Número: 103.     4ª época.     Año XVI     ISSN: 1989-6289

103 > Ambientación > Organización > Instituto Federal de Estadística (Exo). Por: Sergio Jurado

 

Instituto Federal de Estadística

logo IFE

El Instituto Federal de Estadística (IFE) es un organismo autónomo de la República de Planetas, encargado de la coordinación general de los servicios estadísticos y la vigilancia, control y supervisión de los procedimientos técnicos de los mismos. Sus principales tareas son la realización de todas las estadísticas y sondeos oficiales en los campos de la demografía, la economía y la sociedad de la RFP.

Historia

El organismo estadístico federal más antiguo del que se tiene constancia en el espacio humano es la Comisión Gubernamental de Estadística Aplicada de la República Federal de Vettera, creada en el año 28 dV. Esta comisión, compuesta por personas de reconocida capacidad y competencia en el campo de las Matemáticas aplicadas, fue encargada de la formación del primer censo general de población humana en todo el espacio conocido.

Poco después se creó el denominado Instituto de Cartografía Espacial de Vettera que, poco tiempo después, pasaría a denominarse Instituto Cartográfico y Estadístico de Vettera, asumiendo todas las tareas de recogida de información numérica para el Estado bajo la dependencia del, por entonces denominado, Ministerio de Planificación Macroeconómica.

En el año 601 dV se decretó la formación de las estadísticas oficiales y la publicación anual de las mismas. El Instituto se transformó entonces en una Dirección General dentro de la estructura orgánica del Ministerio (Dirección General de Estadística) y se crearon departamentos "incrustados" en los demás ministerios para ayudarla a llevar a cabo su labor. Esta situación se mantendría hasta las profundas reformas de la Administración que siguieron a la 1ª enmienda a la Declaración de Vettera.

El actual Instituto Federal de Estadística (IFE), órgano autónomo de la Administración federal con sede en Vettera, fue creado en el año 2407 dV con la misión de elaborar y perfeccionar las estadísticas demográficas, económicas y sociales ya existentes, la creación de otras nuevas y la coordinación con los servicios estadísticos de los planetas miembros de la RFP. Actualmente el Instituto depende de un subcomité del Senado que se reúne anualmente para recibir un informe de sus actuaciones. Así pues, el IFE dispone de plena autonomía autoorganizativa y presupuestaria (su dotación económica anual forma parte del presupuesto del Senado).

Misión

Indicadores

El IFE elabora bimestralmente el índice de precios, el de ventas del comercio al por menor, el precio del alquiler, estadísticas sobre la transacción y compraventa de viviendas y el de precios de la vivienda y los vehículos. Además, con otras variadas periodicidades (desde cuatrimestral a una vez por siglo) elabora todo tipo de estadísticas, desde el controvertido Estudio quinquenal de especies impopulares en la RFP a los sondeos de intención de voto previos a las elecciones presidenciales.

Censo General

Para la obtención de datos reales de población se lleva a cabo un Censo General de población. En la RFP se realiza junto al censo de viviendas con una periodicidad de cincuenta años, por imperativo legal. Los datos previos de la información poblacional se obtiene de los procedimientos de gestión de los padrones planetarios pero los datos recibidos son posteriormente corroborados por personal federal al servicio del IFE.

El último Censo General de Población y Viviendas fue realizado en el año 3425. Tuvo un presupuesto total de 29.300 millones de estándares y en la elaboración del mismo participaron más de treinta millones de personas que se encargaron de recopilar, procesar y analizar exhaustivamente los datos de todos y cada uno de los planetas habitados dentro de la RFP. El próximo Censo General será en 3475. Sin embargo, el IFE realiza estimaciones de población entre recuento y recuento; de hecho, en su página de la GWW presume de tener un contador de población en tiempo real basado en las predicciones realizadas.

Estructura

Desde su transformación en un organismo autónomo el principal responsable del IFE es la figura del presidente, máximo responsable del mismo. La actual presidenta del IFE es Mona O'Merak. La presidenta O'Merak es profesora en excedencia de la Universidad de Vettera. Es una mujer de fuerte carácter y no demasiado agraciada que, sin embargo, se niega a someterse a la sencilla operación de cirugía estética que cambiaría tal hecho. Una mujer a contracorriente, sin duda.

Mona

Por debajo del presidente se encuentran los directores de sector, responsables de dirigir las oficinas centrales de cada uno de los sectores de la RFP y de coordinar las oficinas locales de los planetas bajo su área territorial. A su vez, en cada uno de los principales sistemas estelares habitados de la RFP hay un subdirector de sistema que dirige todas las oficinas planetarias del mismo. Por último, en muchos planetas con presencia federal permanente se incrusta una pequeña oficina local del IFE, dirigida por un delegado que en ocasiones es auxiliado por uno o más subdelegados (en los planetas muy poblados). Delegados y/o subdelegados dirigen a todo el personal destinado en las unidades.

Sede

Tras ocupar diversas dependencias a lo largo de su larga historia, el LCXVII Plan de Desarrollo y Modernización Administrativa del año 2777 dV trasladó la sede del IFE a la Torre Random, un edificio de nueva construcción situado en el barrio Presidencial, en donde ha permanecido desde entonces. Desde su construcción, la Torre Random ha sido protagonista de varias remodelaciones y sucesivas ampliaciones hasta formar una enorme arcología en la que viven y trabajan casi medio millón de funcionarios federales.

La Torre Random no solamente contiene las oficinas y viviendas de los empleados del IFE sino también el crucial Centro de Análisis de Datos así como el laberíntico complejo subterráneo que alberga a Tesauro, la monstruosa infraestructura que sostiene la base de datos en donde se almacenan todos los datos recogidos a lo largo de cientos de años. Además, aunque muy pocos lo saben, en el subsuelo del IFE también existe toda una planta que ha sido cedida al SSR, cuyos analistas gozan de amplios privilegios de acceso a todo tipo de información de carácter reservado o personal.

Por último, desde hace siglos se viene escuchando una leyenda urbana que asegura que el subsuelo de la Torre Random está conectado por un túnel con el edificio de la Aguja. Muchos lo han buscado pero, hasta ahora, nadie ha conseguido encontrarlo (efectivamente, el túnel existe y está muy bien escondido).

IAs

El ingente trabajo del IFE solamente puede ser llevado a cabo gracias a que este organismo posee un inmenso complejo de computadoras controladas por algunas de las IAs más potentes y avanzadas de la República, no todas ellas de conocimiento público. Cada una de las IAs está especializada en una tarea concreta. Algunas de las más famosas son:

Agentes de recogida de datos

Los agentes de recogida de datos, que se apodan a sí mismos "legionarios" (por un famoso holofilm clásico de terror titulado Soy Legión que se centraba en las andanzas de un encuestador que sufre un aparente brote psicótico que, al final, resulta ser una posesión demoníaca), son los encargados de recolectar datos de forma directa. Los agentes recaban datos directamente de los ciudadanos, frecuentemente puerta a puerta, realizando encuestas y entrevistas a los habitantes de la RFP sobre los más variados temas.

Las delegaciones planetarias frecuentemente contratan personal para trabajar como agentes de campo, por lo que ésta puede ser una buena salida temporal para los PJ si en algún momento andan faltos de empleo. Sin embargo, que no se lleven a engaño: es un trabajo muy duro, más peligroso de lo que puede parecer y no demasiado bien pagado. Aunque parezca imposible, más de un legionario se ha visto repentinamente involucrado en sucesos extraños, peligrosos o delictivos cuando menos se lo esperaba. En muchos planetas tan solo llamar a la puerta de una casa puede ser el inicio de la más estrambótica de las aventuras...