Exo – Ciruelos marbaganes

Los marbaganes son una raza muy aficionada a la jardinería. Se rumorea que se debe a que así se demuestran a sí mismo que no son tan ambicosos y pueden disfrutar de las cosas bellas. Sea como sea, lo cierto es que es un pasatiempo habitual entre ellos, ya sea en la privacidad de sus hogares o en el rincón comunal dentro de las naves que han adquirido.

Uno de los elementos dentro de estos jardincillos es el ciruelo marbagán, que ellos llaman eldur tré. Es un arbolillo de unos 15 centímetros de altura, que da unos pequeños frutos de color azulado y muy sensible a los cambios ambientales. Estos cambios son una réplica en miniatura de las estaciones del planeta en que se encuentre o bien en los cambios en el soporte vital de las naves.

El ciruelo se añade como centro del jardín y alrededor de él crece el resto de elementos (caminillos terrosos, florecillas, etc). Se utiliza, en muchas ocasiones, para saber si ha llegado ya o no la primavera o el invierno ha acabado de una vez por todas.

A pesar de lo que se dice, no sirve para saber si el soporte vital de una nave fallará o no. No puede replicar con exactitud la precisión de una IA de mantenimiento o un tecno.

Los frutos del ciruelo, los eldur ávöxtur, son unos frutos de un centímetro de diámetro. Se utilizan para hacer destilados muy potentes, que se consumen en ocasiones especiales, como bodas o nacimientos. La bebida que se genera tiene un alto porcentaje de alcohol (unos 60º) y se consume diluida en agua, té u otra infusión, por lo general, fría.

La bebida, llamada nizurganguri, tiene mala fama en los últimos tiempos: debido a su fuerte sabor oculta bastante bien multitud de venenos. Cosa que los marbaganes saben y han hecho uso de ello en más ocasiones de las que cabría desear. Es por ello que cuando se te invita a tomar esta bebida, es educado esperar a que el que ha servido la bebida o el anfitrión pruebe antes el producto de la jarra.

El sobrenombre que tiene esta bebida entre los que no son marbaganes es «Purgante». Es una bebida para paladares (y estómagos) acostumbrados y no es raro que consumirlo provoque un efecto indeseado en los intestinos. Es, según las personas que lo han sufrido, lo peor de la resaca que provoca.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *