Número: 136.     4ª época.     Año XIX     ISSN: 1989-6289

136 > Reglas > Fauna > Aquilosaurio (Pan). Por: Olef, hijo de Oleg

 

Aquilosaurio

También conocido como "El Ladrón de los Cielos" esta enorme ave carroñera de más de 3 metros de envergadura habita en las montañas, en especial junto a los arwan. Tiene pequeñas plumas en la piel que imitan el color de las hojas de los árboles y del tronco de estas. Les gusta posarse en ellos con las alas extendidas y el pico a un lado del tronco. Desde fuera, parece parte del árbol en el que están, aunque no necesitan esta medida de protección dado su tamaño, parece que la mantienen desde su infancia donde son mucho más vulnerables.

En el suelo alcanzan la altura de un humano medio y tienen la cabeza grande con un pico acabado en punta (bastante dañino) que utilizan para desgarrar la carne de animales muertos. También tiene dos garras que utilizan para sujetarse a los árboles, pero que, en caso de necesidad, pueden utilizar para atacar. Los aquilosaurios son carroñeros, pero si no encuentran comida, intentarán llevarse a presas pequeñas: terneros, crías de humanos y similares. Las atraparán con un vuelo rasante y remontándose cientos de varas, las lanzarán para que mueran en la caída. Tras morir, los devorarán normalmente.

Los machos son muy territoriales y graznarán (e incluso atacarán) a cualquier otro macho que entre en su territorio. Sus graznidos son terribles, muy agudos y pueden oírse a grandes distancias. Cuando dos machos se enfrentan, se posan en el suelo y se lanzan picotazos y zarpazos hasta que uno de ellos decide que ha tenido suficiente y se marcha o uno de los dos muere. Este mismo combate lo realizan con las hembras para aparearse, pero, en este caso, los golpes sólo se amagan, sin llegar a dañarse. Se ha observado a hembras dañando a machos con los que han decidido no aparearse. Una vez formada la pareja, la hembra pondrá dos huevos que quedarán al cuidado del macho mientras ella emigra en busca de otro varón. Cuando un macho está alimentando a sus crías es especialmente voraz ya que gran parte de la comida que ingiere la regurgita para sus polluelos.

Algunos arwan utilizan el pico del ave como cabeza de maza que les permite golpear (daño tipo I-2) y desgarrar (daño I +2). Sin embargo, es un arma frágil y se romperá tras cualquier pifia. Nota para el DJ: el jugador deberá indicar si intenta desgarrar o golpear antes del golpe.

La piel del aquilosaurio tiene cierta dureza y a pesar de ser un ave, su piel se puede curtir con mucho cuidado sin desprender las plumas. Las artesanas habilidosas forman con ella unas capas que permiten camuflarse en los entornos boscosos (dificultan la detección en un +5).

Algunos chamanes utilizan las garras del aquilosaurio como pie para bastones y varas que utilizan en algunos rituales. Si la pata se seca adecuadamente sobre la vara, esta quedará enganchada y podrá quedarse de pie para maravilla de los que observen. Que se sepa no confiere ninguna ventaja mágica a su portador, pero si le gusta presumir, será un complemento indispensable de su ajuar chamánico.


FUE 6/18. Armadura 1. Avistar: 15, Fondo 12, Esquivar 9, Iniciativa 14, Rastrear: 15 Ataque Picotazo (daño tipo I+5): 15, Ataque de garras ala (daño tipo 0+5): 15. PD: 21