Número: 70.     4ª época.     Año XIX     ISSN: 1989-6289

70 > Ambientación > Personajes > Aruk, «El Tranquilo» (Pan). Por: Delfar + Ezekiah

 

Aruk, "El Tranquilo"

Historia

La historia de Aruk ya se pierde en las nieblas del tiempo y poco son capaces de contar los inviernos que han pasado desde su nacimiento. A veces su esposa Gynai es capaz de rememorar cosas de su infancia pero él nunca habla al respecto. Puede que sea por su talante o simplemente porque no quiere o no puede rememorar esos tiempos…

Aruk era el tercero de seis hermanos, de los cuales solo sobrevivieron dos debido a múltiples factores, entre ellos principalmente enfermedades y los peligros del día a día de Pangea. Tal vez fue eso lo que indujo al joven Aruk a preocuparse por conocer los caminos de la prevención y curación de heridas y enfermedades o simplemente que sus grandes capacidades intelectuales en contra de las casi inexistentes aptitudes físicas le llevaron a buscar una actividad en las que pudiera destacar.

Gynai dice que era un joven impetuoso y emocional que siempre se metía en problemas, algo que contrasta radicalmente con su forma de ser actual. Puede que fuera la euforia de la juventud o que simplemente la experiencia y sabiduría de los años lo hayan vuelto reflexivo.

Aunque no demasiado orientado a los espíritus por lo que no llegó a iniciarse en los caminos del chamanismo ha ganado gran respeto por su profesión y por su mente analítica capaz de diseccionar con calma los más complejos problemas y encontrar una solución pacífica, tranquila y sencilla.

Hace más de dos manos de inviernos mientras aprovechaba la retirada de las nieves para buscar algunas plantas que renacen en esa época se encontró rodeado de un grupo de hienas hambrientas que vieron en el una presa fácil e indefensa. Apenas consiguió espantarlas, pero no consiguió huir sin sufrir una herida grave en su pierna derecha que ha derivado en una terrible cojera.

Gran amigo del actual jefe del poblado y tras la muerte del chamán se ha convertido en su mano derecha y consejero y es una de las personas más respetadas, ya no solo en el poblado si no en la región.

Descripción física

Es un mendwan perteneciente a la etnia de razas que componen el conjunto humano conocido como hombres libres, o tribus libres, que habitan en las llanuras del centro de Pangea. Es alto para su raza, midiendo más de vara y media, y delgado (aunque está empezando a engordar, debido a su menor actividad). Tiene cerca de unos cuarenta y siete inviernos, y por ello es considerado ya un "venerable anciano".

Viste gruesas pieles ceñida a su cuerpo con tiras de cuero, normalmente suele llevar una capa de piel de oso con la cabeza vaciada que usa a modo de capucha para protegerse del mal tiempo en sus salidas a los alrededores.

Su rasgo más característico es además de su jovial voz y su hablar y ademanes calmados una fuerte cojera que casi le lleva a arrastrar su pierna derecha, por lo que siempre se mueve apoyado en su inmenso bastón de casi dos varas de alto.

Personalidad

Aruk es principalmente tranquilo. Reservado, callado, reflexivo y muy grave en todas sus intervenciones. Su seriedad es algo legendario en el poblado y muchos niños le temen por su forma de ser, ya que parece que solo aparece para reprenderlos, aunque él intente lucir sus mejores sonrisas y tratarlos con cariño.

La principal preocupación de Aruk (además de su esposa) es el poblado y su bienestar, siempre intenta colaborar todo lo que puede. Desde ayudar a las mujeres a hacer la comida, colaborar con el jefe en sus labores de gobierno, vigilar a los niños o enseñar a los jóvenes que quieren seguir sus pasos como curanderos. Es una persona preocupada y tierna aunque no suele mostrarlo abiertamente, siempre está ahí disponible pero fácilmente pasa desapercibido.

Pese a su inteligencia no tiene aspiraciones ni políticas ni de riquezas, es feliz con su vida humilde y con la responsabilidad que el poblado deposita en él. Es muy consciente de sus limitaciones, tanto físicas como espirituales y pocas veces intenta encargarse de una tarea que sabe que no puede realizar bien.

Cómo jugarlo

Suele usar su conocimiento para ayudar a la tribu a capear las situaciones cotidianas, y sirve como consejero en ella, ayudando tanto a la curación de enfermedades y heridas, ayudando en los partos, oficiando uniones de parejas, etc. Suele ser tranquilo, dedicando mucho tiempo el pensar, antes de actuar.

Ante cualquier situación siempre buscará el máximo de información preguntando a los implicados, es muy bueno convenciendo a la gente y sabe usarlo. No intenta engañar ni aturdir a los demás con complicados argumentos o enrevesadas mentiras. Sus frases suelen ser cortas y de un aspecto sólido y una lógica indiscutible.

Suele tratar a los más jóvenes como si fueran sus hijos o nietos, ya que por desgracia su enferma mujer y él no han sido bendecidos con ningún descendiente, algo que apena a ambos sobremanera.

Hoja de personaje:

Dibujo en la hoja de personaje

Características

FUERZA: 5
RESISTENCIA: 6
AGILIDAD 7
COORDINACIÓN: 5
MEMORIA: 9
ASTUCIA: 10
CARISMA: 10
VOLUNTAD: 8
PERCEPCIÓN: 8
AURA: 8

Habilidades (Nivel+Racial)

Atléticas
Iniciativa: 8
Armas
Esquiva: 8
Maña
Esconderse: 8
Sociales
Adiestrar: 5
Elocuencia: 9
Intimidar: 1
Percepción
Avistar: 5
Buscar: 9
Alma
Coraje: 8
Artesanía
Madera: 5
Vegetal: 5
Conocimientos
Animales: 5
Cocina: 7+2
Curandería: 13
Herbalismo: 13
Minerales: 5
Razas. 5
Supervivencia: 5

Puntos de vida: 18

Ventajas y desventajas

Espíritu guardián (tejón)
Atractivo
Curandería
Famoso
Pesadillas
Cojera

Equipo

Bastón
Capa de piel de oso
Botas de cuero de gacela
Collar de piedra
Plumas
Huesos
Plantas variadas
Cuchillo de sílex
Zurrón
Odre de agua
Barabí (x2)
Brumen (x2)
Cul-kur (x2)
Girka (x2)
Galletas de viaje (x6)
Ojos de lechuza (x2)