Número: 98.     4ª época.     Año XIX     ISSN: 1989-6289

98 > Sucesos > Runas > 05: Runas del sabio (Pan). Por: Sabio del Desierto

 

Quinto año de una mano de palmas de una mano de columnas de la estela del caribú

Runas del sabio

Como saben los cuervos de Taga...

Duelo de chamanes en Balora

El chamán de Balora ha prohibido las prácticas chamánicas a su aprendiz Luz de Druma. La acusa de practicar las artes oscuras y de haberse dejado guiar por el Wukran para salvar a Orolo, el hijo de Bandor. La muchacha ha acusado al chamán, sin embargo, de estar celoso por haber salvado al curtidor mientras él le había dado por imposible desde el primer momento. Además, le acusa de ser un viejo charlatán que ha perdido sus conocimientos y sus aptitudes para los rituales. El enfrentamiento dialéctico ha derivado en un reto formal (gracias al apoyo de Bandor) y ambos chamanes se están preparando para un enfrentamiento. Hacía muchos inviernos que no sucedía uno de estos enfrentamientos en la zona. Los habitantes de Balora están divididos. Muchos creen que Luz de Druma practica artes oscuras, pero otros muchos, entre los que se cuenta en secreto el jefe del grakin, creen que el viejo chamán debió retirarse hace tiempo.


"La Venganza de Gaferal" sobrevive al brontooso

Para sorpresa de todos los testigos, la "Venganza de Gaferal" no se amilanó ante el brontooso. Lo primero que hizo fue rodar por el suelo para eliminar el rastro de sangre de su cuerpo y antes de que el ursino pudiera atacarle, se lanzó contra él, para quedar dentro de sus brazos, armado tan sólo con una piedra que acababa de recoger. Trepando por el pecho del animal y ante la sorpresa de este, le reventó uno de los ojos. Aquello enfureció al brontooso que lo arrojó a varias varas de distancia, pero había perdido visión y tampoco podía guiarse por su olfato porque estaba saturado de su propia sangre. Sus zarpazos eran imprecisos y, poco a poco, más débiles. Cuando el sol se alzó dos puños en el cielo, el brontooso cayó agotado y la "Venganza" le sajó la garganta acabando con su vida. De inmediato, despellejó al animal, vistió su piel sangrante y se alejó sin mirar a sus acusadores.


Drozal caza su primera pieza

Ante la negativa de los guerreros de Aguaclara de que Drozal les acompañara en sus cacerías por las llanuras, el muchacho desapareció unos días del grakin para regresar con un enorme uro que apenas podía arrastras. Los habitantes de Aguaclara están muy sorprendidos pues el muchacho no parece tener más de seis inviernos, pero su fuerza (y su destreza como cazador) son iguales a las de los adultos. El jefe del grakin ha aceptado probar al muchacho en el rito de madurez y si superara la prueba, podría incorporarse a los cazadores del grakin. Este gesto no ha sido del agrado de toda la comunidad, pero pocos se han atrevido a expresar su descontento en voz alta.


La morkana se tiñe de rojo

La noche más oscura sorprendió a los grakines con un intenso resplandor rojizo en el norte y el este. Fue visible hasta en la Tierra de los Akari y hasta el momento nadie ha podido ofrecer una explicación. El chamán de Grejkham cree que se trata de una batalla entre la Taga y el Wukran en la Tierra de los Volcanes, pero el chamán de Kothan piensa que el fuego está surgiendo del interior de la tierra y que pronto toda Pangea estará recorrida por ríos de piedra ardiente.


Todas las noticias comentadas por el Sabio del Desierto han sido grabadas en la estela y son para el juego Pangea. Los Guardianes de la Roca recorren los caminos y los grakines de esta tierra primigenia y le notifican los acontecimientos al viejo tallador. Todas ellas son fruto de las partidas realizadas por los jugadores de Pangea o por el equipo creativo de la propia editorial. El viejo chamán las cuenta en las noches en torno al hogar con la intención de dar puntos de apoyo a la continuación o al desarrollo de las partidas. Si quieres comunicarnos alguna noticia sucedida en tu mesa de juego, envíanos un mail.