Comandos
 Ayudas
    Afición (53)
    Ambientación (167)
    Reglas (81)
    Equipo (175)
    Sucesos (174)
    Aventuras (114)
    Preg./Resp.
 Productos
 Enlaces
 





Licencia Creative Commons para el texto de la web (quedan excluidas de la licencia CC las ilustraciones)


viernes, 7 de agosto de 2020


 

Autoretrato de Heartfield

HEARTFIELD, John

1891-1968

Cuando se contemplan los turbulentos años treinta alemanes, es fácil caer en la tentación de creer que el Partido Nacional Socialista alcanzó el poder y después lo moldeó a sus necesidades sin encontrar oposición en la población alemana. Muchas veces este pensamiento esconde un reproche al pueblo alemán por permitir que esos hechos ocurrieran. Sin embargo, la realidad es que la oposición existió; cierto que no fue mucha ni estuvo muy organizada y también es cierto que el gobierno alemán de la época fue muy hábil en su persecución y silenciamiento, tanto que muchos nombres han sido olvidados. John Heartfield fue un afortunado opositor al régimen nazi que escapó antes de la guerra, fotógrafo, pionero de los fotomontajes, dadaista y nuestro personaje de este mes en esta sección.

A los pocos años de su nacimiento en Berlín, el padre de Heartfield, escritor marxista y su madre, activista de un sindicato textil, se vieron obligados a emigrar a Suiza. En aquella época, John aún se llamaba por su nombre alemán: Herzfelde. A los 14 años dejó de estudiar y se puso a trabajar en una librería, dos años después dejó el trabajo y se convirtió en asistente de un pintor (Herman Bouffier), consiguiendo convertirse, dos años después, en estudiante de la Escuela de Artes Aplicadas de Munich. En 1912 trabajó en Mannheim durante un año como diseñador, pero lo dejó para volver a Berlín para estudiar en la escuela de Artes y Oficios de Ernst Neuman. Todos estos años hicieron que Heartfield recibiera una intensa educación artística que luego no desaprovechó a lo largo de su vida.

Uno de los fotomontajes más famosos de Heartfield

Durante los primeros años de la Primera Guerra Mundial, John trabajó en Die Neue Jugend, una publicación crítica con la guerra editada por su hermana. Sin embargo, fue reclutado y enviado al frente en 1917. Allí, en las trincheras, conocería al pintor George Grosz. Este encuentro casual llevaría, más tarde, a Heartfield a integraste dentro una corriente artística e intelectual conocida como Dadaismo, formando, junto a Grosz, Otto Diz, Max Ernst, Kurt Schwitters y su propia hermana Wieland Herzfelde el Grupo Dada de Berlín en 1920.

Acabada la guerra, asqueado de ella y como protesta ante el gobierno alemán, decide cambiar su nombre legalmente por la variante anglosajona. Es decir, convirtió Helmut Herzfelde en John Heartfield. En esos años siguió trabajando en la publicación de su hermana desarrollando una técnica conocida como fotomontaje. De hecho, se considera a Heartfield uno de los padres del fotomontaje. Se afilió en este año al partido comunista alemán. Sin embargo, su asociación más importante fue la fundación, aunque en aquel momento no lo sabían, del Grupo Dada de Berlín. Como dadaistas, a semejanza de los grupos de Munich y de Nueva York, seguían la creencia de que de que debían revisarse los conceptos estéticos y técnicos del arte. Enemigos del cubismo, lo que más caracterizó al grupo de Berlín fue la utilización de la fotografía (y concretamente del fotomontaje) como un medio artístico de expresión y, en muchos casos, como un medio de expresión política. También es importante señalar la participación de la hermana de Heartfield sin cuya publicación muchas de sus obras, posiblemente, no hubieran visto la luz.

Durante toda la República de Weimar y el ascenso del partido nacional socialista, desde 1922 hasta 1938, Heartfield siguió publicando sus obras en diferentes medios y la mayoría de ellas contra el partido nazi y, concretamente, contra Hitler. No sólo en  Die Neue Jugend, sino que llegó a ser editor de Der Knöppel (una revista satírica) y colaborador habitual del A.I.Z, la revista del partido socialista alemán. Si bien, en los primeros años era una crítica política dentro del tumultuoso juego político de la época, cuando Hitler es nombrado Canciller y empieza a acaparar poder, la crítica se vuelve más peligrosa; hacerla, se entiende. En 1933, la SA (la policía del partido nazi) irrumpe en la vivienda de Heartfield, pero el consigue ponerse a salvo y huir a Praga. Desde allí sigue colaborando y trabajando y haciendo visitas clandestinas a Alemania. No hay muchos datos sobre los años pasados bajo el régimen nazi, pero todo parece indicar que no fue una vida sencilla con continuos intentos de capturarle por parte de las autoridades nazis y continuas salvaciones in extremis. Al final, en 1938 y ante las presiones que las autoridades alemanas hacían al gobierno checoslovaco para capturarle, John Heartfield emigra a París y de allí a Londres.

Allí se acaba su época de resistencia dentro de la zona de influencia alemana, pero no dejó de trabajar (y criticar) a los gobernantes de su país, aunque en este caso en publicaciones inglesas: Reynolds News, Picture Post y Penguin Books. Sin embargo, debido a su origen alemán, el gobierno británico decide encerrarle en un campo de prisioneros. Fue liberado rápidamente debido a su delicada salud, pero ese hecho significó el final de la colaboración de Heartfield con la propaganda británica antialemana. Volvería a Alemania en 1950 (tras la separación) y trabajaría diseñando escenarios y carteles para la Asamblea de Berlín Este y el teatro de la ciudad. En 1960 llegaría a ser profesor de la Academia de Artes Alemanas, puesto que mantuvo hasta su muerte ocho años después.

Bertolt Brecht, el poeta, dijo de Heartfield:

"John Heartfield es uno de los más importantes artistas europeos. Trabajó en un campo que él mismo creo: el fotomontaje. A través de esta nueva forma de arte ejerció la crítica social. Constantemente del lado de los trabajadores, desenmascaró a las fuerzas que en la República de Weimar nos condujeron a la guerra."

 

 

Siguenos:

Subscríbete en Feedly


Sombra por dentro

Tweets by jchsombra

 


Cita

«¿Rendirme? ¿Te has creído que esta letra que llevo en la cabeza significa Francia?»

Capitán América