Número: 75.     4ª época.     Año XVIII     ISSN: 1989-6289

75 > Reglas > Dedicaciones > Cómo convertirse en Guardián (Pan). Por: Ignacio Conesa Zamora

 

COMO CONVERTIRSE EN GUARDIAN

Después de la serie de artículos dedicados al Sabio de la Roca y a toda la compleja organización que le acompaña no será raro el grupo que desee sumarse a las filas de los ayudantes de tan importante personaje. En principio el convertirse en un Viajero Rojo debería estar fuera del alcance del personaje medio. Un cargo tan importante no puede conseguirse simplemente gastando puntos de creación en caras ventajas. Sin embargo los puestos de Escoltas y hasta de Guardianes de la Roca si que están al alcance de cualquier personaje

Escoltas y Guardianes de la Roca
durante la creación del PJ.

Ser Escolta es relativamente sencillo. Basta con ser un dwan de cualquier etnia y poseer las ocupaciones de guerrero tribal, cazador o explorador. Aunque entrar al servicio de un Viajero Rojo es un honor en casi cualquier cultura, es posible que el personaje haya alcanzado tan importante grado de forma circunstancial simplemente por estar disponible cuando un Viajero ha necesitado improvisar una escolta en terreno hostil.

Los guardianes de la roca son una ocupación en si misma. Para poder escoger esta ocupación es necesario ser de la etnia turgan. La ocupación es similar a la de guerrero tribal, solo que añadiendo como habilidad primaria fuerza espiritual y costando 5 puntos más. Además, debido a su juramento de fidelidad, deben dedicar prácticamente el 100% de su tiempo a servir al Sabio del Desierto. Como ser un guardián es un gran honor el personaje deberá coger la ventaja Honor racial. A cambio de todas estas obligaciones y compromisos reciben numerosos rituales protectores y la maza signo de su cargo. Si un jugador desea hacerse un guardián renegado (todos sabemos lo que les gusta a los jugadores llevar parias y desheredados) seguirá conservando su maza, pero esta habrá perdido todos su poderes místicos.

Unirse al séquito durante las aventuras.

Nada impide a un personaje formar parte de la escolta de un Viajero Rojo durante sus vagabundeos por el mundo. De hecho el ponerse al servicio de un Viajero puede dar pie a varias y excitantes aventuras. Es requisito indispensable el poseer las habilidades necesarias para ser Protector o Batidor a un nivel respetable. Los Viajeros suelen confiar en la reputación de sus futuros empleados, aunque a veces no está de más que pasen un par de pruebas, como un combate no letal contra alguno de sus actuales escoltas o responder varias preguntas sobre supervivencia básica simuladas mediante pruebas de las habilidades pertinentes. Por último los futuros Escoltas deben demostrar que son gente de fiar y que están comprometidos con su nueva misión. Los Viajeros son muy perspicaces y cuentan con espíritus poderosos, siendo muy difícil el engañarles.

Conseguir llegar a ser un Guardián Rojo es más complicado. Para empezar se requiere un periodo de servicio como Escolta de, por lo menos, dos inviernos, además de demostrar una fanática fidelidad al Sabio del Desierto. El ser de la etnia turgan es también indispensable, así como poseer un buen nivel en la habilidad Fuerza Espiritual. Por último debe haber una vacante, aunque con los duros tiempos que corren esto puede ser un problema menor. Si el candidato cumple todos los requisitos debe hacer una prueba en la que entre en comunión con el espíritu que habitará su maza. Esto se representa mediante una prueba de Fuerza Espiritual con un modificador de +4. Si se pasa la prueba el candidato es aceptado. Si no, la plaza será asignada a otra persona y el candidato deberá esperar a que haya una nueva bacante. Si la prueba es una pifia el candidato morirá al ser separado su espíritu de su cuerpo durante la ceremonia de iniciación.