Número: 208.     4ª época.     Año XIX     ISSN: 1989-6289

208 > Ambientación > Operaciones > Operación Pike (CdG). Por: Juan Carlos Herreros Lucas

 

Operación Pike

La operación Pike (también conocida como operación aérea 106) fue un plan de bombardeo estratégico desarrollado por Gran Bretaña y Francia para bombardear los pozos petrolíferos soviéticos. Se desarrolló en 1940 cuando ambos países se enfrentaban a los alemanes en Noruega y los soviéticos, aliados alemanes, ultimaban su guerra de invierno contra Finlandia. Ambos países de Europa Occidental, sabían que el combustible era el talón de Aquiles del mecanizado ejército alemán y sin fuentes naturales de petróleo dependía de la que pudieran facilitarles sus aliados. En ese momento cuando los pozos del Cáucaso soviético adquieren una importancia estratégica, negar el acceso a los alemanes a esos pozos podía ser el paso necesario para su derrota. Así nació la operación Pike. Hoy puede parecernos una locura, pero en defensa de Francia y Gran Bretaña hay que decir que, según su punto de vista, tanto Alemania como la U.R.S.S. eran Aliados y se habían repartido Polonia y Escandinavia.

La operación no era ajena al hecho de que atacar la Unión Soviética implicaba que esta pasaría a luchar junto a los nazis, pero los Aliados esperaban que el ataque sería tan demoledor que colapsarían no solo la economía alemana sino también la soviética. La industria de la URSS quedaría detenida y sería incapaz de participar en la guerra (o eso pensaban los diseñadores de la operación). Incluso algunas fuentes estadounidenses opinaron de igual manera (el embajador de EE.UU. en Francia). Por otro lado, no se veía como un ataque injustificado sino como un ataque en ayuda de Finlandia. De los dos socios, Francia deseaba hacerlo cuanto antes, pero los británicos se mostraron más cautos y fueron retrasándolo para desesperación de sus aliados.

Un Lockheed L-14 fotografiado en 1938 o 1939. Imagen de dominio público.

Un Lockheed L-14 fotografiado en 1938 o 1939. Imagen de dominio público.

En marzo de 1940, recién terminada la Guerra de Invierno entre Finlandia y la Unión Soviética, los británicos realizaros varias operaciones secretas de reconocimiento con aviones a gran altitud (con Lockheed L-14 Super Electra) y cámaras de alta velocidad de 36 mm (un invento reciente). Los aviones despegaron de Iraq (Habbaniya) y tras cuatro horas de vuelo realizaron 4 pasadas fotografiando las instalaciones de Baku. El 5 de abril se repitió la experiencia con Batumi. Los aviones de ambos reconocimientos iban sin distintivos y pintados de color azul cielo (para hacerlos menos visibles desde tierra).

El resultado de las fotografías fue muy esperanzador, pues mostraban que los centros petrolíferos carecían de defensas antiaéreas y de cualquier tipo de preparación contra ataques aéreos. Eso animó a los planificadores que dispusieron realizar jun ataque desde el mar sobre Grozny (para aprovechar la sorpresa) y, a continuación, atacar Baku y Batumi. Para las instalaciones se utilizarán bombas incendiarias (que se habían probado recientemente con éxito) y para los depósitos de combustible, bombas de alto explosivo. Estos depósitos no estaban blindados y cualquier impacto destrozaría toda la instalación.

A principio de Abril se transfirieron al mando de Oriente Medio: por parte británica 48 Bristol Blenheim mk IV (4 escuadrones) más un número de bombarderos monomotores Wellesley para bombardeo nocturno; y por parte francesa 65 Martin Maryland y 24 Farman F222 (estos eran bombarderos pesados para operaciones nocturnas). Tal cantidad de aviones requirió la fabricación de un nuevo aeródromo en Siria, trabajo que concluyó el 15 de Mayo y como se preveía una campaña aérea de unos tres meses se transportaron a dicho aeródromo unas 400 bombas perforantes de 500 libras (230 kilos), unas 550 bombas explosivas de 500 libras, más otras 5200 de 250 libras (125 kilos) y 70.000 bombas incendiarias de 4 libras (1,8 kilos).

Martin Maryland en el norte de África. Imagen de Dominio Público. Original en el Imperial War Museum.

Martin Maryland en el norte de África. Imagen de Dominio Público. Original en el Imperial War Museum.

La operación Pike nunca se puso en marcha. Los preparativos terminaron cinco días después de que los alemanes lanzaran su ofensiva contra Francia y los Países Bajos. Atacar a la Unión Soviética dejó de ser una prioridad para serlo la defensa del territorio propio. Los franceses no sabían que iban a ser derrotados, pero ya tenían indicios de que la maquinaria alemana iba a ser difícil de parar. Detener la operación Pike fue un ejercicio de prudencia. Los Alemanes fueron ajenos a esta circunstancia y no supieron que su ataque protegía los recursos estratégicos de quién más tarde sería su enemigo más duro (que hubiera podido convertirse en un aliado).

Tras la derrota de Francia, los servicios de inteligencia alemanes analizaron la documentación incautada a los franceses y, entre ella (y, en concreto, en un tren detenido en La Charité-sur-Loire), descubrieron la operación Pike. No tardaron mucho en hacérsela llegar a los soviéticos quienes no se la creyeron (o no quisieron darse por enterados).

La operación Pike fue "resucitada" cuando los alemanes iniciaron sus ofensivas de 1942. El objetivo parecía ser el Cáucaso y los Aliados quisieron estar preparados para denegar a los alemanes los recursos petrolíferos soviéticos. No fue necesario realizarla.

A lo largo de los años, han sido mucho los estudios (y los wargames) que han especulado sobre la posibilidad de que Pike se hubiera lanzado en Abril. Parece probable que la maquinaria alemana contra Francia no hubiera sufrido ningún revés. Es decir, Francia habría caído de todas formas. La principal duda es la respuesta soviética. Si Pike tenía éxito y la Unión Soviética colapsaba, sin duda Alemania carecería de los suministros que esta le facilitó hasta 1941, pero dado lo que ocurrió en esos años (los Balcanes principalmente) tampoco parece que le hubieran hecho mucha falta. Si no se unían al Pacto Tripartito, es posible que Alemania les atacara de igual manera, pero al estar más debilitados por Pike, Alemania podría haber conquistado a la Unión Soviética en 1941 o 1942 (quién, además, no recibiría ayudas británicas ni, suponemos, estadounidenses). En cualquier caso, es bastante probable que la U.R.S.S. atacara hacia el sur. ¿Podrían los británicos defender la zona desde un ataque en tres frentes: Japón en la India, la URSS en Siria e Italia y Alemania en Libia? Sin duda, la operación Pike podría haber cambiado la guerra, pero no en beneficio de sus ejecutores.