Número: 170.     4ª época.     Año XVI     ISSN: 1989-6289

170 > Equipo > Vehículos > Flakpanzer I (CdG). Por: Rafael Pardo Macías

 

Sd.Kfz.101 2cm FlaK 38 auf Pz.Kpfw.I Ausf.A

«Flakpanzer I»

Flakpanzer en el invierno ruso

Siempre es importante obtener lecciones de las operaciones anteriores, y el ejercito alemán detectó que sus unidades Flak motorizadas estaban insuficientemente protegidas. Por ello,

el Heereswaffenamt, la agencia de armamento del ejercito decidió emplear instalar cañones antiaéreos ligeros en chasis de carros desfasados.

Así, se decidió instalar el Flak 38 de 20mm y que ya había sido usado sobre camiones o en semiorugas, sobre tanques ligeros Pz.Kpfw.I. Es interesante el hecho de que tanto el cañón cómo el tanque estaban considerados por parte del ejército como equipamiento de prestaciones inadecuadas para cuando comenzó el proyecto. Finalmente, a principios de 1940, el Heerswaffenamt / Wa.Pruf 6 redactó la orden técnica, que remitió a las firmas Alkett y Daimler-Benz, aunque algunas fuentes afirman que el trabajo lo realizó la empresa Stoewer. Es posible que en realidad lo único que hiciese esta última fuera el ensamblaje final de los componentes fabricados o modificados por las otras dos empresas.

Todos los chasis procedian de la 1a compañía del batallón de transporte 610 (Minitiontransportabteilung 610), que empleaba los Pz.Kpfw.I (sin torreta) cómo transportes de munición. Para conseguir un centro de gravedad óptimo para el cañón, se tuvo que modificar el blindaje frontal, así como la cobertura del motor. Además se le añadieron dos paneles metálicos abatibles en los laterales, que si bien no proporcionaban protección a los operadores del arma, si que aumentaban la plataforma y el espacio útil (hay que tener en cuenta que contra objetivos terrestres se necesitaban 4 personas, mientras que contra aviones, aumentaba a 8 personas).

El espacio era tan reducido, que la mayor parte de la munición, repuestos y los pertrechos de la tripulación eran transportados en un remolque diseñado ex profeso (Sonderanhänger 51) , o en un vehículo diferente. Era tal la escasez de espacio, que se tuvo que desmontar la radio, por lo que la comunicación entre los vehículos se redujo al uso de señales con banderas.

Tras las pruebas con el prototipo, se aprobó la construcción de 24 vehículos, que fueron asignados todos al batallón antiaéreo motorizado 614 (Fla.-Bataillon 614 (mot)). El personal procedía de otras unidades ya existentes, por lo que eran tropas bien formadas, con el objetivo de contar una unidad bien preparada para la invasión de la URSS. En cambio, los vehículos de apoyo era una flota compuesta de transportes capturados a los franceses y los británicos durante 1940, complementados con unidades civiles requisadas en Alemania.

Cuando comenzó la operación Barbarroja, la unidad aún se encontraba en proceso de integración y entrenamiento, por lo que no recibiría la orden de marcha hasta finales de agosto de 1941, con el frente ya avanzado. Seguirían la marcha por sus propios medios, hasta alcanzar el rio Dnieper, donde permanecerían a cargo de la protección de los puentes que lo cruzaban.

En estas operaciones se vieron las limitaciones del diseño. Aparte de las inherentes a la fragilidad del chasis, el espacio era muy limitado, por lo que no podía girarse el cañón transversalmente con rapidez. Además, el cañón era poco efectivo contra la aviación. No obstante, demostró ser útil contra la infantería, especialmente contra los ataques en masa que empleaba el ejército soviético. No obstante, para este papel también sufría de las desventajas del diseño, pues su dotación (excepto el conductor) estaba muy expuesta. El escudo del cañón (el único blindaje del que disponían) era muy ligero, los proyectiles perforantes de una ametralladora DShK de 12.7mm lo atravesaban a una distancia de 200-300 metros, mientras que los de 14.5mm de los cañones antitanque PTRS y PTRD, lo conseguían atravesar desde los 500 metros.

Esta situación produjo muchas bajas entre las tripulaciones y dotaciones, que en ocasiones tenían que disparar prácticamente a ciegas, sin poder apuntar con precisión debido al fuego enemigo, por lo que la eficacia del arma se reducía. Debido a las numerosas bajas, las compañías del batallón serían distribuidas entre otras unidades, todas en el frente sur del avance alemán. Esto sellaría su destino, pues todos los Flak I que no se habían perdido anteriormente fueron atrapados en el cerco de Stalingrado, donde la unidad desaparecería casi por completo.

Flakpanzer I en la estepa

Flakpanzer disparando contra objetivos terrestres, puede verse lo expuesta que estaba la tripulación

El diseño presentaba numerosas carencias, pero aún así fueron aceptados ya que la Wehrmacht necesitaba incorporar cuanto antes cañones antiaéreos autopropulsados. Posiblemente la única ventaja que presentaba era que cuatro hombres podían desmontar el arma e instalarlo en un montaje estándar de Flak 38 en 6 minutos.

Aún con todo sirvió avanzar en el diseño de cañones autopropulsados, adquiriendo valiosas lecciones para desarrollar plataformas más capaces para esta tarea.

Datos para Comandos de Guerra

Nombre: 2cm FlaK 38 auf Pz.Kpfw.I Ausf.A
Inicio: 1940
Final: 1941
Tipo: AA y AT Autopropulsado
Long.: 4.02
Anch.: 2.06
Altu.: 1.72
Peso: 5.4
V: 40
Acel.: 3
Aut.: 145
Dot: 3 (5 operadores adicionales viajaban en vehículo aparte)
BCF: 13
BCL: 13
BR: 10
BCP: 13
BA: -
BB: 4
BTF: -
BTL: -
BTP -
A: -
CAAM: -
PA: -
CC: 20
HE: IV+0/4
AP: II+20/10
Cad: 10
Esdo: *
Alcance: 2.200