SS – Cómo gestionar los Puntos de Vida

Por: Juan Carlos Herreros Lucas

Hemos observado que, en ocasiones, los jugadores del Sistema Sombra tienen ciertas dificultades para gestionar los Puntos de Vida de su hoja de personaje. Los círculos divididos pueden parecen un galimatías irresoluble cuando los ves por primera vez. En realidad, es indiferente cómo anotas los Puntos de Vida de tu personaje siempre y cuando seas consistente en la forma de hacerlo, pero, por si acaso, vamos a comentar cómo lo hacemos nosotros.

Recuadro de puntos de vida

Antes de comenzar, vamos a recordar las diferencias entre los Puntos de Vida, los puntos de herida y los puntos de golpe. Están muy relacionados, pero no son lo mismo. Los Puntos de Vida reflejan la cantidad de daño que puede resistir el personaje y se anotan con números en el circulo a la derecha de “puntos de vida” de la hoja de personaje. Por lo general, el valor es igual a tres veces la resistencia, aunque algunas virtudes o defectos pueden hacer que esto varíe. A todos los efectos, los Puntos de Vida se tratan como una capacidad. Es decir, es un valor fijo que sólo se puede cambiar mediante la modificación de los atributos del personaje. Los puntos de herida son puntos de daño que provocan perdidas de sangre, mientras que los puntos de golpe son contusiones y golpes que, en general, no implican una pérdida de sangre. Ambos se anotan en los círculos divididos que hay debajo de los “puntos de vida” de la hoja de personaje. Cada punto de herida lleva asociado siempre un punto de golpe; es decir, cuando recibes (o curas) un punto de herida, recibes (o curas), a la vez, un punto de golpe.

Anotando los puntos de vida

Imaginemos que nuestro personaje tiene 21 Puntos de Vida. Anotaremos en el círculo de la derecha un 21. Posteriormente trazaremos una línea que deje 21 círculos a la izquierda y el resto a la derecha.

Algunos jugadores prefieren tachar los círculos sobrantes en vez de poner la línea. No es importante siempre que se distingan los círculos que no formarán parte de los puntos de vida.

Imaginemos que nuestro personaje recibe 7 puntos de herida de un disparo en el brazo izquierdo. Anotaremos en nuestra hoja de personaje tres cosas:

Anotando heridas en las localizaciones

– Un “7” en el espacio destinado a las heridas en la localización correspondiente de “Sombrito” (así llamamos a la silueta de la hoja de personaje que lleva tanto con nosotros). La razón para apuntarlos aquí es saber cuántos puntos ha recibido el personaje y en qué localización. Es importante a la hora de las curaciones ya que cada herida puede recibir un, y sólo un, intento de curación. Si se diera la casualidad de que en otro momento el personaje recibiera otros puntos de herida en la misma localización, no se sumarían a los anteriores, sino que se anotarían aparte. Por ejemplo, si recibiera 4 puntos, se anotaría “7, 4”, así se sabría que ha recibido dos heridas diferentes en ese brazo.

Anotando heridas en el recuadro de puntos de vida

– Tacharíamos la parte inferior de siete de los círculos de la zona de puntos de vida representando los siete puntos de herida perdidos. Los hemos dibujado en rojo para que quede más clara la explicación, pero con tacharlos con lápiz es suficiente ya que puede que haya que borrarlos si logran curar al personaje.

Anotando los golpes asociados a esas heridas

– Como hemos comentado, cada punto de herida conlleva la perdida de un punto de golpe, así pues tacharíamos la parte superior de siete círculos (no tienen que ser los mismos que las heridas, pero suele ser más cómodo). Nuevamente, hemos utilizado un color azul para facilitar la explicación, pero mejor si lo hacemos con un lápiz.

Como se comprueba fácilmente, los dos últimos pasos pueden unirse y cuando el personaje recibe puntos de herida se tacha el círculo completo, la mitad de abajo representará las heridas y la mitad superior los golpes asociados a esa herida.

Anotando nuevos golpes

Imagina ahora que el personaje recibe un culatazo en el pecho que le hace 6 puntos de golpe. En este caso no hay que anotar nada en la localización deSombrito porque no son heridas, pero sí tenemos que tachar la mitad de círculos diferentes. Por costumbre solemos tachar los semicírculos superiores, pero si quieres utilizar los inferiores, es igual de válido si mantienes el criterio.

En resumen, los puntos de herida tachan un círculo completo (y se anotan en la localización) y los puntos de golpe sólo anotan medio círculo. La única excepción a esto sería un personaje que estuviera inconsciente; es decir, que ya hubiera tachado todos sus círculos (algunos con heridas y algunos con golpes – ver nota). En estos casos, se rellenarían los círculos inferiores de los puntos de golpe recibidos anteriormente convirtiéndolos de golpes a heridas.

Nota: si un personaje tiene todos sus círculos tachados con puntos de heridas está muriéndose y ya no se le anotan más herida. Su supervivencia depende de una capacidad llamada Umbral mortal y la rapidez de sus amigos.

Con las curaciones procederíamos de forma parecida, pero borrando en vez de anotando. Los Primeros Auxilios sólo curan puntos de golpe; esto quiere decir que una TA exitosa de Primeros auxilios sólo podrá borrar círculos que sólo estén tachados a medias. No importa si los puntos de golpe se recibieron juntos o en varios golpes, Primeros auxilios lo cura todo de forma indiscriminada (excepto por la limitación de que sólo puede borrar círculos tachados a medias).

Anotando nuevas heridas

Una TA exitosa de Medicina se debe aplicar en una localización y permitirá borrar hasta tantos círculos completos como puntos de heridas recibidos en esa localización. Imagina que nuestro personaje hubiera recibido esa segunda herida de 4 puntos de daño en el mismo brazo izquierdo que comentamos antes. Habríamos anotado el 4 en la localización y tachado cuatro círculos completos como muestra la imagen anterior. Si un personaje aplica medicina a la herida deberá decir cual de las dos heridas cura y luego realizar su TA. Podrá borrar tantos círculos completos como pueda hasta el total recibido por esa herida más todos los círculos medio tachados con los puntos que le sobren. Imagina que nuestro buen samaritano decide aplicar sus conocimientos a la herida más grave (la de 7 puntos) y que obtuviera en la TA una curación de 10 puntos; podría borrar los 7 círculos completos de esa herida y, además, hasta tres círculos de los recibidos con el culatazo. Los cuatro puntos de la segunda herida nunca se podrían borrar aunque le sobrarán puntos de curación para ello (salvo que el resultado de la acción sea un crítico, claro; en ese caso el DJ podría permitirlo).

Para finalizar quisiera señalar que el valor “21” en el círculo de puntos de vida nunca se cambia. Es un recordatorio de los puntos de vida totales del personaje.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *