Las edades de Eriloe

Por: Luxor

Es difícil determinar la cronología en Eriloe porque sus habitantes no tuvieron la necesidad de controlar el paso de los años hasta hace poco y no todos los pueblos han tenido siempre el mismo calendario. Uno de los beneficios del Emperador, aunque casi nadie parece dispuesto a admitir que hubo algunos, fue la normalización de un calendario en gran parte de la tierra conocida, aunque hace tan poco tiempo de ello que aún no tiene una verdadera utilidad. Los eriolitas reconocerán varias edades en su historia:

La Edad de los Dioses. Es una época cargada de leyendas y de grandes hazañas que sólo pueden ser obra de dioses o seres de poderes casi divinos. Se arrojaban entre sí montañas, hacían manar fuego de la tierra, lanzaban a sus enemigos más allá de los cielos y apagaban las estrellas nocturnas con una palmada de sus poderosos brazos. Se dice que esta época acabó cuando Eriloe fue elevada a los cielos. Quién lo hizo o qué razones hubo para hacerlo no se sabe. Se cree que fue Gedeolis quien elevó las tierras en un intento de salvarlas de la guerra, pero salvo algunas leyendas escritas miles de años después, no hay ninguna certeza que lo avale. No queda nada de esta Edad en Eriloe salvo leyendas orales contadas de boca en boca en las frías noches de invierno.

La Edad de los Antiguos cubre el periodo de tiempo, unos 10.000 años, en el que esta raza habitó Eriloe en todo su esplendor. No hay una fecha exacta ni del inicio ni del final de esta época. Los Antiguos menguaron según fueron apareciendo las razas más jóvenes hasta desaparecer de Eriloe y casi de la memoria de la gente. Hay quien afirma que aún viven en lugares recónditos, pero nadie les ha viste en cientos de años. Suele hablarse de ellos como una raza muy civilizada y muy desarrollada, pero sabemos que tuvieron guerras y grandes enfrentamientos gracias a unos pocos restos que han sobrevivido a la época actual. Muchas ciudades están construidas sobre antiguas ciudades de este pueblo y en sus catacumbas, bajo sus cimientos, aún es posible encontrar huellas de su presencia. Se dice que en Poniente, más allá de las tierras conocidas, aún quedan ciudades abandonadas de esta época. Si alguien las ha encontrado, no ha regresado para contarlo.

Las razas jóvenes, como se autodenominan, dan comienzo a la Edad del Advenimiento y, nuevamente, sin una fecha fija para ello. Las razas fueron surgiendo sin una explicación real. Algunos aseguran que son descendientes de los Antiguos o creaciones de ellos, pero otros afirman que las razas jóvenes ya estaban en Eriloe cuando las tierras fueron alzadas, pero permanecieron dormidas hasta que Eriloe fue segura para ellos. Los primeros años fueron una época de grandes movimientos nómadas buscando lugares donde asentarse y enfrentándose a aquellos que lo habían encontrado primero o a aquellos que llegaban después. Poco a poco, los que lograban asentarse, descubrían la agricultura, la pesca fluvial e iban edificando las primeras ciudades. Unos dos mil años después, la expansión parecía haber llegado a su fin. Las razas conocían la fabricación del hierro y el acero, las pequeñas escaramuzas se convirtieron en guerras y las pequeñas ciudades en naciones. Así nacieron los héroes y la Edad del Advenimiento donde las razas evolucionaron desde la barbarie a la civilización llegó a su fin. Quedan muchos restos de esta época y algunos de ellos son casi tan poderosos como los de la edad que siguió.

La fundación de la ciudad de Cargrum, hace 1520 años, marca el inicio de la Edad de los Héroes. Cargrum y el Imperio de Osterreid tendrían un papel muy relevante en los acontecimientos de esta época y por ello se toma como referencia. Esta es la época donde surgen los nombres de los héroes, las personas que marcaron la diferencia en batallas, exploraciones, búsquedas y, sobre todo, es la época que puso fin a la magia. La Guerra de los Portales tuvo lugar en estos años y fue el fin de la magia en Eriloe. No acabaron con ella, pero sí acabaron con su exhibición pública. Tras la desaparición de la magia, los héroes también fueron languideciendo y dejaron de aparecer nombres que pudieran compararse a los de antaño. Esta edad concluiría en la batalla del Eö donde se reveló el Emperador al que algunos llaman el Último Héroe de su tiempo. Casi todas las reliquias, ruinas y demás misterios que tus personajes pueden encontrar pertenecerán a esta época.

La Edad del Emperador es la edad actual y recibe este nombre a pesar de que el Emperador, aparentemente, murió. Su reino hizo reaparecer a algunas razas que, por lo que ahora sabemos, se ocultaban en las tierras desconocidas de Levante y Poniente. Mientras el emperador gobernaba (y sus ciudades flotantes causaban temor), la eriolitas permanecieron tranquilos, pero su desaparición ha causado un vacío de poder y las viejas rivalidades, los viejos agravios parecen surgir de nuevo. Esta es la época en la que viven tus personajes y aunque han pasado pocos años desde el inicio de esta edad, todos saben que van a ser tiempos difíciles…

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *