Comandos
 Ayudas
    Afición (53)
    Ambientación (167)
    Reglas (81)
    Equipo (175)
    Sucesos (174)
    Aventuras (114)
    Preg./Resp.
 Productos
 Enlaces
 





Licencia Creative Commons para el texto de la web (quedan excluidas de la licencia CC las ilustraciones)


viernes, 7 de agosto de 2020


 

Introduccion a las medallas

Lucid vuestras medallas con la satisfacción que da el deber cumplido…

Con este artículo que estás leyendo, empezamos una série sobre condecoraciones de distintos paises en el entorno de Comandos de Guerra. Trataremos un poco de su historia, las razones que llevan a ganarlas, y de qué forma pueden emplearse en partidas. El tema es muy extenso, y no solo por la cantidad de paises en conflicto. La Alemania del IIIer Reich empleó tantas medallas e insignias como varios de los paises aliados juntos. Si encima le sumamos las que estaban en manos de veteranos de la Ia G.M., es facil darse cuenta de que, desgraciadamente, es imposible ser exhaustivo.

Los artículos iniciales tratarán principalmente del sistema de condecoraciones alemán. Para no cargar mucho la paciencia, se irán intercalando con artículos sobre condecoraciones de otros paises. Cuando se acumule suficiente material, habrá también tablas resumidas de los criterios de concesión para simplificar el trabajo del director de juego que quiera emplear todo este material para algo útil. Este primer artículo me temo que será especialmente largo, ya que hay que presentar el nuevo sistema de reglas y plantear las primeras condecoraciones. Los próximos serán mas manejables.

Vamos a ello. Pero antes de entrar en materia, no tengo mas remedio que ponerme pedante y explicar la terminología que emplearé, para que no haya confusiones. Si quereis la chica, saltaos lo que queda de este punto, pero luego no me vengais con reclamaciones...

Las condecoraciones y premios pueden clasificarse por su forma externa. Se llama medallas (además de en su sentido genérico) a todas aquellas condecoraciones hechas en metal o combinación de metales, diseñadas para llevarse colgando de una tira de tela (o cinta) corta, prendida del uniforme. Algunas (normalmente las de mayor categoría) se pueden llevar colgadas del cuello mediante una cinta en forma de collar. Otras condecoraciones, diseñadas para llevarse prendidas de la ropa, sin cinta, reciben tradicionalmente el nombre de cruces, aunque esa no tiene porqué ser su forma real, ni todas las condecoraciones en forma de cruz tienen porqué llevarse sin cinta.

Las medallas pueden llevarse o bien en su forma original (completas), o bien en forma de barra, un pequeño rectángulo hecho con la misma tela que la cinta (algunas cruces de menor categoría tienen una barra equivalente por si se desea usar esta forma simplificada). Cuando se lleva mas de una, se unen unas con otras por sus extremos, formando una sola barra contínua, normalmente en el lado izquierdo del pecho. El uso de una u otra forma (completa o en barra) depende de la reglamentación en uniformidad del ejército correspondiente, y en última instancia, de la decisión del portador (es sorprendente la cantidad de infracciones en uniformidad que aparecen en temas como este). Normalmente se llevan las barras en el uniforme de diario, y la medalla completa en el de gala.

Cuando una condecoración se concede como ampliación de otra ya otorgada, puede representarse de otras formas. Las mas comunes suelen ser mediante barras metálicas que se añaden a la cinta de la medalla, o pequeños broches con distintas formas que se enganchan encima de la barra de tela correspondiente.

Un tipo especial de condecoración es la Orden: se trata de una medalla o cruz que, al ser concedida, introduce automáticamente a su portador en una orden militar, una asociación exclusiva formada por otros poseedores de la misma condecoración. Dicha asociación podía tener una forma exclusivamente nominal (un listado de condecorados), o podía ser una asociación plenamente funcional, con derechos, deberes, reuniones, y cargos dentro de la misma. En Alemania, normalmente tomaron la forma simplificada, pero en otros paises como Gran Bretaña, las órdenes tenían un papel muy destacado en la vida social (aunque fuese solo dentro del círculo del ejército).

Aparte de posibles incrementos en la paga, que dependían de las ordenanzas del ejército, las condecoraciones con un diminutivo otorgaban el derecho a añadirlo detrás de la firma, en cualquier documento, o incluso a mencionarlo al presentarse (aunque se solía considerar como un gesto bastante presuntuoso). El personal militar anotaba todas las condecoraciones recibidas en su historial. Para los miembros de la Wehrmatch, eso significaba tanto el Soldbuch (libro de paga) como el Wehrpass (historial militar).


Uso de condecoraciones en una partida

Me encanta ver a todos esos oficiales chocando los talones y besándote el culo en cuando ven esa medallita tuya.

Hay dos aspectos básicos en los que una condecoración puede influir en una partida: desde el punto de vista del trasfondo, y desde el de la mecánica del juego.

Hay situaciones en las que la descripción de las condecoraciones de un personaje puede resultar interesante. En el caso de personajes principales, representan un gancho hacia el pasado, y en cierto modo, su carácter: ¿Cómo las ganó? ¿Cuando? ¿Las exhibe con orgullo, o se comporta como si no las tuviera? En el caso de personajes secundarios, puede añadir nuevas dimensiones y posibilidades en la partida.

Por ejemplo, supongamos que estamos en 1944, un mes después de la invasión de Normandía, y los jugadores (rangers de los USA en misión de patrulla tras las líneas enemigas) han capturado a un alemán. Parece ser un suboficial, relativamente joven, de entre 24 y 26 años. Lleva una medalla en el cuello, una tira con tres barras, una cruz en el bolsillo izquierdo de la guerrera y dos distintivos justo debajo.¿Quién es? ¿A que tipo de unidad puede pertenecer? Según esta descripción, podrían darse (entre muchos otros) dos casos bastante extremos.

Podría ser que el prisionero tuviese una cruz de caballero al mérito de guerra en el cuello, una cruz al mérito de guerra de 1ª clase en el bolsillo izquierdo, y debajo un distintivo por heridas, y el distintivo de lucha antipartisana. Las tres barras podrían ser la cruz al mérito de guerra de 2ª clase, la medalla de la campaña en el este, y la medalla de ocupación de Francia. Eso convertiría a nuestro prisionero en un individuo valiente, sin duda, pero sin mucho frente en su hoja de servicios, aunque bastante tiempo en filas. Posiblemente perteneciente a una unidad de segunda línea, dedicada a tareas de seguridad interna.

O por el contrario, podría ser que las cintas fueran la cruz al mérito de guerra de 2ª clase, la medalla de la ocupación de francia y una cruz de hierro de 2ª clase. La cruz del bolsillo izquierdo, una cruz de hierro de 1ª clase. La del cuello, una cruz de caballero de la cruz de hierro, y los dos distintivos, el de asalto de infantería de bronce, y el de asalto general. Con toda esa experiencia de combate y medallas al valor, el prisionero es un adversario mucho mas formidable, y seguramente la unidad a la que pertenece, también. Hay que ver lo que puede revelar una tirada exitosa de burocracia…

La vertiente mas mecánica también está llena de posibilidades. Ya que la entrega de una condecoración implica que el receptor ha realizado algún tipo de acción extraordinaria, es lógico suponer que solo los individuos más especiales serán capaces de recibir los mayores premios. De modo que estar en posesión de determinadas condecoraciones puede implicar cierto carácter o aptitudes especiales en el individuo. Además, la posesión de algunas condecoraciones hace que su portador sea admirado (o temido) por determinados grupos sociales y ,por tanto, influirá en sus reacciones.

Para ayudar a representarlo en términos de juego, las condecoraciones pueden modificar la ficha del personaje. Este uso, evidentemente, es opcional. Se puede ver también como una forma de aplicar la experiencia a los personajes (secundarios o no).

La influencia más evidente es en la moral. Si se opta por esta opción, todas las condecoraciones causan un incremento de moral de tipo 0 al premiado mientras no se indique lo contrario (Pág. 142 del manual de Comandos de guerra). Las más prestigiosas provocarán incrementos mayores. En esos casos, los compañeros de unidad del premiado tendrán un incremento de moral de 1 tipo inferior al del premiado. Por ejemplo, si un personaje consigue la cruz de caballero de la cruz de hierro (inc. de moral I), sus compañeros de unidad tienen un incremento de moral de tipo 0. Estos incrementos de moral son adicionales a los establecidos en el manual, y se resuelven de forma consecutiva.

Otro ámbito de influencia está en la forma en que otros personajes ven al portador. Algunas condecoraciones pueden resultar prestigiosas en determinados ambientes; otras, por el contrario, pueden resultar muy peligrosas en según que circunstancias. Ese tipo de condecoraciones causarán modificadores en la interacción social con determinados grupos de personajes. En cualquier caso, para que se dé este efecto, la condecoración tiene que ser visible (o conocerse su posesión), y además debe ser reconocida por el observador (el DJ puede realizar una prueba de burocracia, o asumir un resultado según prefiera). Como norma general, se gana un +1 en las interacciones con militares o civiles aliados por cada 5 condecoraciones visibles (independientemente del efecto de cada una de ellas). Las medallas infunden un cierto respeto primario en la gente, y cuantas más, mayor es, aunque la cantidad puede ser distinta para cada país. En ejércitos donde la entrega de medallas es muy liberal, la gente necesita muchas mas para impresionarse.

Ese “modificador social” afecta también a la capacidad de mando, pero de forma especial: los modificadores, independientemente de su signo, solo se aplican al dar órdenes, nunca al recibirlas. Aunque para modificadores altos (muchas condecoraciones, o muy prestigiosas), la mayoría de los oficiales superiores tratarán al condecorado con mas respeto que a sus camaradas, eso se deja a discreción del DJ. En las fichas de cada condecoración estos valores se representan con un número (positivo o negativo) junto con el nombre del grupo social al que se aplica, entre paréntesis.

Por ejemplo, un individuo con la cruz de hierro de 2ª y 1ª clase, la cruz de caballero de la cruz de hierro, y dos condecoraciones mas, tendrá un modificador de -3 en sus interacciones con militares y civiles del Eje (-1 por la EK1, -1 por la RK, y -1 por 5 condecoraciones).

Además, algunas insignias modifican características concretas de la ficha. Por ejemplo, la insignia paracaidista califica a su portador como paracaidista entrenado, de modo que otorga un modificador a la habilidad de “paracaidismo”.

En resumen, las nuevas reglas para el uso de medallas son las siguientes:

    · Incremento de moral según el modelo.
    · Modificador social según el modelo y la cantidad.
    · Modificadores varios según el modelo.


La Cruz de hierro

Posiblemente la medalla alemana más famosa y conocida de la IIª Guerra Mundial, en cualquiera de sus variantes, así como uno de los premios militares mas visualmente potentes de la guerra. Fue instituida por primera vez por el rey de Prusia, Friedrich Wilheilm III, como condecoración al valor durante la Guerra de Liberación contra Napoleón Bonaparte. Se reinstituyó en 1870 con motivo de la guerra franco-prusiana, y nuevamente en 1914 durante la Iª Guerra Mundial. Fué diseñada desde el principio para ser una condecoración a valor en combate, por lo que solo se aprobaba su activación y concesión en tiempos de guerra. Por aquel entonces, las posibles recompensas al valor unificadas en el ejército imperial eran cuatro: la cruz de hierro en sus dos posibles clases (2ª y 1ª), la Orden Pour le Merite (sola o con hojas de roble), y la Gran Cruz de la Cruz de Hierro. De ellas, las dos últimas solo podían ser concedidas a oficiales, y la Gran Cruz, tan solo a generales (solo se concedieron 5 en toda la Iª G.M.: al Kaiser Wilhelm II, al Generalfeldmarschall Paul Ludwig von Hindenburg, al General der Infanterie Erich Ludendorf, al Generalfeldmarschall Prinz Maximillian Joseph Maris Arnuf, y al Generalfeldmarschall August von Mackensen)

Cuando decidió reinstaurar las condecoraciones al valor, Hitler quería recuperar el gran poder evocador de la cruz de hierro (él mismo era poseedor de dos, las de 2ª y 1ª clase, ganadas en la Iª G.M.), pero se encontró con varios problemas prácticos. El más importante para él era el elitismo: le desagradaba sobremanera que algunos premios al valor solo pudieran ser conseguidos por oficiales o generales. Además, le dolía especialmente que el mayor premio al valor de la nueva Alemania fuera una medalla de nombre francófono. Así que eliminó la Orden Pour le Merite, y la sustituyó por una nueva clase de la cruz de hierro, la cruz de caballero, ordenando que cualquier rango pudiera optar a la misma si demostraba ser merecedor de ella.

En 1939, al inicio del nuevo conflicto, creó inicialmente cuatro clases: 2ª clase, 1ª clase, la cruz de caballero y la gran cruz. Durante la guerra se añadirían otras cuatro clases: la cruz de caballero con hojas de roble, con hojas de roble y espadas, con hojas de roble, espadas y diamantes, y con hojas de roble de oro, espadas y diamantes.

Otro problema era un tecnicismo legal: la cruz de hierro premiaba el valor y coraje en batalla frente al enemigo, o bien el liderazgo sobresaliente, siguiendo una escala; para conseguir una clase, se necesitaba poseer previamente la anterior (es decir, no podía conseguirse la misma condecoración dos veces). Los veteranos que ya poseían una cruz de 2ª o 1ª clase de la Iª G.M. se encontraron con que tenían que volver a empezar el ciclo, al ser condecoraciones de países distintos (las condecoraciones imperiales eran prusianas, mientras que las del III Reich eran alemanas). Para evitar confusiones en el uniforme (ambas condecoraciones tenían la misma forma) se crearon broches sustitutivos, que les eran entregados a los veteranos tan pronto como volvían a hacerse merecedores de ellos. De modo que, en lugar de lucirla dos veces, llevaban en su uniforme, una vez se hacían merecedores de ello, la medalla imperial junto con el broche equivalente alemán.

La cruz de hierro se entregaba a miembros de la Wehrmacht, pero también a otras fuerzas uniformadas del Reich, como la policía, bomberos, ferroviarios y juventudes hitlerianas. Tradicionalmente había existido también una versión civil de la cruz de hierro, con los colores de la cinta invertidos. Esa versión no se reinstauró en 1939; su lugar fue ocupado por la cruz al mérito de guerra en todas sus clases, pero esta conservó los colores invertidos de la cruz de hierro, como marcaba la tradición.

La cruz de caballero, por sus difíciles requisitos, se entregaba muy raramente, por lo que era muy apreciada. La concesión de una cruz de caballero en cualquiera de sus clases era invariablemente publicitada por el ministerio de propaganda, con anuncios en los principales periódicos, y filmaciones de la concesión en los noticiarios y partes de guerra. Además los fotógrafos Hoffman y Willich imprimían postales con fotografías de estudio de los condecorados, que eran muy buscadas y coleccionadas en Alemania en aquella época. La concesión de las hojas de roble y hojas de roble con espadas era aún mas fastuosa, e implicaba una mejora casi inmediata de la posición social del que las recibía, por humilde que fuera su origen.

Como se ha comentado ya, la cruz de hierro, en cualquiera de sus variantes, era acumulativa: para optar a una clase, había que poseer la anterior. A diferencia de la mayoría de las condecoraciones al valor en uso en otras naciones durante la época, no se premiaba tanto acciones valerosas individuales como una trayectoria continuada; lo que valoraba cada clase era la repetición continuada de actos heroicos, no lo impresionante de los mismos. Por supuesto, cada clase podía ganarse con un único hecho extraordinario, pero era más habitual que se concediera por una repetición cada vez mayor de actos como el que consiguió la clase anterior. Esta era una característica que apartaba los premios al valor alemanes de lo que era la norma habitual en el resto de ejércitos del mundo.

Por ejemplo, para conseguir la cruz de hierro de 2ª clase (EK2), bastaba con una acción meritoria que cumpliera con los requisitos establecidos. Pero para conseguir la cruz de hierro de 1ª clase (EK1), había que estar propuesto para la misma entre 3 y 4 veces, para las cuales no contaba la vez en la que se consiguió la clase anterior. Lo que se premiaba, por tanto, era una demostración continua de hechos valerosos, no una acción individual. Por eso casi nunca se especificaba la acción en la que se ganaba la medalla: en realidad, casi siempre había varias (excepto para la EK2). Y lo mismo valía tanto para la cruz de caballero (RK) como para sus clases posteriores.

Veámoslo con un ejemplo práctico. Supongamos a cuatro camaradas: Karl, Hans, Wilfred y Gunther, sirviendo en una misma unidad. En su primera acción de combate, Karl realiza una acción valerosa, por la que recibe la EK2. En otra acción posterior, Karl y Hans reciben menciones al valor; Hans se gana con ello la EK2; Karl, como ya la tiene, añade la mención a su historial, pero no recibe ningún premio.

Un tiempo mas tarde, Karl, Hans y Wilfred reciben mas menciones al valor en una misma acción. Ahora los tres tienen la EK2; Wilfred ha realizado una acción muy meritoria que le vale la EK1; Karl, sin embargo, recibe la recomendación pero aún no consigue con ello la EK1 (tiene la EK2 y solo 2 nominaciones).

En una misión posterior, los cuatro amigos reciben menciones al valor o al mérito. Karl posiblemente se gane la EK1, al tener ya la EK2 y tres menciones posteriores (aunque puede tener que esperar a la cuarta, depende del criterio de su jefe de división); Hans ya tiene la EK2, la EK1, y su primera mención para la RK (aún le faltan entre 4 y 6 mas para conseguirla); Wilfred tendrá la EK2 y su primera mención hacia la EK1, y Gunther recibirá su EK2.

Veamos ahora las dos clases de la cruz de hierro.

Cruz de hierro de 2ª clase (EK2)

Nombre completo: Cruz de hierro de 2ª clase y broche para la cruz de hierro de 2ª clase de 1914 (“Eisernes Kreuz 2.Klasse u. 1939 Spange Zum 1914 Eisernes Kreuz 2.Klasse”)

Spange Zum 1914 Eisernes Kreuz 2.Klasse

Forma: Idéntica a su predecesora, cruz gótica negra (44 mm x 44 mm) con ribete plateado. Pero en el centro, en lugar de las iniciales, corona, y hojas de roble de la versión imperial, llevaba una esvástica. En la parte superior tenía una anilla por la que pasaba la cinta. Se fabricaban con un núcleo de hierro (cobre o bronce para la Kriegsmarine, para evitar la corrosión), con aleaciones blancas en los bordes (latón plateado para esta clase).

Eisernes Kreuz 2.Klasse

Fecha de introducción: 1/9/1939

Entregada a: hombres y mujeres de cualquier rango, en cualquier rama de la Wehrmacht, Waffen-SS, u organizaciones uniformadas auxiliares, así como unidades de voluntarios extranjeros y miembros de ejércitos aliados.

Calificaciones necesarias: Un acto de sobresaliente valor en combate, o acciones por encima y más allá de lo que marca el deber, o demostrar extraordinarias dotes de mando y liderazgo en combate frente al enemigo. Aunque su concesión se hacía en nombre del Führer, normalmente esa tarea era delegada en los comandantes divisionarios o equivalentes. Se sabe por ejemplo que fueron fabricadas y concedidas por los comandantes de los buques corsarios alemanes en alta mar.

Cantidad concedida: mas de 3.000.000.

Presentación y uniformidad: La medalla se presentaba en un sobre de papel azul con el nombre de la condecoración impreso en letras góticas, o bien en una caja forrada de piel artificial, en el caso de compras particulares y concesiones a altos rangos. Se acompañaba la medalla de un certificado, igual para la 1ª y 2ª clase. En dicho certificado, escrito con letras góticas o normales, se consignaba el nombre del premiado, arma, rango, unidad, y clase concedida, junto con las firmas y sellos correspondientes. Muy raramente, se anotaba al dorso las razones de la concesión, con mas firmas y sellos.

Durante la ceremonia se prendía la cinta en el segundo botón de la guerrera, dejando la medalla colgando, pero esa forma se usaba muy ocasionalmente, en actos oficiales y fotos de estudio. Normalmente se llevaba solo la cinta, bien en forma de barra, bien prendida en diagonal del segundo botón de la chaqueta, al estilo prusiano. La cruz propiamente dicha se solía guardar en casa.

Variantes: el broche equivalente (“Spange”) se entregaba a todos aquellos que, haciéndose merecedores de la condecoración, ya estuvieran en posesión de su versión de 1914. En ese caso, se llevaba fijado en la cinta de la condecoración ya concedida, bien en barra, bien en el ojal. Nótese que la cinta en la versión imperial tenía franjas distintas (blancas y negras).

Notas: Los soldados recibian la EK2 por acciones en las que destacasen. Por ejemplo, el jefe de pelotón SS Obersturmführer Eric Brorup de la 5ª división Panzer SS fue condecorado el 1/12/1942 por su liderazgo de un reconocimiento en un bosque del frente del este, durante el que se desató un tiroteo. Su pelotón causó bajas enemigas y volvió con seis prisioneros, dos de ellos suboficiales.

39 mujeres recibieron la EK2. La persona mas joven en recibirla fue el Jungvolk-Zugführer Alfred Zeck, de 12 años, en marzo de 1945, por rescatar a doce soldados alemanes heridos, bajo un intenso fuego artillero. En algunos casos, a unidades enteras les fue concedida la EK2 en masa, como por ejemplo a la tripulación del U-29 el 18/9/1939, por su hundimiento del portaaviones británico HMS Courageous, de 22.500 toneladas.

Se sabe de dos judíos que servían en el ejército de Finlandia (Mayor médico Leo Skurnik y Capitán Salomon Klass), a los que les fue entregada, pero rehusaron aceptarla.


Cruz de hierro de 1ª clase (EK1)

Nombre completo: Cruz de hierro de 1ª clase y broche para la cruz de hierro de 1ª clase de 1914 (“Eisernes Kreuz 1.Klasse u. 1939 Spange Zum 1914 Eisernes Kreuz 1.Klasse”)

Forma: idéntica a la anterior (incluyendo dimensiones), pero sin anilla ni cinta; en su lugar, llevaba un alfiler detrás para prenderla directamente del uniforme, o bien un cierre de tornillo.

103

Fecha de introduccion: 1/9/1939

Entregada a: hombres y mujeres de cualquier rango, en cualquier rama de la Wehrmatch, Waffen-SS, u organizaciones uniformadas auxiliares, así como unidades de voluntarios extranjeros y miembros de ejércitos aliados.

Calificaciones necesarias: Como era tradicional se requería la concesión previa de la EK2 o su broche. Además, de 3 a 4 acciones de sobresaliente valor en combate, o acciones por encima y mas allá de lo que marca el deber, o demostrar extraordinarias dotes de mando y liderazgo en combate frente al enemigo. Para este total no computaban las acciones que le hubieran valido al premiado la concesión anterior.

Además, la Kriegsmarine otorgaba esta condecoración a los comandantes de submarinos que hundieran mas de 50.000 toneladas. La Luftwaffe concedía la EK1 a los pilotos que consiguieran cinco puntos o mas; se obtenía 1 punto con el derribo de un avion monomotor, 2 puntos por un bimotor, y 3 por un cuatrimotor. Los derribos nocturnos tenían un multiplicador x2.

Cantidad concedida: entre 300.000 y 575.000

Presentación y uniformidad: Se presentaba siempre en caja forrada de piel sintética, con el mismo tipo de certificado que el modelo anterior. Se llevaba centrada en el bolsillo izquierdo de la guerrera. Tenía preferencia de ubicación respecto a cualquier otra condecoración, exceptuando las que tuvieran diamantes.

79

Variantes: el broche equivalente (“Spange”) se entregaba a todos aquellos que, haciéndose merecedores de la condecoración, ya estuvieran en posesión de su versión de 1914. Era igual a la versión de 2ª clase, pero con las alas un poco mas largas. Se llevaba fijado en el uniforme, encima de la cruz de 1914.

También existía una versión en tela, que se cosía directamente a la guerrera del uniforme, pero no era muy frecuente. Se usaba principalmente en entornos en los que la cruz metálica original pudiera suponer un impedimento (como en espacios cerrados, entre tripulaciones de carros y submarinos).

Notas: 2 mujeres recibieron la EK1: la famosa piloto de pruebas Flugkapitaen Hanna Reitsch, y la hermana de la Cruz Roja Else Grossmann, ambas por su valor individual.

Modificaciones a la ficha: -1 (tropas y civiles del Eje).

Eso es todo de momento. El proximo mes seguiremos con las distintas clases de la cruz de caballero de la cruz de hierro, las reglas generales de uniformidad de condecoraciones en el IIIer Reich, y un ejemplo que seguro que llamará la atención: las medallas y condecoraciones de Erwin Rommel (junto con sus modificadores a la ficha de personaje).

 

 

Siguenos:

Subscríbete en Feedly


Sombra por dentro

Tweets by jchsombra

 


Cita

«Nuestros enemigos son insignificantes gusanos.»

Hitler