Número: 100.     4ª época.     Año XVIII     ISSN: 1989-6289

100 > Sucesos > Runas > 07: Runas del sabio (Pan). Por: Sabio del Desierto

 

Mano de años de una mano de palmas de una mano de columnas de la estela del caribú

Runas del sabio

Como saben los cuervos de Taga...

Acalorada reunión del Consejo en Aguaclara

Tras un enardecido debate, el Consejo de Aguaclara ha decidido permitir que el extranjero Xue y su criatura con cabeza de perro se instalen en el grakin y construyan un horno en el que puedan fabricar objetos del nuevo metal llamado brundio.

Al final de la reunión solamente Barth el Chivo seguía oponiéndose a la voluntad del Consejo, lo que le ha valido una seria advertencia por parte de Ursus, una advertencia que más bien sonaba a amenaza velada…

Barth ha afirmado que su postura sobre este tema es también la de “grandes líderes” dwaldur, si bien se ha negado a dar más explicaciones sobre exactamente en nombre de quiénes hablaba. Por su parte y para sorpresa de muchos, el popular Kargan Mano de piedra se ha abstenido de pronunciar palabra sobre el asunto, y no ha hablado ni a favor ni en contra del recién llegado. Este hecho ha despertado la inquietud entre algunos comerciantes, quienes temen que la presencia de Xue en el grakin pueda suponer el inicio de hostilidades con los dwaldur. De hecho, algunos miembros de esta raza han manifestado en voz alta que si Xue abandona la protección de los límites del grakin “le darán caza igual que los lobos acosan a los muflones”.

Hasta ahora, Xue y sus compañeros se han alimentado trocando algunas cuentas y abalorios hechos de brundio por comida. Por otra parte, varios artesanos del grakin han abordado al extranjero haciendo público su interés en aprender a trabajar el nuevo y asombroso material.


Arithan desafía y da muerte a Thandor

Arithan ha vuelto a hacerlo. A pesar de haber permanecido en paz durante muchas drumas, recientemente se internó en el territorio de Thandor el de la melena roja, con quien ha acabado personalmente. Y eso a pesar de que Thandor era un viejo y experimentado guerrero con casi una docena de desafíos a sus espaldas.

Según han relatado los testigos del combate, Arithan y Thandor lucharon en la orilla de un pequeño arroyo durante casi varios puños tras el amanecer hasta que, finalmente, el cansancio hizo mella en el de la melena roja y éste resbaló sobre una piedra mojada, momento que Arithan aprovechó para abrirle la garganta con sus garras. Su sangre manó oscura y tiñó de rojo las frías aguas.

Como es tradicional entre los gardan, Arithan ha matado a los cachorros de Thandor, ha incorporado a sus hembras a su harén y se ha hecho cargo de su tribu. Algunos viajeros temen que la tribu de Arithan por fin haya crecido hasta convertirse en una amenaza para los enclaves de los alrededores.


La tribu del Helecho destruida

Un solitario superviviente ha llegado, extenuado y herido, al pequeño grakin de Olaris, sito en las Estepas del Norte. Según ha relatado, los aisdwan de la tribu del Helecho han sido derrotados por los ogros de la tribu Cortaorejas. Los del Helecho fueron sorprendidos en su campamento por los ogros, que lograron someterles con facilidad. Casi toda la tribu ha sido capturada viva y se cree que los ogros planean venderlos como esclavos en el lejano sur.

Al conocerse la noticia algunos guerreros hablaron de organizar una partida de rescate, ya que la tribu del Helecho siempre ha sido una fiel aliada de los de Olaris. Sin embargo, los miembros del Consejo que gobierna el grakin decidieron que todos los cazadores son necesarios para defender el grakin. Ante esto Aegnir, el líder del grakin de Olaris, ha prometido una recompensa a las kanjas que se encontraban de paso en el grakin si logran liberar a los prisioneros.


Un gran incendio desata la guerra entre los dwandir

Un voraz incendio ha arrasado una enorme superficie del bosque de los dwandir, quemando el territorio de una mano de clanes distintos.

Algunos chamanes que han consultado a los espíritus afirman que el fuego se inició como consecuencia de un rayo caído durante una tormenta sobre un árbol especialmente anciano, lo que algunos clanes han tomado como un mal presagio. Según estos chamanes los espíritus de la tormenta se encuentran descontentos, si bien no han precisado con mayor exactitud los motivos que éstos puedan tener para castigar de esta forma a los dwandir. Por el contrario, otros chamanes preguntados al respecto aseguran que no se trata sino de otro de los incendios propios de la época estival.

Por supuesto, algunos de los clanes afectados ya han atacado a sus vecinos para hacerse con su territorio. Se espera que las luchas entre clanes sean bastante sangrientas y duren todo el verano, o incluso más. No podía ser de otro modo con los feroces dwandir.


Todas las noticias comentadas por el Sabio del Desierto han sido grabadas en la estela y son para el juego Pangea. Los Guardianes de la Roca recorren los caminos y los grakines de esta tierra primigenia y le notifican los acontecimientos al viejo tallador. Todas ellas son fruto de las partidas realizadas por los jugadores de Pangea o por el equipo creativo de la propia editorial. El viejo chamán las cuenta en las noches en torno al hogar con la intención de dar puntos de apoyo a la continuación o al desarrollo de las partidas. Si quieres comunicarnos alguna noticia sucedida en tu mesa de juego, envíanos un mail.