Exo – Breve Introducción a la Piratería

La piratería es una de las lacras que ha existido de siempre en todas la épocas de la historia. Todas las naciones en su totalidad guardan registros de actos de piratería desde sus inicios y los problemas que acarrean.

Son también una gran fuente de inspiración para la ficción y no faltan historias que van desde la visión romántica de la piratería a trepidantes escenas de acción contra asesinos implacables.

Sea como fuere, lo cierto es que no todos los piratas son iguales ni todas las naciones contemplan los actos de piratería de la misma manera. Pasamos a dar unas pinceladas por algunos tipos de piratas y con posterioridad, daremos la visión de las naciones más importantes sobre ellos.

Tipos

Piratas

El más obvio y más conocido. Son grupos de personas cuyo modo de vida consiste en el asalto a convoyes de suministros bien sea en la superficie de un planeta o en el espacio profundo. Los piratas planetarios se consideran siempre un problema local y son las autoridades del lugar las que han de poner cartas en el asunto para detenerlos, si es posible. Los piratas más pudientes, aquellos capaces de poseer sus propias naves y realizar asaltos en el espacio se consideran en función de su magnitud problemas locales o globales. Por lo general, si las actividades se limitan a un sistema son problema local mientras la autoridad del sector tenga capacidad espacial. Si son un problema de varios sistemas del sector o incluso de varios sectores, las fuerzas de la Marina posiblemente tomen cartas en el asunto.

Corsarios

Los corsarios son piratas que actúan con el beneplácito de algún gobierno, ya sea local, sectorial o global. Por lo general no alcanzan tamaños tan grandes pero se ha dado el caso. Se les permite esas actividades puesto que una parte de los beneficios que obtienen revierte al gobierno que les patrocina. Por lo general no se incentivan este tipo de iniciativas porque es habitual que la situación derive en piratería pura y dura y se conviertan en un problema de todos, incluso de aquellos que querían utilizarles como ariete.

Mercenarios

Una variante de los anteriores. Son en realidad soldados de fortuna que firman en sus contratos la posibilidad de engordar su financiación a través del saqueo. Son menos erráticos que los corsarios en el sentido de que una vez terminado su contrato desaparecen del sector en busca de nuevos contratos, pero en ocasiones han degenerado en bandas de piratas.

Comerciantes libres

El tipo menos comprendido de todos. Por lo general son comerciantes que debido a una filosofía particular (el sistema económico marbagán) o por comerciar en lugares donde no lo tienen permitido (como los verrianeros) se les consideran lacras en el territorio en el que actúan. Por lo general su estatus como piratas se circunscribe a una nación o lugar en concreto. En muchas ocasiones cuentan con el beneplácito o al menos la indiferencia de las demás regiones o naciones.

Posturas oficiales

Alianza Oeoniana

La Alianza Oeoniana contempla con malos ojos cualquier nave independiente o no censada. Si bien han hecho uso de corsarios a través de departamentos de ejército, la postura es de beligerancia contra estos grupos. Incluyen los llamados comerciantes libres en esa beligerancia.

Comunidad Verriana

La postura oficial había sido de absoluta beligerancia contra estos grupos. Sin embrgo, la guerra civil que está en desarrollo ha dado más manga ancha a los corsarios y mercenarios ya que son útiles como unidades de hostigamiento de líneas de suministro. Su opinión contra comerciantes libres y verrianeros sigue siendo la misma, de tolerancia cero.

Estado Iroiendi

Dado que son una fuente de desestibilización, los Iroiendi permiten que se refugien todo tipo de piratas en sus fronteras siempre que se mantengan quietos el tiempo que estén allí. De otro modo, salvo naves jional o boron que aparentan tener más capacidad de movimiento, son perseguidos y destruidos.

La Federación

La respuesta más fácil es: depende de la situación. Como podemos imaginar, el crisol de culturas y sociedades les hace más permisivos o menos a dichas actividades, así como más o menos proclives al uso de corsarios o mercenarios. Cada raza y nación es un universo en si mísma.

Imperio Tyrano

No ve con buenos ojos la piratería. Sí hace uso de corsarios y mercenarios, pero esto ha cambiado en tiempos recientes a favor de un ejército regular y robots de combate. Su posicionamiento es cada vez más y más beligerante. Lo que no les impide contratar corsarios para que ataquen a otras naciones bajo falsa bandera.

La Marca

ver la República Federal de Planetas

Pueblo Sheller

Una de las sociedades con menor impacto de piratería y una de las menos tolerantes con ella. Los piratas son gente que se ha apartado del camino y una lacra que hay que erradicar. A pesar de ello, en los sectores más exteriores, siguen siendo un grave problema de difícil solución.

República Federal de Planetas

Dada su configuración federal si bien la postura oficial es de beligerancia total, la realidad es que depende de sector en sector así como de la situación en la que se encuentre la zona en ese momento. Por ejemplo han luchado contra piratas veddios toda su vida, pero han tolerado verrianeros en la frontera porque servían a sus intereses. En ocasiones los intereses mercantes empantanan aún más la situación ya que actúan como disruptores contratando este tipo de personas o fomentando su actividad.

Sector Libertad

¿En serio? La piratería es una forma de vida allí, lamentablemente.

Unión de Pueblos Libres

Sorprendentemente permisiva con estos grupos. En la construcción de su nación, creen (quizás de manera errónea) que tarde o temprano se darán cuenta de la utopía que se está creando y cejarán en sus actividades. Hay que decir a favor de la UPL que junto con el Pueblo Sheller, son el lugar más tranquilo en cuanto a actividad pirata se refiere.

Unión Pangaláctica

No son amigos de este tipo de grupos pero dado que el bloqueo bajo el que se encuentran les da pocas salidas, los usan con profusión para transporte de personas o mercancías hacia fuera y hacia el interior.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *