Rol Negro – Exposición arqueológica de Cunia

Este mes, se inaugura la primera exposición arqueológico con sede fija en la ciudad de Cunia. Su Director y fundador, Don Hernán Díaz, está ilusionado con el proyecto y en declaraciones a la prensa ha comentado su deseo por ampliar la exposición y convertirla en un museo de renombre en la provincia.

El Director

Don Hernán Díaz es un historiador y arqueólogo entrado en años. Asegura que desciende del mismísimo linaje del Cid Campeador y que tiene documentos y pruebas de ello. Desde su más tierna infancia a demostrado tener una mente brillante y una alta capacidad para la memoria fotográfica. En la universidad comenzó a interesarse por lo misterioso y el esoterismo y fue precisamente en dicho tema en lo que centró su carrera. Eso hizo que pasara de haber podido ser un brillante estudioso al hazmerreir de muchos de sus compañeros y profesores. Todas sus tesis se han basado en el convencimiento más absoluto de que la historia de la humanidad está plagada de encuentros con seres de otros planetas y entidades de otros mundos. A pesar de todo ello, Hernán tiene sus seguidores, aunque la mayoría de ellos no son historiadores ni estudiosos de la arqueología, si no conspiracionistas, ufólogos y demás gente de esa índole.

Durante años ha amasado una enorme colección de objetos (no todos ellos conseguidos de forma legal). Dichos objetos son los que ha decidido ahora exponer en la sala que ha logrado alquilar al ayuntamiento de Cunia.

La exposición

Desde extraños fósiles de aspecto dudoso, hasta magníficas armaduras medievales, pasando por tomos de libros prohibidos, figurillas de dioses indígenas, o frascos con raras sustancias en su interior, todo tiene cabida aquí, incluso los trozos de una quitina de un supuesto extraterrestre encontrados junto a un tratado medieval que se dirige a ellos como los restos de un demonio llamado verrianum.

La entrada tiene un precio de 6 euros y medio para adultos y 4 la entrada reducida (niños, jubilados, etc). El edificio donde está situado es una bonita construcción renacentista que ha estado en estos últimos años abandonada (se usó en 1970 como sala de cine).

La verdad detrás de la exposición

Aunque su mayor interés es el de ampliar cada vez más su museo personal, Don Hernán no duda en obtener beneficios económicos de cualquier sitio. Por eso, desde hace unos años, ha empezado a vender y comprar artefactos del mercado negro los cuales guarda en los sótanos de una nave industrial que heredó de su padre (dueño de una antigua fábrica de marcos).

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *