Comandos
 Ayudas
    Afición (53)
    Ambientación (167)
    Reglas (81)
    Equipo (175)
    Sucesos (174)
    Aventuras (114)
    Preg./Resp.
 Productos
 Enlaces
 





Licencia Creative Commons para el texto de la web (quedan excluidas de la licencia CC las ilustraciones)


sábado, 15 de agosto de 2020


 

Soldados de la Primera Guerra Mundial en una trinchera.

LAS TRINCHERAS:

agujeros vitales

Cuando hablamos de trincheras, nuestra imaginación tiende a evocar las imágenes de la Primera Guerra Mundial con aquellas largas y enormes zanjas acondicionas con entibados de madera y supurando barro por todas sus rendijas. En la Segunda Guerra Mundial, muy poca gente tuvo tiempo de llegar a establecer una posición tan estática y las trincheras se convirtieron en algo esporádico, de fabricación rápida, pensadas para defender una posición hasta que llegaran refuerzos o hasta que llegara la orden de seguir avanzando. El presente artículo investiga un poco en las formas de dichas trincheras.

La Segunda Guerra Mundial fue una guerra de movimiento protagonizada por los vehículos a motor, pero la infantería tomó parte en muchas acciones. Eso significó que avanzaban o retrocedían siguiendo la dirección de la ofensiva hasta que encontraban un lugar apropiado donde atrincherarse. Entonces cavaban rápidamente, para protegerse de la artillería enemiga o de un contraataque, en solitario o en parejas. Allí pasaban la noche o un corto periodo de tiempo hasta que reiniciaban el avance o la retirada. Nadie se ha molestado en calcular los metros cúbicos de tierra removida durante la Segunda Guerra Mundial, pero, sin duda, sería una cifra impresionante (sobre todo teniendo en cuenta que la mayor parte se hizo a mano con herramientas poco adecuadas: palas reducidas o los cascos). Hemos dividido las trincheras en cuatro tipos básicos. Sabemos que es una simplificación muy genérica de todos los tipos posible, sobre todo porque habría tantos tipos como cavadores, pero esperamos que esta simplificación pueda ayudarte para recrear este hecho en tus partidas. Los tiempos indicados para su construcción son orientativos y las circunstancias pueden ampliarlos o reducirlos. Naturalmente, no se exige que el trabajo sea continuo, un personaje puede dejar el trabajo a medias, acabar con unos enemigos que se acercan o sobrevivir a una oleada de morteros y continuar luego.

TRINCHERA ABIERTA

Es la más rápida de fabricar y, probablemente, la más numerosa debido a esto; sin embargo, no es una buena posición defensiva sino algo precipitado y provisional. En general consiste en un pequeño agujero de escasa profundidad delante del cual se amontona toda la tierra removida. Entre la tierra levantada y la cavada pueden cubrir fácilmente hasta a un hombre de rodillas, pero por los laterales y la parte posterior está más descubierta.

Para cavar una trinchera de este estilo se puede tardar entre 5 y 10 minutos dependiendo de la dureza del suelo y de la presencia de vegetación (raíces y demás). A efectos de juego, si el jugador está asomado, ofrece cobertura plena por la parte delantera y ninguna cobertura por los laterales. Si, por el contrario, el jugador está en en fondo agachado, no se le podrá alcanzar por el frente y tendrá cobertura plena por los laterales y la parte posterior. Las tiradas de moral de los bombardeos de artillería estarán bonificadas en un grado de dificultad.

TRINCHERA CERRADA

Algo más elaborada que la anterior, el soldado tiene tiempo de cavar más hondo y preparar todo el perímetro de la misma. En el fondo se suele colocar paja o algunas ramas de árboles para aislar al soldado de la humedad de la tierra o del agua acumulada por la lluvia. Pueden ser para una o dos personas, pero es muy raro hacerlas más grandes porque son incómodas cuando mucha gente. El soldado puede sentarse en el fondo si dobla las rodillas y se hace una pelota, pero no hay sitio para dormir tumbado. A diferencia de las anteriores, son muy vulnerables a los desprendimientos y un tanque pasando cerca o un intenso bombardeo puede hacer que las paredes se desmoronen sobre el soldado provocándoles, en casi todos los casos, la muerte por aplastamiento. A pesar de esto, los soldados las preferían a las abiertas porque protegía en todas direcciones.

Para cavar una trinchera de estas características se debe invertir veinte o más minutos. Si el personaje está asomado, la trinchera le ofrece cobertura plena desde cualquier dirección; si está agachado en el fondo será imposible alcanzarle (excepto desde el borde mismo de la trinchera) o por un disparo de artillería que impactará exactamente en la posición (justo encima del agujero). A efectos de moral bajo bombardeo intenso, una trinchera de estas características ofrece una bonificación de dos grados de dificultad a la tirada.

POZO DE TIRADOR

Es un refinamiento del anterior. Los montones de tierra acumulados alrededor de las trincheras abiertas y cerradas pueden convertirse en carteles luminosos para los enemigos; sobre todo si alrededor hay un terreno donde destaque (como nieve, hierba o así). El pozo de tirador lo que pretende es camuflarse con los alrededores. Es un poco más profundo que la trinchera cerrada, pero a diferencia de esta no tiene tierra a su alrededor con lo que la altura real es similar en ambas. El cavador dedica más tiempo al acondicionamiento del agujero y, en la mayoría de los casos, los pozos de tirador son trincheras cerradas evolucionadas porque la posición se ha mantenido más de lo previsto. Además de desperdigar la tierra por los alrededores, si el terreno lo permite, el soldado prepara un trampilla con ramas para cubrir el agujero y colocar sobre ella elementos de camuflaje, sin olvidar dejar un agujero para asomar el rifle y la cabeza.

Cavar una trinchera de estas características puede llevar unos 30 minutos, pero, además, requerirá una tirada de camuflar para los toques finales. El resultado de la tirada afectará a las tiradas de descubrir. La cobertura de un pozo de tirador es similar a la de la trinchera cerrada a todos los efectos. la verdadera dificultad para los enemigos está en descubrirla. Ten en cuenta los resultados de la tirada de camuflar para modificar convenientemente las tiradas de descubrir de sus enemigos. Un personaje en un pozo de tirador no necesitará realizar tiradas de moral en caso de bombardeo intenso si permanece en su interior agachado.

GUARIDA DE LOBO Al igual que en el caso anterior, la boca de lobo es un refinamiento de la anterior y sólo tiene lugar en terrenos muy duros (o congelados) que lo permitan. En la guarida de lobo, el soldado tiene tiempo suficiente para, en el fondo del agujero cavar un hueco interior hacia la retaguardia dejando la parte delantera con más o menos pendiente. Esta excavación es interior, es decir, exceptuando el agujero de entrada (por el que dispara), el resto de la trinchera está cubierto por el propio terreno. Como hemos señalado, esto sólo se puede hacer en situaciones muy específicas, como temperaturas bajo cero extremas (frente ruso en invierno o durante la campaña de las Árdenas de 1944) o en terreno montañosos bajo piedras. Hay que tener cierto valor para confiar que el terreno sobre nuestras cabezas resistirá, para ayudar a ese valor, es habitual que las guaridas de lobo estuvieran apuntaladas con troncos y completamente entibadas. La parte superior se cubría igual que los pozos de tirador.

Cavar una trinchera de este estilo requerirá una hora o más y si se la refuerza con puntales y entibado, la preparación puede llevar dos o más horas de duro trabajo. Excepto que el personaje se asome, es invulnerable a cualquier disparo o explosión de artillería (aunque caigan directamente sobre la entrada de la trinchera), aunque son muy vulnerables ante granadas arrojadas en su interior ya que el espacio reducido duplica los efectos de la explosión. No serán necesarias tiradas de moral ante bombardeos intenso de artillería.

 

 

Siguenos:

Subscríbete en Feedly


Sombra por dentro

Tweets by jchsombra

 


Cita

«Pastoreamos ovejas, conducimos ganado, lideramos hombres. Lidérame, sígueme o apártate de mi camino.»

General Patton