Comandos
 Ayudas
    Afición (53)
    Ambientación (167)
    Reglas (81)
    Equipo (175)
    Sucesos (174)
    Aventuras (114)
    Preg./Resp.
 Productos
 Enlaces
 





Licencia Creative Commons para el texto de la web (quedan excluidas de la licencia CC las ilustraciones)


viernes, 14 de agosto de 2020


 

Introducción

El sistema de medallas y premios japonés era bastante distinto a los sistemas occidentales. En primer lugar, porque las condecoraciones principales no distinguían entre civiles o militares, sino que podían ser entregadas a cualquiera, independientemente de su condición (hecho facilmente explicable por la acusada presencia del ejército en la sociedad civil de la época).

Pero quizá mas destacable sea que casi no había premios exclusivamente al valor, y los pocos existentes solían concederse a título póstumo (no fue hasta 1943 que los generales y almirantes empezaron a nominar soldados aún vivos para recibirlos, y la marina no entregó ninguno que no fuera a título póstumo en toda la guerra). Se hace un poco extraño, si uno no tiene en cuenta la particular filosofía de vida japonesa. En la mayoría de ejércitos, las condecoraciones cumplen dos funciones distintas, según su tipo: las de aptitud, campañas y servicio prolongado informan del historial militar del portador, mientras que las de mérito y valor señalan al portador como individuo que ha realizado unas acciones merecedoras de crédito. Sin embargo, el valor en la consecución de los objetivos del emperador, bajo el punto de vista japonés, no era algo a recompensar, sino un deber ineludible. Partiendo de ahí, el listón para que un hecho valeroso fuera considerado como extraordinario estaba muy alto.

Una diferencia mas sutil está en la intención. La entrega de una condecoración suele buscar dos objetivos: recompensar al que la recibe, elevando su moral, e identificarle como ejemplo a seguir para sus compañeros. Sin embargo, para el japonés medio, la moral era algo supérfluo: el convencimiento de que el Japón prevalecería sobre todas las calamidades, unido a su concepción de la vida y la muerte, hacía innecesario (a juicio del mando) fomentar los hechos valerosos entre la tropa. De modo que en el ejército japonés, prevalecía la intención de distinguir mas que la de reforzar la moral. Prueba de ello era la costumbre ampliamente instaurada de ascender en un rango a los muertos en combate frente al enemigo, dos si habían sobresalido especialmente, como en el caso de los pilotos de aviones kamikaze y otros dispositivos suicidas (esa es una de las razones tras la existencia de tantos rangos de tropa distintos).

Otra diferencia era la existencia de gran cantidad de grados para cada uno de los premios; la mayoría eran condecoraciones que se remontaban al periodo del emperador Taisho, y se entregaba uno u otro grado dependiendo del rango del premiado, no del mérito de la acción. Así, solo un oficial de alto rango podía conseguir una medalla de 1er grado, mientras que los inferiores estaban reservados a las clases de tropa. Es por eso que las modificaciones a la ficha son iguales para todos los grados de cada condecoración; pueden acumularse si se recibe mas de un grado, pero a efectos de personaje no hay diferencia entre recibir, por ejemplo, una orden en su primer grado o en el sexto.

Desgraciadamente, la información existente sobre las medallas empleadas por el ejército japonés es muy incompleta. En parte debido a que material como las listas de condecorados fueron quemados ritualmente durante la rendición para evitar su captura, en parte también por el proceso de desmilitarización forzosa al que los USA sometieron al Japón durante la ocupación tras la guerra. De modo que no podremos ser tan descriptivos como, por ejemplo, con las medallas alemanas o americanas.

A pesar del aparente desdén por las condecoraciones, el hecho de recibir una era un gran aliciente para cualquiera. Siempre se entregaban por orden del Emperador (no solo en su nombre), de modo que recibir una significaba que se había recibido su atención durante unos momentos. De hecho, las condecoraciones de 2o y 1er grado eran concedidas por el emperador en persona. Pero esa "atención" requería mucho tiempo para llevarse a cabo. El proceso de concesión solían tardar meses, o incluso años.

Se pueden ver imágenes de algunas de las clases existentes para cada medalla en la web de Xabier Berdaguer.


Condecoraciones al valor y al mérito

Orden del sol naciente (Kyokujitsu sho)

Forma: Ocho clases distintas. Las dos inferiores presentan un motivo floral, el resto muestra un sol naciente rodeado de rayos plateados. Al igual que en todas las medallas japonesas, la cinta tiene forma triangular.

Fecha de introduccion: 1875

Entregada a: Ciudadanos japoneses o extranjeros aliados que realicen un servicio notable al país. Solo puede ser entregada a hombres.

Calificaciones necesarias: Los distintos grados no guardan relación entre si, aunque lo habitual es irlos recibiendo de forma consecutiva. Se premia una acción meritoria para el bienestar del japón; la clase recibida depende del rango del premiado.

Cantidad concedida: Algo menos de 4 millones en toda su historia.

Presentación y uniformidad:: Se entrega en una caja esmaltada en negro, con el nombre de la condecoración en la tapa. Las cinco clases inferiores son medallas, con cinta blanca con una franja roja estrecha a cada lado. La 3ª clase va al cuello con una cinta. Las clases segunda y primera son en forma de cruz, sin cinta.

Variantes: Ocho clases existentes. No han cambiado en forma y diseño en toda su historia.

Notas: Es una condecoración genérica para premiar el desempeño meritorio por encima de lo exigible. Se le entrega a cualquiera que muestre un desempeño abnegado y eficiente en sus funciones. No es una medalla “de combate”, aunque puede otorgarse como tal, pero siempre por un servicio continuado, no por una sola acción.

Modificaciones a la ficha: Incremento de tipo I a la moral. –1 a la interacción con ciudadanos japoneses.


Orden del Sagrado tesoro (Zuiho sho)

Forma: Ocho clases distintas. Representa los dos tesoros sagrados del Japón (el espejo y las cuentas).

Fecha de introduccion: 1875

Entregada a: Ciudadanos japoneses o extranjeros aliados tras años de servicio meritorio. Desde 1919 podía ser entregada a mujeres.

Calificaciones necesarias: Solo se entrega una vez, generalmente como premio a una larga carrera; la clase recibida depende del rango del premiado.

Presentación y uniformidad:: Se entrega en una caja esmaltada en negro, con el nombre de la condecoración en la tapa. Las cinco clases inferiores son medallas, con cinta azul pálido con una franja naranja estrecha a cada lado. La 3ª clase va al cuello con una cinta. Las clases segunda y primera son en forma de cruz, sin cinta.

Variantes: Ocho clases existentes. No han cambiado en forma y diseño en toda su historia.

Notas: Es una condecoración genérica para premiar toda una carrera de servicio, así que muchas veces se entregaba cuando el premiado estaba ya jubilado, o incluso a título póstumo.

Modificaciones a la ficha: Incremento de tipo 0 a la moral. –1 a la interacción con ciudadanos japoneses.


Orden del Milano Dorado: (kinshi-kun sho)

Forma: Siete clases distintas. Representa un milano dorado, mensajero de los dioses.

Fecha de introduccion: 1875

Entregada a: Ciudadanos japoneses, por actos de valor o liderazgo en campaña. Lógicamente, solo podía ser entregado a militares.

Calificaciones necesarias: Actos de valor sobresaliente y arrojo personal en combate; la clase recibida depende del rango del premiado. Los soldados recibían las clases 7ª a 5ª; los suboficiales, de la 6ª a la 4ª; los oficiales inferiores, de la 5ª a la 3ª; oficiales con mando, de la 4ª a la 2ª; y los generales, de la 3ª a la 1ª clases.

Cantidad concedida: 1.067.492, principalmente en las clases inferiores. Esa cifra incluye 41 de primera clase y 201 de segunda clase.

Presentación y uniformidad:: Se entrega en una caja esmaltada en negro, con el nombre de la condecoración en la tapa. Las cinco clases inferiores son medallas, con cinta en verde claro con una franja blanca estrecha a cada lado. La 3ª clase va al cuello con una cinta. Las clases segunda y primera son en forma de cruz, sin cinta.

Variantes: Siete clases existentes. No han cambiado en forma y diseño en toda su historia.

Notas: La Orden del Milano dorado era al comienzo de la guerra la única condecoración existente puramente militar. Se entregaba por valor o liderazgo sobresalientes en combate, y hasta 1943 todas las concesiones se hicieron a título póstumo, con tres raras excepciones: supervivientes especialmente heroicos de la primera guerra sino-japonesa (1895), de la guerra ruso-japonesa (1904-05), o de la segunda guerra sino-japonesa y el conflicto fronterizo de Nomokan contra la URSS (1940).

Modificaciones a la ficha: Incremento de tipo II a la moral. –3 a la interacción con ciudadanos japoneses.


Orden del servicio distinguido: (Bukocho sho)

Forma: Dos clases, A y B. Ambas eran grandes cruces que representaban un escudo tradicional japones y una alabarda, en plata. Las de clase B tenían los detalles en bronce, mientras que en la clase A eran dorados.

Fecha de introduccion: 7/12/1944.

Entregada a: Ciudadanos japoneses, por actos extremos de valor en combate. Podía concederse a soldados aún vivos.

Calificaciones necesarias: Actos de valor sobresaliente y arrojo personal en combate, en grado superior al requerido por la Orden del milano dorado.

Presentación y uniformidad:: Se entrega en una caja de madera, con el nombre de la condecoración en la tapa.

Variantes: Dos clases, que se entregaban (en contra de lo habitual) dependiendo del valor mostrado.

Notas: A diferencia de la Orden del Milano dorado, que al ser concedida por el Emperador solía tardar años en resolver el papeleo, la Orden al servicio distinguido era concedida por los generales jefes de ejército, con lo que se entregaba de forma mucho mas ágil.

Aunque era propiamente una condecoración del ejército, se sabe de por lo menos una vez fué concedida a marinos, concretamente a pilotos de la marina que participaron en la batalla del mar de Filipinas.

Modificaciones a la ficha: Incremento de tipo II a la moral. –2 a la interacción con ciudadanos japoneses.

 

Las dos condecoraciones de tipo mas militar, la Orden del Milano dorado y la Orden al mérito, fueron abolidas tras la capitulación del Japón.


Condecoraciones por campaña y servicio

La entrega de estas condecoraciones, al ser de tipo mucho mas burocrático y requerir menos comprobaciones, solía ser mucho mas rápida. Al conmemorar hechos concretos, existían en una sola clase, igual para todos los rangos. Se nombran aquí las que pueden estar en manos de un soldado japonés en activo

Guerra contra China 1894-95

Conmemora la campaña contra China y Corea de 1894-95. Se fundieron unas 300.000 piezas, usando bronce procedente de cañones capturados durante el conflicto.

Guerra Boxer 1900

Se entregó a los miembros de la división enviada por el Japón a Pekin para liberar a los extranjeros retenidos en la ciudad.

Guerra ruso-japonesa 1904-05

Entregada a los veteranos del primer conflicto entre Japon y Rusia.

Primera Guerra Mundial y Medalla de la Victoria

Aunque la participación del Japón en la misma fué muy reducida, se entregaron estas medallas a todos los miembros de las fuerzas armadas que entraron en combate, principalmente en las colonias alemanas. También se entregó a los participantes en los desembarcos en Siberia de 1920, contra los bolcheviques y su recién instaurado gobierno revolucionario.

Incidentes Chinos, 1934-35 y 1937-45

Aunque las acciones contra China fueron realmente guerras a gran escala, Japón no llegó nunca a declararlas oficialmente como tales, de forma que ambas campañas militares son conocidas como 'incidentes', incluso entre los historiadores japoneses modernos. La correspondiente al Segundo Incidente Chino fué entregada durante toda la guerra a cualquier militar que pasase mas de 6 meses de servicio en el continente.

Anexión de Corea

Entregada a las fuerzas participantes en la anexión de Corea al imperio en 1910.

Primer censo nacional

Entregada a todos los que participaron en la creación del primer censo nacional, en 1920.

Rehabilitación de la capital

Entregada a los participantes en las tareas de reconstrucción de Tokio tras el terrible terremoto de 1923.

Censo nacional de Corea

Entregado a los oficiales y funcionarios participantes en el primer censo nacional coreano, en 1930 (la mayorí eran nativos coreanos).

2600 Aniversario de la nación

Se entregó a todos los militares y funcionarios en activo el añ 2600 del calendario imperial (1940 en el calendario occidental).

Medalla del ascenso al trono (Taisho y Showa)

Fueron entregadas con motivo del ascenso al trono de los emperadores Taisho y Showa, en los años 1915 y 1928. Se entregó a los participantes en los banquetes, y a todo aquel que hubiera colaborado en los actos conmemorativos.

 

 

Siguenos:

Subscríbete en Feedly


Sombra por dentro

Tweets by jchsombra

 


Cita

«Si me autorizan reparto todo este oro entre los hijos de puta que han peleado junto a mí pues de verdad se lo merecen.»

General Bradley