Número: 188.     4ª época.     Año XVII     ISSN: 1989-6289

188 > Afición > Bibliografía > Gotham (RN). Por: El rolero misterioso

 

Gotham

James Gordon, un inspector novato de Departamento de Policía de Gotham City, es emparejado con el veterano inspector Bullock para resolver el asesinato de los multimillonarios Thomas y Martha Wayne. Durante su investigación, Gordon conoce al hijo de los Wayne, Bruce. Gordon promete al joven que atrapará al asesino de sus padres. A lo largo de la serie, Gordon deberá enfrentarse a la jefa del bajo mundo criminal, Fish Mooney, así como a muchos de los villanos futuros de Gotham: Catwoman, Pingüino, Enigma, etc.

Cartel promocional de la serie

Esta es la premisa de Gotham, serie que narra cómo se forja el carácter del futuro caballero oscuro. Sin embargo, en realidad la serie es una oda a Gotham, la ciudad (como nuestra Cunia de Rol Negro).

A lo largo de la serie vemos cómo las personas que controlan el submundo criminal de Gotham, la mayoría de ellos miembros de la mafia "de la vieja escuela", son sustituidos poco a poco por una nueva hornada de criminales, mucho más dementes y estrafalarios. Sin embargo, si dejamos de lado los elementos más histriónicos que caracterizan a los dementes adversarios de Batman, muchas de las tramas son perfectamente aprovechables para juegos como Rol Negro. La primera temporada, sin ir más lejos, nos describe las tensiones internas existentes entre los diversos elementos de la estructura criminal de la ciudad, así como la lucha por sustituir al líder actual, al que se percibe como viejo y cansado. Esta historia, la de los jóvenes tratando de alzarse y sustituir a los viejos, es tan vieja como el mundo, y se ha repetido hasta la saciedad en todo tipo de ámbitos incluido, por supuesto, el de las bandas criminales.

Y hablando de viejos líderes: la primera temporada de la serie nos muestra a un Carmine Falcone que, al menos para mí, es el perfecto análogo gothamita del Don Víctor de Cunia, como dos versiones de la misma persona separadas por los océanos del multiverso (aunque quién sabe, tal vez en la España del mundo donde existe Gotham también exista una ciudad llamada Cunia). Y es que, para mí al menos, esto es lo mejor de la primera temporada de la serie: los personajes, los planes y las interpretaciones de Falcone o de su rival, Salvatore Maroni, son directamente trasladables a Cunia. Incluso el Pingüino de esta temporada es poco más que un joven gangster tullido al que nadie toma en serio, un grave error que les costará la vida a muchos de ellos, a medida que planea su ascenso al poder. Magistralmente interpretado por Robin Lord Taylor es, al menos para mí, el personaje mejor tratado de toda la serie.

Una serie que, aunque arranca muy lentamente, va ganando con cada capítulo y despega definitivamente en la segunda temporada. Con el añadido de que a partir de entonces el personaje interpretado por Morena Baccarin pasa a convertirse en miembro del main cast, con lo que solo con eso ya me tenían ganado para siempre. Al menos a mí.