Número: 75.     4ª época.     Año XIX     ISSN: 1989-6289

75 > Reglas > Habilidades > Ampliación reglas de persecuciones en vehículos (RN). Por: Alex Santonja «Kano»

 

Ampliación a las reglas de persecuciones en vehículos

En el manual básico (págs. 255-231) vienen desarrolladas las reglas para persecuciones entre dos o más participantes a través de las calles de Cunia. Estas reglas sirven tanto si los participantes realizan la persecución a pie como utilizando un mismo tipo de vehículo.

Las reglas asumen unas condiciones estándar como que los vehículos son similares o las calles no afectan de forma diferente a cada vehículo; sin embargo, en las persecuciones entre furgonetas y coches o entre coches y motos, la diferencia de vehículo puede ser un factor importante. Además, no es lo mismo realizar una persecución a través de las tortuosas calles del Casco Antiguo que por las rectas calles del barrio de Entrecruces.

Si quieres darle un poco más de detalle a estas persecuciones, puedes utilizar las siguientes reglas, que se añaden a las indicadas en el manual:

Pasos de la ampliación de reglas de persecuciones en vehículos

Paso 1: El primer paso a la hora de realizar una persecución será decidir en que lugar de Cunia comienza dicha persecución. Localiza dicho lugar en el mapa que se muestra a continuación. Es recomendable, si los jugadores son los perseguidos, que tengan una copia del mapa de Cunia para que tomen sus propias decisiones. Tú, como director de juego, imprime (o márcate en un mapa de la ciudad) las zonas que te muestro en el siguiente mapa:

Mapa de persecuciones. Pulsa para verlo más grande

Paso 2: Determina que vehículos van a participar en la persecución. Los vehículos pueden variar a lo largo de la misma, por lo que no te preocupes de determinarlos todos, sino únicamente de aquellos que se encuentran activamente en dicha persecución. Por ejemplo, la bofia puede enviar coches patrulla a medida que los atracadores vayan pasando por ciertas calles, o uno de los coches perseguidos puede tener un accidente y ser alcanzado por sus perseguidores. Lo importante es que todos aquellos vehículos que participen activamente en la persecución sean clasificados en un de los siguientes tipos:

Ten en cuenta que esta clasificación es una simplificación. Como Director de juego, deberás decidir si un vehículo en concreto se clasifica en una u otra categoría cuando exista la duda. Por ejemplo, una Harley Davidson modificada puede llegar a considerarse un coche a efectos de reglas para persecuciones. Y un C4 Picasso de siete plazas lleno de gente puede dejar de considerarse un coche para pasar al terreno de las furgonetas. Tú tienes la última palabra.

Paso 3: Habiendo determinado la zona y el vehículo, realiza el control de la persecución entre vehículos como se indica en el manual, aplicando los siguientes modificadores:

El vehículo se encuentra en una zona roja: Las zonas rojas son zonas de la ciudad en las que las calles suelen ser tortuosas, en ocasiones con desniveles importantes, y con giros bruscos. Los peatones suelen pasar tranquilamente de un lado a otro de la calle, cuando no van por la calzada directamente. Las aceras son estrechas, o inexistentes. En algunas calles es posible encontrar incluso algún mercadillo, tenderete o puesto de venta callejero, además de la posibilidad de que algún vehículo se haya detenido para descargar.

El vehículo se encuentra en una zona verde: Las zonas verdes corresponden a barrios donde las calles son rectas. Posiblemente tenga aceras mas o menos decentes en ambos lados de la calle, están bien asfaltadas y muchas tienen coches aparcados en ambas aceras. Son calles con numerosos pasos de cebra, algún que otro semáforo (aunque suelen ser raros) y con tráfico fluido.

El vehículo se encuentra en una zona azul: Las zonas azules son zonas donde las calles suelen ser rectas y amplias, con calles que las cruzan en giros de 90º y abundantes semáforos. La mayor parte de las avenidas se encuentran en zonas azules. Ambos lados de la calle suelen tener aceras amplias, por donde caminan los peatones. Estos rara vez invaden la calzada, a menos que sea por los pasos de peatones.

El vehículo se encuentra en una calle blanca: Estas calles son amplias, largas y rectas. Suelen ser de prioridad para los vehículos y cuando los peatones las atraviesan, suele ser utilizando pasos peatonales sobre la vía o bajo ella.