Número: 147.     4ª época.     Año XVI     ISSN: 1989-6289

147 > Redacción > Editorial > Editorial. Por: Juan Carlos Herreros Lucas

 

Editorial

Llevo un tiempo sintiendo que las opiniones tienden a la bipolaridad, sin términos medios. Los libros son buenos o son malos; o son blancos, o son negros; o son lo mejor que has leído jamás o algo a lo que no te acercarías ni con un palo. Una de consecuencias de esta bipolaridad es lo que denomino el "efecto detergente", todo debe ser cada vez más blanco que lo anterior, aunque eso implique inventarnos elementos químicos de la tabla periódica. Si algo solo puede ser bueno o malo, no puede ser menos bueno que lo anterior y termina siendo lo "más mejor del mundo mundial". En la literatura se nota mucho con esos libros definitivos que no puedes dejar de leer, ni tener. Este efecto, me temo, también ha alcanzado el rol y sus libros, aunque sean una reedición de un juego de los 90, son siempre el juego definitivo, sus aventuras son las más grandes jamás escritas y sus campañas son las más auténticas, descriptivas y completas desde el Templo del Mal Elemental.

El problema del efecto detergente es que lleva a la desilusión cuando lo pruebas en la lavadora. Ese hype continuo acaba por fallar, aunque sea por pura estadística, y acabas descubriendo que ese producto no era para tanto, que la publicidad ha resultado engañosa. Al editor y al autor les comprendes, claro; es su producto y quieren vendértelo. Cuando esa vehemencia positivista es general, llegas a desconfiar, incluso a rechazar. Bueno, ya veremos porque la última vez...

Por ello, si la revista Desde el Sótano te gusta y decides compartirlas en redes sociales o comentarla con tus compañeros de juego, te lo agradeceremos de corazón, pero, por favor, haz referencia a cosas objetivas, al esfuerzo que supone sacarla todos los meses, al trabajo silencioso de los que la hacen posible, a la utilidad para directores y jugadores, a la disponibilidad para el público en general; no digas que es la mejor revista de rol de todos los tiempos, aunque, palabra de editor, en este caso sea cierto.