Rol Negro – Cocinar

Por: Roberta Alias

Imagina que quieres realizar una escena en una de tus partidas en torno a una cena o comida preparada por uno de los personajes. El éxito o no de la reunión depende de la calidad de la comida, bien porque el personaje está intentando infiltrarse en un conocido restaurante como chef, bien porque el mafioso de turno sólo hace negocios con quién es capaz de sorprenderle culinariamente. Esta es una situación muy específica para la que Rol Negro no fue pensado originalmente y para la que no hay prevista ninguna habilidad ni ningún procedimiento.

Escuela de cocina de Oxford. Fotografía de Jorge Royan CC BY-SA 3.0 - http://www.royan.com.ar/

La cocina parece que se ha vuelto a poner de moda y dado que la revista Desde el Sótano nos permite añadir cosas a los reglamentos publicados, vamos a comentar dos sugerencias para este tema.

Conocimiento: Cocina

Añadimos una especialización más a la habilidad de Conocimiento denominada Cocina. Esta habilidad engloba la parte teórica de cocinar: las diferentes especias que existes, las diferencias entre diferentes cocinas del mundo, qué es un sofrito, un caramelizado, un hervor, un escaldado y la siempre esquiva diferencia entre una cuchara de café y una de postre.

A semejanza de los conocimientos del libro básico podríamos incluir varias categorías:

– Básico (5): la paella es un plato de arroz.

– General (10): la paella es un plato típico de Valencia y provincias cercanas, aunque, con diferencias, se cocina en varios lugares.

– Especializados (15): El nombre de paella procede de la sartén redonda donde se realiza el arroz. La paella valenciana auténtica no lleva marisco, sino conejo, pollo, bajoqueta (una especie de judías verdes), garrofó (una especie de alubia blanca gorda), azafrán, romero, tomate triturado, aceite y sal entre otras muchas cosas.

– Profundos (20): la paella valenciana varía sutilmente dependiendo de la región. En algunos sitios le echan anguila, vaquetas (caracoles) o alcachofas (sólo si es temporada).

Habilidades artísticas: cocinar

Cocinar es un arte. Es algo que oirás o te dirán muchos expertos cocineros. Aunque hay técnicas, instrumentos y recetas, hay que tener cierta sensibilidad artística para mezclas las justas proporciones, combinar sabores y realizar presentaciones agradables a la vista. Es por ello que nos hemos inclinado a establece una nueva especialización para Habilidades artísticas.

Cuando un personaje quiera realizar una comida, tendrá que realizar una TA de Hab. artísticas: cocinar para saber el resultado de su trabajo. Se puede bonificar o penalizar la tirada en función de la complicación del plato (no es lo mismo unos “macarrones con chorizo” que un “lenguado al aniversario de la reina“. También se puede modificar la tirada en función de la cocina donde se trabaja (si es profesional o no o si el personaje está habituado a ella o no).

– Éxito Alto: Sublime. Para ganar una estrella Michelín.

– Éxito medio: Correcto. El plato te hará ganar algunas alabanzas de los comensales.

– Éxito bajo: Comestible. Tendrás suerte si alguien dice que está bueno, pero se lo comerán todo.

– Fracaso bajo: Casi comestible. Todo el mundo buscará excusas en plan: “he tomado mucha coca-cola” o “merendé muy fuerte en casa”.

– Fracaso medio: Incomestible. Los comensales te devolverán el plato.

– Fracaso alto: ¿Quieres matarnos? Escucharás como la gente escupe (o vomita) en la mesa.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *