al máximo que permitan tus brazos, desde la unión del culatín y la cuerda al punto de apoyo de la flecha en el arco. De ella depende la potencia.

Para pesar el arco, hay dos métodos. Se puede usar un dinamómetro o un peso. Como casi nadie tiene en su casa un dinamómetro que permita medir hasta 15 kg, el método del peso es más fácil de usar. Montáis el arco, tensáis la cuerda con una flecha puesta hasta la apertura en la que queráis medir la potencia y marcáis en la flecha esta distancia, donde se cruza con el arco. Luego colgáis el arco de su centro con la cuerda para abajo. Ponéis un trapo doblado en la cuerda para repartir el esfuerzo y no cortarla, y colgáis una bolsa resistente. Metéis peso, con la flecha apoyada en la cuerda y la punta para arriba, hasta que la marca llegue al arco. Pesáis todo lo que hay en la bolsa, con bolsa incluida, y tendréis la potencia del arco. Recordad que no puede pasar de 13.6 kg. Con un dinamómetro es igual, pero se tira del dinamómetro en lugar de meter peso y se mira lo que indica cuando la marca de la flecha llega al arco.

La cuerda del arco es importante que sea muy resistente. Debería aguantar entre 4 y 5 veces la tensión del arco, para poder tirar con ella durante mucho tiempo sin que se dañe.

Para los que nunca hayan tirado con arco, uno de 28 libras puede ser bastante difícil de abrir en un principio, pero enseguida os acostumbraréis a su uso y no tendréis problemas para manejarlo. Tened en cuenta que el arco se tensa con el gran dorsal, que es el músculo más grande del cuerpo y en muy poco tiempo se pone en forma. Para aseguraros que tensáis con la espalda y no con los brazos, debéis subir el brazo de la flecha de modo que el codo quede por encima del hombro. De este modo, cuando hagáis fuerza para abrir el arco lo haréis con la espalda. Concentraros en tensar la musculatura de la espalda como si quisierais pinzar algo situado en vuestra espina dorsal con los omóplatos.

El alcance máximo de este tipo de arco, tirando a 45 grados, con 28 libras y con flechas "cabezonas" es de unos 40 m y puede hacer un tiro tenso a unos 15 ó 20 metros. Cuanto más abráis el arco más tensión generaréis en la cuerda. Como se hace con los arcos comerciales, hemos "pesado" el arco para una apertura de 28 pulgadas (71 cm). Por cada pulgada que abráis más se considera un incremento de tensión de 2 libras y viceversa. Tened esto en cuenta de cara a no sobrepasar las 30 libras permitidas.

ARCO:

Vamos a explicar como se fabrica un arco de 150 cm de longitud. Los precios que vamos a referir son de dos comercios bastante caros, como son Leroy & Merlín y Decathlon, con lo que es probable que cualquiera de vosotros podáis encontrar los materiales más baratos en ferreterías especializadas o en tiendas de materiales de saneamiento. Los tubos de PVC son de dos tipos, el gris de fontanería y el negro de conducciones eléctricas. El negro es más rígido, pero también coge más vicio, es decir, queda más deformado que el gris. Podéis probar a hacer el arco todo con PVC gris. Obtendréis una respuesta algo más pobre en potencia, pero os durará más. En los tubos, el primer par de dígitos es el diámetro y el segundo el espesor. Los materiales son los siguientes:

  • Tubo de PVC gris de 20x2 mm (1,7 &[I]'..128; una barra de 2,5 m en L&M).

  • Tubo de PVC negro de 25x2 mm (3,28 &[I]'..128; una barra de 3 m en L&M).

  • Tubo de PVC gris de 32x3.2 mm (no tengo precio porque tenía recortes en casa, pero debe rondar 1,5 &[I]'..128;/m).

  • Cuerda de poliéster de 1,7 mm (27 céntimos por metro en L&M) o cordel de cometas de 2 mm (57 céntimos por metro en Decathlon). Yo prefiero la segunda, aunque sea algo más cara.

  • Cinta americana (Un rollo de 25 m cuesta 4&[I]'..128;. Os recomiendo comprar la de TESA que es la más barata y muy buena). Del rollo os sobrará bastante, pero se utiliza para un montón de cosas, como por ejemplo para hacer otro tipo de armas.

Mirad el gráfico antes de leer las instrucciones y las comprenderéis muy sencillamente.

200

También podéis ver una foto de un arco de este tipo.

145

Los arcos de 28 libras están hechos con un tramo de 1,5 m del tubo negro de 25x2, un tramo de 1,25 m del tubo gris de 20x2 y un tramo de 40 cm del tubo gris de 32x3.2. Estas longitudes las hemos tomado para hacer un mejor aprovechamiento de los formatos de compra de la materia prima, pero lo podéis hacer de cualquier longitud. En el tubo negro de 25 hacemos dos entallas a 45 grados (corte en diagonal hasta la mitad del tubo) para alojar y asegurar las lazadas de la cuerda, como se ve en el gráfico; debe quedar a un mínimo de unos 2 cm de los extremos del arco. Conviene hacerlas con un cuchillo caliente. Si se hacen con una sierra, conviene derretir los bordes para evitar que queden grietas que puedan crecer al tensar el arco. Aun así, conviene poner un par de vueltas de cinta americana para evitar futuros agrietamientos, pero esperad a meter el tubo de 32 en su lugar antes de poner la cinta americana. Para que todos los tubos queden en su sitio podemos usar una gota de pegamento de contacto, que es un adhesivo flexible. Es conveniente no abusar del pegamento, ya que si necesitamos cambiar alguno de los tubos y están demasiado pegados no podremos. Como el tubo de 20 va por dentro y es más corto, cogemos un destornillador largo o útil similar para dejarlo bien centrado respecto al de 25. Luego ponemos el de 32 por fuera, también centrado, como se ve en el gráfico.

Si prescindís del tubo de 20 interior, conseguiréis unas 20 ó 22 libras. Podéis combinar longitudes para lograr más o menos tensión, pero recordad que no todos los PVC son idénticos, y podéis pasaros de las 30 libras permitidas. El factor que más afecta es la longitud del tramo central de tubo de 32.

CUERDA

El cordel se debe anudar de forma que la lazada sea algo superior al diámetro del tubo de 25, para que este pase sin problemas, y la longitud entre los extremos de las dos lazadas deba ser de 12 cm menos que el arco, es decir, en este caso 138 cm. Una vez hechas las lazadas cortamos el cordel restante y quemamos un poco las puntas, para que no se deshilachen los bordes. Se gastan aproximadamente unos 165 cm de cordel en total.

Con el arco montado marcad el centro de la cuerda. Poned el culatín de la flecha unos 3 ó 4 mm por encima de la marca y marcad encima del culatín. Desmontad la cuerda y haced un nudo, de modo que éste quede de la marca superior hacia arriba de la cuerda (Este nudo, en los arcos comerciales se hace con otro hilo del mismo tipo que la cuerda o con una grapa metálica). Cuando pongáis la flecha en el arco debe estar apoyada en el reposaflechas y con el encoque, o culatín, por debajo del nudo. De este modo si soltáis la cuerda la flecha se mantiene en el arco y, además, os sirve de referencia para que la cuerda empuje a la flecha siempre del mismo modo.

El arco ya es operativo, pero podéis decorarlos para que quede más acorde con la ambientación. Es sólo una sugerencia. No hemos detallado el coste de esta personalización, ya que puede variar mucho. El puño o agarre lo podéis hacer forrando con una vuelta de gomaespuma fina o neopreno la mitad inferior del tubo de 32. La flecha debe moverse por el eje horizontal del arco, y la mano del arco debe coger el mismo justo por debajo de la flecha. De hecho, si no hacéis un reposa flechas, la flecha deslizará por la parte superior de la mano, como aparece en la siguiente foto.

161

Para hacer un reposaflechas, podéis pegar una pieza pequeña de PVC, un recorte de cualquier tubo, con un pegamento fuerte de dos componentes, de modo que quede una base de 1x1cm donde apoyar la flecha. Recordad al posicionarlo que la flecha debe correr por el eje horizontal del arco. Es importante recordar que la flecha se coloca a la izquierda del arco en los arqueros diestro, los que cogen el arco con la mano izquierda, y por la derecha en los arqueros zurdos. Aunque tengáis reposaflechas, es conveniente tirar con el arco algo inclinado, para que la flecha no se separe del arco mientras apuntamos. La punta superior del arco debe inclinarse a la derecha en los arqueros diestros y a la izquierda en los zurdos.

Una vez hecho el agarre y pegado el reposaflechas, podéis forrar todo el tubo de 32 con una tira de polipiel, o de cuero o ante fino si disponéis de él. Para decorar lo que serían las palas de un arco normal, que en nuestro caso es lo que se ve del tubo de 25, podemos usar un "fixo" simulación de madera. No pongáis más de una vuelta, ya que rigidizaríais las palas, aumentando la potencia del arco.

Si interpretas un elfo o un orco, puedes hacer formas con gomaespuma para simular tallas y pegarlas con cola de contacto al arco. Una vez pegadas puedes decorarlas con aerógrafo o con pinceles.

FLECHAS

Las flechas pueden ser de muchos tipos. Uno de los que mejor funcionan es comprar flechas de iniciación en alguna tienda de arquería y añadirles la cabeza de gomaespuma. Cada flecha puede costar de 2,5 a 5 &[I]'..128;, en función de la tienda. Pero si el presupuesto es bajo, es más barato hacerlas tú mismo.

La flecha tiene tres partes que trataremos por separado: el astil, el encoque o culatín y la punta.

Para hacer el astil debéis buscar varilla de madera en algún almacén de bricolaje, pero aseguraros que son lo más rectas posible. Hay un truco para comprobar la rectitud de las varillas. Antes de ir a la zona de madera os pasáis por la de perfiles de aluminio y cogéis un perfil angular, con sección en forma de "L", que luego devolveréis a su estante. Poniendo la varilla apoyada en el interior del perfil y haciéndola girar comprobaréis la rectitud de la misma. El diámetro de la varilla lo debéis elegir en función de la potencia del arco. Yo os recomiendo que las hagáis de un mínimo de 8 mm, ya que así podréis usarlas para arcos de hasta 30 libras sin problemas. Yo suelo usarlas de madera de haya, pero se pueden usar otras maderas.

El formato de compra habitual para las varillas es de un metro de longitud. Se deben cortar con la longitud resultante de sumar a la apertura que tengáis cada uno más 8 cm. Seis centímetros quedarán dentro de la cabeza y dos en la zona donde la cinta americana asegura la cabeza al astil de la flecha.

Para conseguir el encoque, una vez cortado el astil, con una sierra pequeña de mano, le podéis hacer una muesca en uno de los extremos. Debe tener dos milímetros de ancho y como 3 ó 4 de profundidad. Una solución más sencilla es comprar culatines de 5/16 de pulgada (para la varilla de 8 mm) en una tienda de arquería. En Decathlon cuestan 2.37 &[I]'..128; la caja de 12. Para colocarlos, conificáis unos 8 mm del extremo de la varilla con un sacapuntas. Luego pegáis el culatín con cianocrilato o con cola de contacto, transparente o normal. Algunos culatines se rompen de vez en cuando, ya que la flecha rebota después del impacto y el culatín se suele golpear con piedras, árboles y ese tipo de cosas que nos encontramos en el monte.

Para la cabeza de la flecha, necesitaréis un trozo de gomaespuma de 2 cm de ancho de 40x12 cm. En las tiendas de tapizados puedes encontrar cuadrados para las sillas de 40x40. De cada uno salen tres tiras para flechas. De partida, seis flechas son más que suficientes para ir de arquero a un REV.

Además son necesarios unos discos metal de 20 mm de diámetro y 1 mm de espesor, las monedas de 5 céntimos son una buena opción. Ponemos el disco en el extremo del astil y lo fijamos con varias tiras de cinta americana de 2 cm de ancho por los 5 de largo que es el ancho del rollo. Para ello, pegamos el extremo de cada cinta en el disco de metal, una a 90 grados de la anterior, con lo que tendremos una cruz de cinta con el disco en el centro. Ponemos el disco centrado en el extremo de la varilla y pegamos una por una las cintas. Acabamos la fijación cruzando otra tira que tense las otras cuatro. En las siguientes fotos puedes ver claramente este proceso. Es muy importante para que las flechas sean seguras que el disco esté firmemente unido al extremo de la varilla.

120

120

120

Una vez asegurado el disco, colocaremos la varilla sobre el extremo corto de la pieza de gomaespuma, de modo que el disco quede a mitad del lado de 12 cm.

250

Enrollamos la pieza de gomaespuma alrededor de la varilla, sin apretar. Forraremos la gomaespuma con varias vueltas de cinta americana, solapadas entre sí. La vuelta más cercana a la punta de la flecha no debe quedar apretada, dejando al aire los dos centímetros de la punta de la flecha. Así el aire contenido en la gomaespuma puede escapar al impactar y amortigua el golpe. Si forramos entera la cabeza, provocaremos el efecto bofetada. La vuelta más lejana a la punta de la flecha debe estar muy apretada y parte de la cinta debe pegar sobre la varilla. El aspecto de la punta sería como una rosa a medio abrir, de unos 8 cm de diámetro. En la primera foto podemos ver algunas flechas. Las cabezas hechas sobre flechas de iniciación son iguales, pero debemos dar varias vueltas de cinta a la punta de la flecha para hacer una base en la que asiente el disco de metal, antes de fijar el mismo.

Las plumas no son imprescindibles, ya que la cabeza rompe la posibilidad aerodinámica de estabilización que ejercen en las flechas normales. Si de cualquier modo queréis ponerlas, por estética, os aconsejo pluma natural de 4 pulgadas, que podéis comprar en tiendas de arquería a unos 30 céntimos cada pluma. Se pegan con cianocrilato, o con pegamento especial para plumas, que es más caro. La primera pluma debe quedar perpendicular a la ranura para cuerda que tiene el culatín. Cuando pongamos la flecha en el arco, ésta debe quedar hacia fuera del arco, las demás plumas se deben colocar a 120 grados cada una. Vista de punta la flecha es como una estrella de mercedes. Así ninguna pluma rozará en el cuerpo del arco al salir. Las plumas se colocan dejando libre unos 5 ó 6 cm de astil desde el encoque, para poder coger la flecha y colocarla en la cuerda sin interferencias de las plumas, también para permitir una suelta limpia.

Una buena opción es usar plumas naturales de ave, de unos 10 o 15 cm de largo y cortarlas por la mitad. Colocamos tres mitades del mismo modo que indicábamos con las plumas comerciales, pero para fijarlas usamos tiras de cinta americana de 1 cm de ancho, que cojan las tres plumas contra el astil. Colocaremos una tira en cada extremo de las plumas. El efecto visual es mucho más acorde con una ambientación medieval.

Ya tenemos arco y flechas para disfrutar como arqueros en nuestras partidas de REV. Pero, por favor, recordad que aunque estén acolchadas, un tiro a bocajarro en la cara puede doler mucho, así que procurad apuntar al centro del cuerpo del enemigo y, si es posible, por la espalda.

 

 

Siguenos:

Subscríbete en Feedly


Sombra por dentro

Tweets by jchsombra

 


Cita

«Conquistaré Polonia en tres semanas con mi ejército motorizado.»

Hitler