Número: 200.     4ª época.     Año XVIII     ISSN: 1989-6289

200 > Aventuras > Rol Negro > Si algo puede sanarte (RN). Por: Jacobo Peña Conversa

 

Si algo puede sanarte

Esta aventura es un poco especial. No es ya solo que a su autor la temática le guste especialmente sino que con ella se da finalización a una trilogía no anunciada, que comenzó con El secreto del éxito (16881 Ver), continuó con Una de los nuestros (18981 Ver) y sigue en esta aventura. ¿Termina? ¿Se convertirá en una tetralogía? Quién sabe. En cualquier caso, recomiendo leer ambas historias antes de jugar esta.

Todos los personajes jugadores de "Si algo puede sanarte" han de estar relacionados de una forma u otra con la Policía Federal de Cunia, la mayoría con la Comisaría de Información. De hecho, al menos uno de los personajes debería esta destinado a la misma y al mismo equipo operativo que Romeo Castán, alrededor del cual gira esta historia. No es imposible jugarla con otro grupo de personajes sin policías dentro pero la aventura será más difícil sin ellos.

Al inicio de esta historia, los personajes se encuentran en una sala de espera del hospital Niño Jesús (93-C2 en el mapa de Cunia). Todos están aquí porque sienten amor por el hombre ingresado en la habitación 323.

Terapia familiar

Antes de comenzar, leeremos esta breve introducción sobre Romeo:

Romeo Castán está ingresado en el hospital con pronóstico reservado tras un accidente de tráfico. Es un agente de la Comisaría General de Información de 43 años, divorciado hace cinco años de Dorotea Vilanova (42), con quien tuvo una hija, Rosanna (9), y casado hace un año con el barman Jacinto Mosquera (47). Romeo ha conseguido mantener una buena relación con su expareja y, de hecho, Dorotea y Jacinto están también en el hospital, apoyándose mutuamente. En estos momentos están siendo informados por el cirujano que ha atendido a Romeo y vosotros estáis a la espera de que vuelvan con noticias. A Romeo solo le podéis calificar de buena persona, siempre dispuesto a ayudar a los demás aún a costa de meterse en problemas, siempre voluntario para los casos más arriesgados. No se os escapa tampoco que entreverados en su bondad hay un tanto de vanidad y orgullo pero compensan de sobra por todo el bien que os hace. De hecho, todos y cada uno de vosotros le queréis, de una forma u otra.

Cirugía

En este momento, cada personaje deberá explicar y anotar el motivo por el que quiere a Romeo. No hay límites: pueden haber tenido un romance pasajero, puede haberle salvado la vida, pueden ser la mejor pareja de póker de la historia de la comisaría, pueden haber pasado largas tardes charlando de la vida, puede haberlo alojado cuando se quedó sin casa o cualquier otro motivo pero el caso es que todos tienen sienten un amor por Romeo que les hace estar hoy aquí.

Además, leeremos en privado al personaje o personajes que pertenezcan al mismo equipo que Romeo el siguiente texto:

Junto a Romeo, sois miembros de un equipo de la Comisaría de Información destinado a acumular pruebas contra la banda de Catty. Castán se encontraba de hecho trabajando como agente encubierto en uno de los locales de este grupo criminal, habiendo conseguido un trabajo de barman tras ser entrenado por su marido para ello. Contactaba una vez a la semana y esta mañana, cuando os llamó, no le tocaba hacerlo. Antes de poder descolgar, la llamada se cortó. Al devolverla, nadie respondía. Media hora después os avisaban de que había ingresado en el hospital. Oficialmente, el accidente no tiene que ver con su misión y según los agentes de tráfico que han evaluado el siniestro, lo más probable es que se debiera a un despiste al usar el teléfono sin manos libres. Los testigos que sacaron a Romeo del vehículo afirman que iba solo en él. En cualquier caso, aún no tenéis el informe de los expertos.

Zona de Catty en Cunia

Al terminar de leer esta información a los personajes, Jacinto aparecerá en la sala. Les comentará que Dorotea ha pasado a ver a Romeo a través del cristal de la UCI un momento pero que el médico les ha dicho que se encuentra estable, dentro de la gravedad. El pronóstico aún es reservado, dado que ha sufrido daños en el hígado y un pulmón; aún no saben cómo van a evolucionar. Entonces, cambiará a un tono más privado y les dirá que hace un rato, antes de que le metieran en la UCI, ha conseguido hablar con Romeo unos segundos. Le ha encontrado muy alterado y nervioso, empeñado en hablar a pesar de que no le convenía. Lo único que ha dicho, procurando que nadie más le escuchara es "Encontrad a Sabina. Venía conmigo. Está en peligro. Solo en quien confíes." Jacinto insiste en que estaba muy alterado y le han pedido que saliera. Pero el marido ha asentido y ha visto que Romeo se tranquilizaba. Luego se le han llevado a dentro y de momento no se le puede visitar.

Jacinto afirma no saber nada de Sabina.

"Sólo en quien confíes", por cierto, es una frase común en el grupo de investigadores. Viene a significar que, de momento, no se dé parte a nadie, ni siquiera en comisaría, de algo. Suelen usarla cuando tienen miedo de que algo delicado llegue a oídos de un infiltrado.

Obviamente, Jacinto les va a pedir que hagan algo por cumplir el deseo de Romeo. Médicamente ellos no pueden hacer nada y promete mantenerles informados de lo que ocurra. Además, está convencido de que si encuentran a la tal Sabina sana y salva, Romeo mejorará de ánimo y tal vez salga de esta. "Si algo puede sanarle..." dirá "Estoy dispuesto a intentar cualquier cosa".

Informe médico

El primer paso de la investigación debería ser reunir tantas pistas como puedan. Aquí damos varias fuentes de información disponibles para los personajes con relativo poco esfuerzo:

Informe del accidente.

El informe del accidente (TA Burocracia -5) es mucho más preocupante de lo que parecía al principio. El accidente tuvo lugar a las 7:20 de la mañana, aún con poca gente en la calle. Según los testigos, el vehículo bajaba por el Boulevard Este con exceso de velocidad y el conductor habría dado un volantazo brusco hacia la derecha para entrar en Cardenal Mendoza, chocando con un camión aparcado en carga y descarga.

Informe de Romeo Castán

El local en el que trabajaba Romeo se llama Escarlata. Situado en la calle Ruiseñor (79-1D), es un prostíbulo abierto hace solo tres años, con coctelería en la planta baja. El informe del propio Castán señala que hay muchos indicios de que el Escarlata es un ensayo de Caty para lavar dinero negro con una actividad que llamase menos la atención. Sobre el papel, el local pertenece a una empresa llamada Trece Robles S.L., cuya gerente es una tal Olvido Abril. No es difícil (TA Bajos fondos) saber que esta es la lugarteniente de Catty. Trece Robles es propietaria de tres locales en la zona de Catty: el Escarlata, el Melania y el Belle.

Con una decoración moderna y sobria, el Escarlata se distingue de otros locales de la organización por ser menos "obvio". Arriba hay pocas habitaciones que realmente parecen la de un hotel de cuatro estrellas, las personas que ejercen de trabajadoras sexuales aquí atienden discretamente a clientes con bastante dinero con los que se han encontrado previamente en una cena o una obra de teatro, y hasta es posible posible ir a tomar un cóctel carísimo sin ser presionado por nadie para acompañarle a una habitación. Para el grupo de investigadores era un buen sitio para empezar a infiltrarse en la organización. En el informe aparece, por cierto, mencionada una tal "Sabina". Es posible que Romeo se refiriera a Sabina Svobodová, quien trabaja como personal de seguridad en el mismo local que Jacinto. Romeo la había descrito como un miembro de bajo nivel de la organización, de poca importancia pero posible informante.

Testigos del accidente

Hablar con los testigos del accidente arroja poca información adicional. Es posible hablar con vecinos, testigos que dejasen su nombre a la policía, técnicos sanitarios que llegaron al lugar, bomberos que sacaron el coche de donde estaba empotrado y agentes de la policía municipal que controlaron el tráfico.

De estas conversaciones solo saldrá una pista muy interesante (TA Dialéctica): uno de los técnicos sanitarios que trasladaron a Romeo recuerda a una testigo que se le acercó expresamente para decirle que había visto un Mondeo azul oscuro pasar por allí a toda velocidad, casi de inmediato tras el golpe. La testigo no dejó nombre alguno y si aciertan a preguntar al bombero por la descripción… vaya, parece coincidir con la de Sabina.

Accidente

Cámaras

Tanto las cámaras de tráfico como las de comercios cercanos (TA Burocracia +5 o Derecho +5) corroboran la versión del informe de tráfico pero en ellas no se ve rastro alguno del vehículo perseguidor mencionado por la testigo. Es posible intentar seguir el vehículo a través de las cámaras que haya (Buscar Datos +5). Estas son abundantes en la zona del Boulevard pero al entrar en el territorio de Caty escasean. Lo más que se puede intuir es que es muy probable que el coche viniera del Escarlata y se dirigiera al sur de la ciudad, o al sudoeste, dado su último giro. Por cierto, con esa dirección también podría haberse estado dirigiendo a la Comisaría de Información.

Información del registro

Es posible obtener información de Sabina Svobodová (Burocracia -5). Ciudadana de la República Checa con certificado de residencia permanente en España pendiente de aprobación; cumple los requisitos pero los papeleos de inmigración se "retrasaron" precisamente para dar espacio a la investigación de Romeo, dado que Sabina aparece como una posible testigo a la que coaccionar. Reside en la calle República Argentina (78-4D).

Apartamento de Sabina

Este diminuto domicilio incluye cocina, dormitorio y salón en una misma habitación, además de un baño, terraza y un armario ropero convertido en espacio para el ordenador. Hay varias pistas que encontrar aquí.

La puerta del piso está algo maltratada (Descubrir -5). No parece forzada ni rota pero alguien le ha dado algunas patadas desde fuera.

Seguramente vayan directos al ordenador, para encontrar que Sabina dedicaba esta máquina a jugar online y comunicarse con amigos y familiares a través de distintas redes sociales. Con TAs adecuadas (Buscar datos) será posible detectar en sus comunicaciones con amigos y amigas que empezaba a sentir algo especial por un compañero de trabajo que en teoría estaba soltero pero que a ella le daba la sensación de que no lo estaba. Es posible intuir (TA Psicología), por la forma en que habla de este chico, que en realidad está enamorada de él.

También es posible encontrar (TA Buscar datos) en el ordenador unas fotografías de un grupo de tres hombres delante de este mismo edificio. Los tres son bastante musculosos y tienen una apariencia a medio camino entre personal de acceso de discoteca y banda de rapados, todos con camisa y chalecos negros. Casualmente, los tres están junto a un vehículo azul oscuro, un Ford Mondeo. La foto solo permite ver un par de números de la matrícula pero esta es de color verde: es un vehículo de importación con matrícula temporal. En una de las fotografías, uno de los hombres está mirando directamente a cámara y por la expresión de su cara parece que hubiera visto a la fotógrafa. Una última foto muestra la puerta de una casa de este mismo edificio, dos pisos más arriba, con un modelo reciente de cerradura, distinto al de las demás puertas y una pegatina en el quicio con el logotipo de una bola negra de billar, sobre las siglas "GHF".

Un registro minucioso del piso (TA Descubrir) permitirá encontrar una tarjeta de visita de una empresa llamada "Orzus Inversiones Inmobiliarias".

Apartamento

Si los personajes llaman a la puerta del piso que aparecía en la foto nadie contestará pero saldrá una vecina a decir que ahí vivía de alquiler una familia hasta que la semana pasada les echaron. No querrá decir mucho más, afirmando (TA Dialéctica -5) no haber visto a nadie, cosa que es cierta, solo escuchó cómo alguien llamaba a la puerta de la familia, entraban dando gritos cuando les abrían y tras una hora de más voces, la familia empezó a empaquetar.

El resto de vecinos dirán cosas parecidas, aunque alguno podría atreverse (TA Dialéctica) a confirmar que los hombres que aparecen en las fotografías de Sabina son quienes ejecutaron el "desahucio". Se nota el miedo en el ambiente, muchos de ellos tienen problemas para pagar los pisos. Algún otro podría señalar que los nuevos ocupantes del piso son una gente rara, con aspecto de no poder pagar el piso y que están recibiendo gente todo el rato que entra y sale, pero solo de noche.

Búsqueda empresarial

Una consulta inversa del logo de la bola en internet permitirá encontrar una empresa reciente de "servicios de desocupación en Cunia", con ese logo y llamada Gestión Hogar Fuerte.

Es posible saber (TA Burocracia o Buscar datos +5) que "Gestión Hogar Fuerte" es una empresa dirigida por un tal Toni Morera, también socio de la misma. El socio mayoritario de GHF es una empresa llamada Grupo Sintra. Hay un tercer socio minoritario llamado Georgios Kasidiaris.

El apellido Morera podría sonar a algún personaje agente de policía o con acceso a expedientes de la misma (Bajos fondos): el líder actual de la banda de Los Bolos es un tal Nuño Morera. Es posible obtener el dato (TA Buscar datos) de que ambos son, de hecho, hermanos. Y los Bolos visten chalecos blancos...

Una posterior búsqueda de Kasidiaris (TA Buscar datos -10) solo arrojará resultados en griego. Si los traducen, podrán ver que las referencias son por un lado a su pertenencia a un partido de ultraderecha griego y por otro que tiene abiertos varios procesos judiciales por violencia y coacción en su país pero ninguna en España o Cunia. Una de las fotos que aparecen en la búsqueda confirmará que, en efecto, Kasidiaris está entre los visitantes de la foto de Sabina, en concreto quien parece descubrirla.

En cuanto a Orzus Inversiones Inmobiliarias, es una filial del fondo de capital riesgo (o "fondo buitre") Orzus Capital. Con algo más de trabajo (TA Buscar datos +5) es posible saber que ha adquirido hace unos meses el edificio donde vive Sabina.

El Grupo Sintra por su parte es una empresa de servicios de seguridad, acceso y limpieza que atiende a todo tipo de empresas. No tiene antecedentes de problemas legales pero en la policía se sabe que han recibido presiones del Sindicato.

Escarlata

Es posible realizar una visita de cortesía al local para hacer algunas preguntas pero será complicado recibir respuestas si no se es muy sutil. Por suerte, para cuando abra el local a las 20:00 faltarán dos empleados (Romeo y Sabina) y sus sustitutos inmediatos no están tan espabilados como ellos. Con inteligencia (TA Dialéctica) es posible sacarles algunos datos, pero solo si no se les ocurre decir que son policías. Recordad que Catty mantiene una estricta política de separación de poderes con la ley: vosotros por un lado y yo por el otro. Pueden obtener el nombre de la gerente y hasta un teléfono para intentar hablar con ella. También, que Sabina y Romeo se fueron anoche juntos por primera vez desde que trabajan aquí; Romeo se ofreció a llevarla a su casa. Parecían nerviosos.

Citas de atención primaria

A lo largo de su investigación, los personajes podrían tener encuentros con alguna de las demás personas que están relacionadas con el caso de una forma u otra. Cuándo y dónde tienen lugar estos encuentros dependerá completamente de la oportunidad y las acciones de los personajes. Por ejemplo, es fácil encontrarse con los nuevos inquilinos del piso desocupado pero es más probable si se acercan allí cuando haya oscurecido. Si van poco después de salir del hospital a casa de Sabina pueden ser vistos por Karen y quizás quiera preguntarles alguna cosa. Los Bolos podrían estar vigilando el Escarlata y no son lo bastante listos para evitar ser vistos o para no intentar intimidar a los personajes, no sabiendo quiénes son primero. También es posible que los personajes sean tan sutiles e inteligentes en sus investigaciones que consigan esquivar alguna de las visitas

Los camellos

Dos hombres y una mujer cuyo trabajo habitual es el menudeo de drogas. Se metieron en el terreno de los Tomatitos y necesitan pasar un tiempo escondidos, mejor aún si es cobrando. Los Bolos les pagan una cantidad interesante de dinero por convertir el apartamento que han desahuciado en un narcopiso y molestar un poco a los vecinos con música alta y malos olores, eso de momento. Aún pasan mucho tiempo fuera de la vivienda, sobre todo de día pero cualquier encuentro con los personajes puede ponerse difícil. No son gente de muchas luces y tenderán a la violencia con facilidad.

Camellos (valor medio de atributos por característica)

CUE 4
DES 5
INS 6
INT 3
PRE 3

Habilidades:

Armas blancas (navaja) 18
Descubrir 15
Pelea 16
Seguridad 17
Sigilo 16

Otros datos

Puntos de vida 12
Ajuste por fuerza 0
Alerta 18
Esquivar 15
Iniciativa 4, 6

Interrogatorio

No es complicado presionarlos (TA Intimidar) para que confiesen quién les ha contratado y para qué si tienen la sensación de que saldrían limpios de esta. De lo contrario, callarán y dejarán que como mucho se les empapele por tráfico de drogas. El piso lo tienen casi vacío, aparte de camas y comida. El "material" está oculto en la escalera del edificio, bajo una baldosa del rellano que da a la azotea.

Los Bolos

A pesar de su aspecto y de que tampoco son los más brillantes de su promoción, esta banda "ciudadana" de vigilancia está bastante organizada y tiene una jerarquía vertical fuerte. Actuarán cuando se les ordene y no antes. Se les ha ordenado vigilar el Escarlata casi de continuo y el edificio donde vive Sabina de tanto en tanto. Poco después de empezar los personajes la investigación el jefe de todo este tinglado sabrá del accidente de Romeo y se les ordenará vigilar también el hospital Niño Jesús, más que nada para saber cómo evoluciona. Así podrían descubrir que los personajes son policías. Todos los de este grupo que se pueden encontrar inicialmente los personajes son "militantes" de a pie, con poca responsabilidad.

Bolo

Bolos

CUE 6
DES 5
INS 5
INT 4
PRE 4

Habilidades:

Armas blancas (navaja) 16
Descubrir 18
Pistola 17
Pelea 16
Seguridad 15
Sigilo 17

Otros datos

Puntos de vida 21
Ajuste por fuerza +1
Alerta 15
Esquivar 15
Iniciativa 5, 5

Interrogatorio

Son bastante más duros que los anteriores y saben dos o tres cosas de leyes, con lo que intentarán permanecer callados por su bien. Saben que hablar solo empeoraría legalmente las cosas. La fuerza física o la posibilidad de hacer un trato sí podrían funcionar con ellos (TA Intimidar +5 o Dialéctica +5). Después de todo, son una banda criminal pero la mayoría tienen trabajos o familias fuera de su "afición". La información que pueden dar es que Los Bolos han empezado a desarrollar otra forma de "ayudar" a la ciudadanía luchando contra la lacra de los okupas. Para ello, algunos de sus miembros han empezado a trabajar con GHF. Con un poco de suerte confesarán que la idea de montar ese negocio parte de un miembro reciente de la organización, un recién llegado a Cunia que tiene experiencia en estos temas. Saben que es "italiano, griego o algo así" y que se hace llamar Ulises. Aunque quisieran, no podrían confesar por qué buscan a Romeo y Sabina porque nadie se lo ha dicho.

Las Vampiras

Informada de la ausencia de sus dos empleados y pareciéndole muy raro que los dos más nuevos se ausenten a la vez, justo el único día que se van juntos a casa, Olvido enviará a una de sus vampiras a casa de Sabina. Esta se limitará a observar primero e intentar entrar después y evitará el enfrentamiento a toda costa, escapando si ve llegar a alguien. Puede que deje alguna pista de su presencia tras de sí sin darse cuenta pero los personajes podrían no llegar a saber de su existencia hasta encontrarlas de frente. Esto podría ocurrir si Olvido llega a estar informada de que unos desconocidos andan detrás de Sabina; querrá saber qué demonios está pasando y para ello los mandará ir a buscar por un grupo de vampiras lo bastante serias para no liarla pero también para hacer frente a los personajes. No son rivales sencillos, amigos.

Vampira

Vampiras

CUE 5
DES 7
INS 6
INT 5
PRE 6

Habilidades:

Armas blancas 19
Descubrir 18
Pelea 19
Pistola 20
Seguridad 17
Sigilo 20

Otros datos

Puntos de vida 15
Ajuste por fuerza 0
Alerta 21
Esquivar 18
Iniciativa 7, 6

Interrogatorio

De lejos, son los personajes secundarios más complicados de interrogar. La violencia no es algo a lo que estén desacostumbradas y su lealtad a Catty es inmensa. Tampoco hay mucho que les puedan ofrecer y se saben respaldadas por algunas de las mejores abogadas del país. Lo que sí intentarán es darles algún hueso que morder a los personajes para llevarles a una cita con Olvido en la que se aclaren las cosas. Así, no tendrán problema en decir que están buscando a dos empleados, que les ha extrañado tanto su desaparición repentina como que ahora haya quien les esté buscando y que solo quieren asegurarse de que su organización está a salvo. Como ellas no pueden negociar por sí solas, propondrán que las liberen para buscar esa cita con Olvido.

Citas con los especialistas

En este punto, la investigación derivará o bien hacia el entorno del Escarlata o bien hacia el entorno de GHF. En el primero de los casos, un progresivo acercamiento derivará casi seguro en una cita con Olvido. El segundo nos llevará a una escena en la que se desvelará una persona que está detrás de todo el asunto y que es el motivo por el que Romeo advirtió "solo con quien confíes".

La reunión con Olvido

Olvido Abril (ha adoptado no oficialmente el verdadero apellido de su protectora) procurará citarse con los personajes en un espacio que parezca neutral pero que no lo sea. La periferia de su territorio es una buena opción, en especial hacia el este, en el límite del territorio de Don Víctor, con quien tiene buena relación. La parroquia de la Sangre de Dios es el escenario perfecto, pues ahí es donde Catty y Don Víctor celebran reuniones pacíficas normalmente. Sin embargo, otros sitios de la misma zona servirían igual, incluso a propuesta de los personajes. Ella se encargará de que en el lugar haya algunas vampiras listas para la acción. No las ocultará, solo quiere asegurarse de que los personajes no intentan tonterías.

El objetivo de la reuni?on para Olvido es sencillo. Primero, intentar averiguar por qué sus empleados han desaparecido. Segundo, saber si esa desaparición supone algún problema para su organización. Tercero, saber cuánto conocen los personajes de sus asuntos. Mientras la conversación avance en esa dirección no tendrá problema en ser fría pero correcta. Explicará a qué se dedicaban Romeo y Sabina en el local, que eran gente muy poco importante en la organización y que les busca por lo raro del asunto.

Si alguien revela el asunto del desahucio de GHF en territorio de Catty, en principio no le dará importancia "la vida es dura" pero si se le explica la relación con Los Bolos… Ah, eso es otro asunto. ¿Una banda actuando en su territorio? Solo con atreverse a ello muestran estar muy locos… o tener un apoyo mayor del que parece. Que lo hagan a través de una empresa "legítima" lo hace parecer una forma de infiltrarse poco a poco en el barrio. Desde luego no le hará gracia y estará dispuesta a ayudar para que los personajes averigüen por su cuenta qué está pasando y la informen. La ayuda puede venir en forma de equipo, información o la posibilidad de usar alguna vampira para vigilar a alguien.

Si los personajes juegan mal sus cartas, no saben ser diplomáticos y se ponen amenazadores, Olvido terminará la reunión y no dará segundas oportunidades para continuarla. No es que sea una quisquillosa sino que no se fía de nadie que parezca más interesado en su orgullo o en la legalidad que en hacer tratos. Los personajes se quedarán sin apoyo.

GHF y los Bolos

Investigar el negociete antiokupas que se han montado los Bolos puede requerir de diversas estrategias. Pueden hacerse pasar por clientes para lograr una reunión, intentar seguir a uno de los jefes, entrar en las oficinas a robar documentación… Es imposible poner aquí por escrito todas las opciones y la DdJ deberá valorar qué información de la que se lista a continuación se obtiene en cada caso, así como el riesgo que se corre de ser descubiertos e iniciarse un enfrentamiento. Usa las fichas que damos de los Bolos, Georgios y Omar como medida de lo fácil o difícil que puede ser vigilarles o robarles.

Vigilancia de GHF y los Bolos

Desde hace unos meses, la banda de los Bolos parece haber empezado a realizar acciones en las que no lleva los chalecos blancos y adopta un look más casual.

También parece haber empezado a tener más financiación. Es complicado establecer las fuentes porque son ingresos hechos en la sucursal, en metálico.

GHF se publicita de momento en canales no principales, como periódicos locales, radios marginales y redes sociales. Parece que no quieren llamar demasiado la atención.

El edificio de Sabina no es el único que están ayudando a desahuciar en la zona de Catty, hay otro par más en los que están realizando el mismo procedimiento; Orzus compra el edificio, sube los alquileres, GHF desahucia un par de pisos y de inmediato lo alquilan elementos poco recomendables.

La guinda del pastel: en algún momento los personajes que se lo monten bien deberían ser recompensados observando una reunión entre Georgios "Ulises" Kasidiaris y Omar Requena. Cualquier personaje que sea agente de policía reconocerá a Requena como un teniente de la Policía Judicial con fama de corrupto. Incluso, según cómo las anteriores aventuras jugadas en las que apareció Requena terminasen, Requena podría no ser ya policía pero seguir teniendo buenas relaciones con elementos oscuros de esta. Aquí está el motivo por el que Romeo lanzó su advertencia.

Georgios

CUE 6
DES 6
INS 4
INT 5
PRE 6

Habilidades:

Armas blancas 18
Descubrir 15
Pelea 20
Pistola 16
Seguridad 12
Sigilo 15

Otros datos

Puntos de vida 18
Ajuste por fuerza +1
Alerta 12
Esquivar 18
Iniciativa 6, 6

Omar Requena

CUE 6
DES 7
INS 6
INT 5
PRE 5

Habilidades:

Armas blancas 18
Conducir 16
Correr 18
Descubrir 19
Intimidar 21
Pelea 16
Pistola 20
Sigilo 18

Otros datos

Puntos de vida 18
Ajuste por fuerza +1
Alerta 18
Esquivar 21
Iniciativa 7, 6

Diagnóstico final

A estas alturas los lectores de esta historia ya tendrán una idea general de lo que ha ocurrido. Hace unos meses, Kasidiaris llegó a Cunia para dejar enfriar los casos y la atención de la prensa griega sobre su persona. Aquí flirteó con varias bandas pequeñas con las que sentía afinidad, como los Swat, los Nueva tribu o los Kubritch, acabando por integrarse en los Bolos y adquiriendo pronto relevancia con su discurso contra la pequeña delincuencia de barrio, en especial los ocupas.

Por entonces, Omar Requena también había empezado a manipular a los Bolos y la llegada de Georgios podía suponer una amenaza a su soberanía. Pero Georgios decidió ofrecerse desde el primer momento a ser el hombre de Omar en la banda y así evitar al policía a dar la cara. Juntos idearon el plan de reconvertir a los Bolos en un negocio provechoso, usando a Sindra como fuente inicial de financiación y convirtiéndose ambos en comisionistas de Orzus, cuyo principal objetivo es vaciar edificios en el barrio de la Reina de sus actuales inquilinos para gentrificar progresivamente la zona. Para ello, el fondo buitre mirará hacia otro lado cuando GHF use métodos, digamos, alegales.

El caso es que Sabina, que en el pasado trabajó en Sintra precisamente, al ver llegar al grupo de GHF a su edificio reconoció a un antiguo compañero cuya reputación es de más bien violento. Temiendo por la seguridad de algún vecino es por lo que se decidió a tomar fotos, siendo vista por Georgios. Así, tras ejecutar la desokupación, el griego llamó a la puerta de Sabina. Esta no abrió y "Ulises" escribió una nota amenazadora, diciéndole que si no accedía a hablar con ellos en el plazo de dos días, la siguiente vez serían más drásticos.

Esa noche, Sabina acudió al Escarlata, dándose cuenta al llegar de que un coche, el Mondeo azul oscuro, la había seguido. Planteándose varias opciones, decidió confiar en Romeo, de quien andaba enamorada. Romeo, al ver la foto sintió un escalofrío. Castán conoce a Omar Requena y su reputación; también sabe, porque les ha visto juntos un par de veces, que Kasidiaris es socio del policía corrupto. Así que Sabina no podía acudir a la policía por trabajar para quien trabaja y al ser un policía encubierto, Romeo no podía acudir a Olvido. Así que, sin confesar a Sabina quién es, la saca de allí al terminar el turno. El Mondeo azul les persigue al principio pero le pierden pronto. Aún así, Romeo está nervioso, lleva toda la noche sin dormir y confiesa a Sabina quien es en realidad. Esta empieza a pedirle a gritos que pare y la deje bajar. Romeo se niega y, cada vez más nervioso, tienen el accidente al girar en dirección a la Comisaría. Sabina resulta casi ilesa y sale del coche cuando aún no hay nadie que la vea hacerlo. Simula ser una testigo, pide que se llame a emergencias y cuando estos llegan decide dejar alguna pista para la policía, la información sobre el coche de los perseguidores. Luego desaparece.

Entonces, ¿dónde está Sabina? Una mesa de juego que haya estado atenta, haya descubierto los sentimientos de Sabina por Romeo y confíe en el amor sabrá lo que tiene que hacer: vigilar el hospital Niño Jesús desde un hostal cercano.

Sabina

El Niños Jesús puede ser, de hecho, el lugar de una escena final trepidante. Alguna vampira puede estarlo vigilando. Los Bolos también, en cuanto Omar sepa que el accidentado es un policía. Incluso podría haber mandado a Kasidiaris a atar cabos sueltos haciendo que Romeo fallezca accidentalmente, por su propia mano o sobornando a alguna enfermera.

Cuando tenga una oportunidad, Sabina querrá entrar a ver a Romeo. Puede que conozca a algún compañero que trabaje de seguridad o conserje en el hospital pero ella tiene también habilidades para colarse si hace falta. Un encuentro a tiros entre ella y Georgios con los personajes en medio en el hospital, entre pacientes, trabajadores y mesas con ruedas sería peligroso y caótico. Si los Bolos y las Vampiras intervienen, más aún.

La acción final es una oportunidad para ver triunfar el amor y la desgracia. Jacinto y Dorotea están en el hospital y son un posible blanco para la tragedia. El amor no correspondido de Sabina también podría estallar si ella cae en brazos de un personaje, herida, rogando que salven la vida de Romeo. Este podría hacer un esfuerzo supremo al escuchar los disparos y levantarse desangrado para intervenir en el último momento. Si Kasidiaris anda por ahí, las Vampiras podrían querer dar un ejemplo definitivo a los Bolos de lo que ocurre si se meten con ellas tirándole desde la azotea.

Cuando el humo de la pólvora se disperse habrá que afrontar las consecuencias de lo ocurrido. Habrá que hacer pactos. Habrá que ver qué ocurre con Omar. El teniente es un tumor pequeño en una ciudad como Cunia pero quizás haya ido más allá de lo que le van a tolerar en el Sindicato o Catty, a los que ya ha tocado bastante las narices. Puede que ni su posición de teniente de policía le sirva para evitar que alguien decida partirle las piernas y enviarlas muy lejos por correo. Puede que se vuelvan a poner de moda los mocasines de cemento. Puede que sean los propios personajes quienes, por amor a Romeo, decidan que ha llegado el momento de quitarse esta espina del corazón.