Comandos
 Ayudas
    Afición (53)
    Ambientación (167)
    Reglas (81)
    Equipo (175)
    Sucesos (174)
    Aventuras (114)
    Preg./Resp.
 Productos
 Enlaces
 





Licencia Creative Commons para el texto de la web (quedan excluidas de la licencia CC las ilustraciones)


sábado, 15 de agosto de 2020


 

Un M3 americano, uno de los pocos vehículos de la guerra con dificultades para desenfilar.

DESENFILADA:

pegándose al terreno

No es del todo correcto hablar de las desenfiladas como un tipo de terreno ya que, en realidad, es una maniobra que se hace con los vehículos de combate en lo que se denomina "estar en desenfilada" o, como dicen los anglosajones, "hull-down".

Sin embargo, esta maniobra no sería posible si el terreno no colaborara un poco o, dicho más correctamente, si el terreno no presentara la orografía adecuada.

De forma esquemática podríamos decir que una "desenfilada" mediante la cual un vehículo protege una parte del vehículo (o todo él) detrás de un objeto o de un accidente del terreno que le da cobertura. Ahora bien, estamos hablando de vehículo y de coberturas para vehículos, con lo que cualquier cosa no servirá. Además, la desenfilada es una maniobra defensiva (una maniobra usada por el defensor) con lo que va un poco en contra de la filosofía de ataque de las unidades de carros de combate. El vehículo debe esperar cubierto a que su enemigo se ponga a tiro. Otro detalle a tener en cuenta es que la desenfilada sólo pueden hacerla los vehículos que tengan torreta o que, de alguna forma, lleven el arma por encima del casco del vehículo. Por ejemplo, un M3 estadounidense (el de la foto de arriba) sólo podría hacer desenfiladas con la torreta superior (con una armamento inadecuado), mientras que no tendría ninguna utilidad hacerla con el armamento principal porque para asomarlo por encima de la cresta habría que asomar casi todo el vehículo.

Las desenfiladas más habituales se realizan en las crestas de las colinas. El vehículo se pone detrás de la cresta y asoma sólo la torreta (se considera cobertura plena a efecto de las reglas). En general, la posición impide la visión al jefe del carro con lo que es habitual verlo asomado a la escotilla para, aprovechando el incremento de altura, alcanzar más terreno al otro lado de la cresta. La ventaja de asomar sólo la torreta es evidente porque hace que el carro sea un objetivo más pequeño (más difícil de ver y de acertar). Además, si el terreno lo permite, si tiene una pendiente de suficiente longitud, el carro puede esconderse totalmente mientras cambia de posición o recarga. Un conductor de carro habilidoso puede "desenfilar" el carro diagonalmente con la torreta girada hacia la cresta y cambiar de posición rápidamente con una pequeña maniobra marcha atrás (para salir de la desenfilada), avanzar o retroceder (para cambiar de posición) y volver a asomarse (se considerará que dispara en movimiento excepto que se detenga a apuntar tras cada cambio de posición).

Aunque estrictamente hablando no se puede llamar desenfilada, los vehículo que disparan con fuego indirecto también pueden aprovecharse de este tipo de situaciones. Los semiorugas equipados con morteros, los lanzacohetes o los autopropulsados pueden disparar tras la protección de una cresta protegidos al fuego directo del enemigo.

En estos casos, lo habitual es que el jefe de la batería se coloque en la cresta (normalmente cuerpo a tierra) y dirija las operación de disparo mediante una radio conectada con cable al vehículo más cercano. Él puede dar las órdenes a toda la batería y vigilar la aproximación de los enemigos mientras que sus hombres y sus vehículos están protegidos.

Aunque las desenfiladas, como hemos dicho, son habituales en las crestas de las colinas, otros accidentes geográficos como dunas, grandes formaciones de piedras (lo que se llaman quebradas), cambios de rasante en carreteras, diques (habituales en los Países Bajos) e, incluso, algunas edificaciones robustas, pueden favorecer la existencia de una desenfilada.

Cuando un enemigo te ataca desde una desenfilada, no hay muchas cosas que puedas hacer. Si intentas establecer un duelo artillero contra él, probablemente acabe con tu derrota ya que tú estás al descubierto y él, en cambio, está protegido por el terreno. Tan sólo una gran diferencia entre los vehículos podría justificar este comportamiento (un tanque contra un jeep o algo así). Las soluciones dependerán de la situación, pero ponemos tres como ayuda para los personajes que se vean enfrentados a una situación de éstas:

    - Ponerse a cubierto lo más deprisa posible. Esto, si no se conoce el terreno, puede ser bastante complicado. En la mayoría de los casos se reduce a alejarse a una distancia prudencial.
    - Moverse lo más rápidamente posible para escapar de su arco de cobertura. En general dependerá del terreno, pero en algunas ocasiones, acercarse al enemigo mientras se le dispara será lo más acertado ya que muchos vehículos de la Segunda Guerra mundial tenían limitada su capacidad de disparar hacia abajo. Si quieren hacerlo, deberán asomar el carro y, de esta forma, serán más vulnerables.
    - Las desenfiladas no sirven de nada contra la aviación. Si existe la posibilidad de señalar al enemigo como blanco para algún caza de patrulla por la zona, también será una buena opción.

Evidentemente, este P-40 italiano no ha cogido bien el concepto de desenfilada :)

Independientemente de lo dicho anteriormente, si se descubre un enemigo esperándonos en una desenfilada, pero aún no nos ha disparado o estamos fuera de su alcance, la mejor forma de superar su posición es atacándole por los flancos donde su protección y posición no le servirá de nada.

 

 

Siguenos:

Subscríbete en Feedly


Sombra por dentro

Tweets by jchsombra

 


Cita

«Creo que fue la vanidad de Goering la causa de la fatal decisión de Hitler.»

Coronel Guderian