Exo – Ropa Inteligente de VET-TEC

Una nueva revolución ha llegado de parte de la corporación VET-TEC para la industria de la R.F.P., la nueva Ropa Inteligente. Ésta consiste en un mono de cuerpo entero con un visor óptico frontal. ¿Qué tiene que no exista actualmente? La respuesta es simple: Adaptabilidad.

Ropa Inteligente

Compuesto de tres capas, la primera es un tejido elástico realizado por una gama de resinas sintéticas de alta resistencia con una capacidad de estiramiento nunca vista con una multitud de sensores entrelazados. Su organización molecular garantiza que siempre regresa a su forma original sin deformación apreciable. La segunda capa es un fluido de moléculas anisotrópicas en una constante fluctuación de mesofases, dentro de este fluido hay una mixtura de micromáquinas y microtúbulos de grafeno. La tercera capa es un armazón de polímeros plásticos rígidos, acumuladores electrocinéticos y monitores de bioactividad que actúan como esqueleto para las otras dos capas, además de contar con un neurocapacete en la capucha para una interfaz directa entre el usuario y la ropa inteligente, así como la CPU y memoria. Luego está el visor, que se nutre de todos los sensores de la prenda para poder crear un entorno visual tridimensional de 360º alrededor del operario, además de mostrar la situación actual de los biorritmos y estado corporal del individuo. Tiene opciones para diferentes modos de visión, como termográfica o ultravioleta, que pueden adquirirse por separado.

Una vez explicado su composición, veamos sus aplicaciones. Según los paquetes de software que contraten con VET-TEC se puede programar a la ropa inteligente para que pueda autoadaptarse según las necesidades preestablecidas en su programación. De esta forma, a una orden mental del usuario, se puede seleccionar en su menú, a la velocidad del pensamiento, la configuración deseada. La reconfiguración de las moléculas anisotrópicas por las micromáquinas usando de soporte los microtúbulos de grafeno permite la creación de, teóricamente, cualquier estructura imaginable; por ejemplo, reforzar partes de la ropa del usuario para darle una protección adicional al daño, adaptabilidad para alargarse y encogerse a cualquier tamaño o forma, y una visión de 360º (pasando a ser periférica a partir de los 180º con +1GD) garantizando estar al tanto de todo lo que rodea al usuario así como su salud integral. Por otro lado, en caso de rotura de las capas que rodean a las moléculas anisotrópicas, los sensores lo detectan y pueden sellarlo usando el propio fluido, con un tiempo de reacción de apenas centésimas de segundo. Si bien este «parcheado» es muy durable, es provisional y se recomienda un mantenimiento íntegro en cualquiera de las sucursales de VET-TEC o centros autorizados. Como añadido, los acumuladores electrocinéticos se van cargando con la actividad motora del individuo, lo que permite poder recargar con dicha energía numerosos dispositivos por simple contacto con la capa externa.

El éxito que ha tenido este tejido en la industria galáctica ha disparado la producción, lo que ha acarreado un descenso muy notable en su precio, que a su vez ha permitido hacerlo asequible para las pequeñas empresas e individuos.

Si todo esto no fuese suficiente, hay una creciente comunidad de «modders» que están sacando nuevas configuraciones y parches para esta ropa, aunque VET-TEC no se hace responsable de cualquier instalación no oficial (El riesgo de instalar aplicaciones no oficiales aumenta la probabilidad de accidente o malfuncionamiento; no es una acción automatica, sino que requiere una TA de Disfraz la primera vez que se utiliza el nuevo software). Aunque ocasionalmente algún usuario crea algo tan novedoso que la propia corporación compra los derechos para su explotación oficial.

La corporación ofrece una gran variedad de personalizaciones. Al ser tan flexible, es muy fácil poder adaptar un vestido de una especie a otra sin más problemas que descargar un programa desde el servidor central (normalmente este tipo de programas son gratuitos y están limitados a especies antropomorfas con cuatro extremidades más la cabeza, para otro tipo corporal es necesario fabricarlo a medida por el armazón rígido de la tercera capa). La resina de la capa exterior admite muchas clases de pigmentación y las moléculas anisotrópicas ancladas a los microtúbulos de grafeno por las micromáquinas permiten la creación de patrones y extensiones cosméticas en el mismo.

Para su correcta operatividad no se aconseja usarla con otra ropa debajo.

Su precio base es de 1000 estándar. Los paquetes de visión (infrarroja, termográfica, ultravioleta, microscópica, telescópica (aumento X4) y electrográfica) cuestan 100 estándar cada uno. El software de programación para el tejido inteligente tiene precios variables, dependiendo de la demanda y su utilidad, pero nunca menos de 150 estándar.


Estadísticas de juego

Para configuraciones normales o programadas, el uso de la ropa se considerará automático, pero para diseños improvisados, precipitados o fuera de las especificaciones se requerirá una TA de Disfraz.

Esta ropa tiene de base una protección de 2/2 (visor incluido), aunque su capacidad de protección contra daño de impacto puede aumentarse a costa de la flexibilidad total (hasta un máximo de 2/9 dejando al individuo muy incapacitado, el visor no puede ser modificado). A partir de una protección de 2 (3 o más), la ropa provoca una reducción temporal del atributo de agilidad igual a la protección dada. Así, por ejemplo, una protección de 5, generará una penalización a la habilidad de, por ejemplo, Pelea de +5 (la agilidad del personaje tendrá 5 puntos menos). Esta penalización también afectará a las capacidades como la iniciativa o la distancia recorrida corriendo.

Tiene la Posibilidad de poder crear filos (daño Tipo I) gracias a su disposición, aunque no es recomendable, ya que existe el riesgo de rotura de la capa externa con cada impacto (si se obtiene un 0 en el dado de localización). Ciertas modificaciones ilegales añaden tramas de capa bioestabilizadora en la capa externa de las manos para reforzar la creación de filos y garras en las mismas (eliminan el riesgo de rotura y fijan el daño en Tipo I+3), desgraciadamente dichas modificaciones hacen demasiado rígido el tejido y cualquier forma creada en esa zona no pueden superar los 20cms.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *