Número: 174.     4ª época.     Año XVI     ISSN: 1989-6289

174 > Aventuras > Exo > 06. Campaña Rey Rojo: No tan vacío (Exo). Por: Jacobo Peña Conversa

 

Campaña Rey Rojo. Capítulo Seis: No tan vacío

Este que aquí se presenta es el último capítulo de la primera parte de esta campaña. Tras el mismo, haremos un parón y la retomaremos más adelante, posiblemente a partir del número de verano de esta revista. Recordemos que en capítulos anteriores la intervención de Estrella Millán podía dirigir al grupo de personajes hacia la base secreta de los NheTi:Narä en Encent, quizás porque estén buscando un laboratorio para analizar la muestra de Rey Rojo que tengan, con o sin la compañía de los Nijchaanli.

Otra forma de llegar a ese punto de la historia es que hayan sido atacados por la nave NheTi:Narä, lo que podría haberles guiado bien a las armas usadas en la guerra con esta especie, procedentes de las aduanas de Reger 5. En esa misma nave, la bitácora de a bordo podría indicar el origen exacto de los asaltantes en un sistema sin nombre del sector Encent. Dependiendo de la valentía de los propios personajes, podrían ir tras de ellos para averiguar qué está ocurriendo. Pero también pueden optar por otras opciones más conservadoras y lógicas. Informar a las autoridades, lo que tendría un impacto también en el resto de la campaña, como veremos en la sección final de este capítulo.

Por último, si los NheTi:Narä se enteran de que los Nijchaanli o los personajes están buscando un laboratorio, sin duda lanzarán algún tipo de anzuelo para atraerles a su base.

Conviene puntualizar aquí que la base que buscan (o a la que les llevan) los personajes no es el Centro de Captación del sistema Nexus (Ver), sino otro de menor tamaño, mucho más reciente (lleva operando dos años), que nació al albur del éxito del anterior. Inicialmente fue un punto de intercambio con contrabandistas pare recibir material y armas pero con el tiempo se consideró un buen lugar para una segunda base de captación. Si en la campaña que estéis jugando aquella base fue destruida, esta otra base sería la segunda oportunidad de los parásitos, su plan B para seguir trabajando en la captación de sujetos y experimentación.

El sistema en el que se encuentra la base fue utilizado por los NheTi:Narä en el pasado para intercambios de material con proveedores ilegales. Viendo que parecía un lugar discreto y adecuado, decidieron instalar allí la segunda base de captación.

Reposo relativo

En caso de no dirigirse a esta base de la mano de Estrella o de la bitácora de la nave NheTi:Narä, el camino más complicado y poco probable de los personajes es, en caso de haber ahuyentado a los asaltantes NheTi:Narä, usar la pista de las armas robadas para relacionar el asalto con esta especie y con la guerra secreta contra ella. La investigación para seguir el rastro de estas armas pasará por TAs de Buscar datos con penalizador de +5 a la dificultad, para hallar información sobre la investigación que se llevó a cabo en su momento para descubrir la “invasión” NheTi:Narä. Esta investigación revelará los nombres de proveedores y criminales que estuvieron implicados. Si se trasladan al sector Vergüer a investigar, serán las TA de Callejeo e Interrogación, quizás con ayuda de poderes PSI o incluso sinergia con Con. Militar (Logística) lo que les llevará hasta una serie de proveedores ilícitos de armamento que podrían indicar la dirección de un sistema aún sin nombrar en el sector Encent, donde se realizaban las entregas de material.

Una posibilidad del todo plausible es que llegados a este punto el grupo de personajes decida denunciar la existencia de esta base secreta, en la que pueden sospechar que se producen actividades ilegales relacionadas con los NheTi:Narä, a las autoridades competentes de la UPL. No hay ningún problema en ello y siempre puedes reutilizar la base más adelante para otra partida o campaña. Sin embargo nuestra recomendación es hacer unos personajes rápidos que formen parte la una unidad de asalto y la mesa de juego interprete las escenas resultantes, guiándose por esta aventura que publicamos hoy. Parece razonable saber cuál es la información ya existente sobre este sistema estelar antes de dirigirse a él. En caso de que los personajes sean igual de razonables, sabrán que es un sistema sin planetas, sin habitar y sin nombre, con un cinturón de asteroides de gran tamaño, relativamente alejado de su estrella enana blanca. Sí hubo una única prospección minera hace tres años que concluyó que el cinturón tenía muy poco interés para la industria minera. Esta prospección fue realizada en realidad por elementos NheTi:Narä para precisamente evitar que empresas de este sector industrial se dirigieran al sistema con ánimo de explotarlo.

Asumiendo que no vengan bajo la guía de Estrella, una vez lleguen al propio sistema, el grupo de personajes no tendrá claro qué buscar en el mismo, pues es poco probable que piensen en una base oculta pero una inspección inicial revelará mucho espacio vacío y silencioso en los primeros intentos de detección de sistemas artificiales.

Las medidas de protección de esta base son diferentes a las de su hermana en Nexus. Aquí el cinturón de asteroides está demasiado alejado del sol como para que las ondas electromagnéticas de la estrella camuflen la actividad de una base y las rocas están formadas por materiales poco útiles y mucho hielo.

Así pues, los NheTi:Narä han elegido poner la base en órbita cercana al sol para y camuflarla, además de con la actividad electromagnética natural, aplicando algo de ciencia a su superficie. Todas las salidas de la base por las que pueda escaparse calor susceptible de ser detectado están recubiertas de aislantes térmicos y han sido alargadas para ayudar a la dispersión del calor antes de su salida. El casco exterior de la base está recubierto de un material de fibra plástica con baja reflexión al radar, a lo que contribuye además la forma diédrica que se ha dado al diseño la cobertura. Por último, la superficie ha sido cubierta con una malla de material cristalino sensible e interconectado que hace funcionar cada plancha del casco como una lente multidireccional conectada a las demás; este sistema permite camuflar el objeto que recubren.

Todas estas precauciones han costado un importante desembolso a los NheTi:Narä pero ha merecido la pena. Detectar la base operando los sistemas de una nave tiene un modificador de dos grados más (+10) a la Tirada de Acción correspondiente. Solo nuevas ideas por parte de los personajes mejorarán sus posibilidades de éxito, como camuflarse ellos mismos tras de los asteroides y esperar a otras señales de actividad, como salidas de naves, actividad de robots de reparaciones u otras anomalías.

Movimiento relativo

Por supuesto hay que tener en cuenta la respuesta que dará la base en caso de detectar actividad en el sistema. Inicialmente lo considerarán una visita azarosa pero vigilarán a la nave y paralizarán todo lo que puedan su propia actividad hasta que se vaya o parezca haberse ido. En caso de que los personajes se acerquen y Estrella no haya usado un EPR para anunciar su visita y evitarlo, la respuesta estándar será dejar que la nave se acerque lo suficiente como para enviar tres cazas modelo Misty, reformados para tener dos láser menos (Armas Lx1) pero un grado menos de dificultad a las TAs enfrentadas para cambio de distancia en persecuciones espaciales y un espacio más en la cabina. La misión de los cazas es intentar inutilizar la nave y asaltarla acto seguido; en cada caza hay dos agentes de seguridad NheTi:Narä. Lanzar misiles como indica el protocolo de la base hermana Nexus-1 es una posibilidad que consideran peligrosa ya que hace más fácil que esta huya y les delate.

En caso de que este asalto con cazas falle y el enemigo parezca demasiado peligroso, se lanzarán dos naves de evacuación (cargueros Braco) situadas en el hangar secundario para saltar en distintas direcciones mientras se activa la autodestrucción de la base secreta, consistente en lanzarla a toda velocidad contra el sol. Llegado este caso, los personajes tendrían 45-60 minutos para acoplarse al casco, entra y salir antes de que la temperatura comience a destruir la estructura. Si intentan detener el acercamiento a la estrella revirtiendo los motores de maniobra descubrirán que los sistemas de control han sido inutilizados y nada puede vencer ya a la gravedad; ¡que salgan de allí rápido!

Por supuesto, si les acompaña Estrella, los NheTi:Narä esperarán a que la nave entre en la base para capturar a los personajes.

Sistema enana blanca

La base, que tiene forma de ovoide ahusado, mide 610 metros de largo de punta a punta y 340 metros de ancho en su parte más gruesa. Su estructura interior es la de una colmena con salas de muy distintos tamaños interconectadas a través de puertas que pueden convertirse en estancas y cerrarse desde fuera. Es posible convertir en estanca una sala en concreto tanto manualmente como desde el control central en el puente de mando, aunque es el control manual el que tiene prioridad. No es posible, eso sí, extraer el aire de una sala que no esté conectada con el exterior de la base.

No hay por tanto pasillos en esta base, funcionando las propias salas como espacio de paso. Los colores de cada habitación representan los permisos de acceso existentes en la base, que son tres: verde oliva, azul cian y naranja pálido. Simbología que solo un nativo NheTi:Narä o alguien con al menos 20 en Xenología reconocería indican la función de cada sala.

Las zonas verdosas son las más exteriores de la base y se dedican a dormitorios, salas comunes, servicios, accesos a tuberías y túneles de reparación, almacenaje de material de mantenimiento y suministros, muelles de carga y navales, puente de mando, etc. Las zonas azuladas están dedicadas al trabajo habitual de la base: laboratorios de análisis de los especímenes, laboratorios de experimentación (están intentando reducir los porcentajes de rechazo) quirófanos para un injerto más seguro y eficaz, salas de recuperación... Las zonas anaranjadas se dedican a prisiones separadas para especímenes pendientes de examen y ya examinados, así como a una morgue bien equipada para el tratamiento de los especímenes "fallecidos", que serán troceados y envasados en líquidos conservadores para continuar con la investigación en la que los NheTi:Narä buscan fármacos que mejoren las posibilidades de una implantación exitosa.

De nuevo, si los personajes llegan con Estrella se les hará creer por radio que se trata de un laboratorio ilegal y les harán atracar en el muelle principal, donde casi solo cabe su nave (una suerte que la nave principal que trae los suministros no esté allí habitualmente). Cuando la nave atraque se cerrará el portón de acceso al puerto y un grupo de personas armadas, ligeramente superior a la tripulación completa de los personajes, intentarán capturarles cuando bajen de la nave. Esto puede dar lugar a un nbonito tiroteo y al inicio de un asalto al interior de la base. Los NheTi:Narä no activarán la evacuación y la autodestrucción de la base hasta estar seguros de que van perdiendo. Aunque en la base hay más persoans dedicadas a la ciencia que a la seguridad, la estructura de colmena del interior y el hecho de que ellas la conocen mucho mejor que los personajes les da bastante ventaja a la hora de atacar.

Con los códigos de colores y en especial si alguien es capaza de

reconocer la simbología NheTi:Narä los personajes podrán moverse

mejor. En cualquier caso, tiradas exitosas de Orientación con un grado más de dificultad les servirán para irse guiando. De hecho, si están buscando específicamente averiguar qué hay en la base, cada éxito en las tiradas les pemitirá ahondar en un nivel más de seguridad hasta llegar a algún punto claramente sensible, como un laboratorio en el que se esté trabajando con trozos de tejido cerebral, un almacén con tubos criogénicos llenos de pedazos de distintas personas, una serie de celdas con tres o cuatro prisioneros desesperados... Y desde luego, aquí está el laboratorio en que fue creado el tóxico capaz de matar a un Aioll.

Aceleración

En caso de venir por su cuenta, el grupo de juego deberá apañárselas para acceder a la base. Ya hemos visto que lanzarse de forma directa provocará el asalto de los cazas primero y el intento de autodestrucción después, por lo que una aproximación diferente puede ser necesaria para acceder con tiempo suficiente para descubrir qué está pasando.

La mejor aproximación es en vehículos muy ligeros sin apenas propulsión, que provechen la propia inercia para acercarse a la base a partir de cierta distancia, con la obligatoria ayuda de TAs de Física, quizás con sinergia de Astrografía. También es posible hacer esto mismo con trajes de vacío, pero su autonomía es pequeña y acertar en el "blanco" mucho más complicado desde cualquier distancia a la que se les debería lanzar para evitar la detección de la nave principal.

El acceso al interior de la base deberá hacerse saltando la cerradura exterior de alguna exclusa o directamente accediendo a un túnel estanco de mantenimiento lavantando una de las planchas del casco. Ambas cosas tienen un grado de dificultad debido a la necesidad de ser sigilosos, salvo que no quieran serlo.

NheTi:NaRä agentes de seguridad

Características y atributos:

CUE 5 Fue 5 Vit 5 Res 5
DES 5 Agi 5 Coo 5 Vel 5
INS 6 Per 5 Con 5 Int 4
INT 6 Mem 4 Log 4 Inv 4
PRE 5 Car 4 Vol 5 Apa 4
PSI 5 Pot 4 Sen 4 Imp 4

G0 19
Observación 17
Pilotar pequeñas 18
Pistola 18
Pelea 16
Sigilo 20
Sentiensis 14

NheTi:NaRä agentes científicos

Características y atributos:

CUE 5 Fue 4 Vit 4 Res 4
DES 5 Agi 4 Coo 5 Vel 4
INS 6 Per 5 Con 4 Int 5
INT 6 Mem 5 Log 5 Inv 6
PRE 5 Car 4 Vol 4 Apa 4
PSI 5 Pot 5 Sen 5 Imp 5

G0 15
Observación 18
Xenología 18
Bioquímica 20
Toxicología 22
Medicina 18
Dialéctica 17
Interrogación 18
Pilotar medianas 18
Pistola 14
Sigilo 15
Telepatía 14

Desde luego, aquí nadie les va a ayudar con el subproducto Rey Rojo; de hecho, intentarán arrebatárselo, si saben quiénes son y que tienen al menos una parte del mismo. Si se les captura, se les someterá a un duro interrogatorio, así como a extracciones de sangre para examinar su susceptibilidad al proceso de implantación. Esta serie de interrogatorios individuales y análisis proporcionan bastante tiempo a los personajes para hablar entre sí (las celdas lo permiten y no suele haber guardias, ni hay cámaras con sonido en su interior, cosas de que esta base aún sea un lugar precario) de cara a planear y ejecutar una fuga.

Cualquiera de estas actividades de asalto e infiltración es compatible con la obtención de información por el camino, mediante el interrogatorio de los agentes que se encuentren (cuidado con sus poderes psíquicos) o el acceso a distintos sistemas de la nave. En el puente de mando es posible descubrir el tiempo que llevan aquí y las visitas recibidas, así como el tipo de material almacenado; en los laboratorios es posible descubrir el tipo de trabajo que se realiza aquí, incluso listados de personas que han sido sustituidas o van a serlo; en las celdas las personas prisioneras aportarán información adicional sobre quiénes piensan que son sus captores; el laboratorio de fabricación del tóxico Rey Rojo contiene, además de los distitnos procesos de fabricación y su propósito bien documentados, información sobre la agente Estrella Millán y lo que ocurrió cuando el "mejor amigo" de la familia Nijchaanli intentó un asesinato.

Probeta

Es decir, la mesa de juego tendrá acceso a la verdadera historia de lo ocurrido. ¿Estará Estrella en ese momento entre las personas del grupo de personajes jugadores? Lo dudo mucho. De hecho, sería lógico que sea de las primeras en intentar escapar si los personajes atacan la base o si les capturan. En el primer caso se ofrecerá para quedarse a bordo e intentará huir o se intentará escabullir duante el asalto. En el segundo caso, tan pronto las cosas se pongan feas será la primera en correr a a una nave de evacuación. No la perdamos de vista en caso de que logre escapar la venganza de los personajes, pues podría ser una estupenda villana recurrente.

Variación del momentum

Una vez esta historia haya terminado, las cosas pueden quedar de manera muy distinta, de cara a la segunda parte de esta campaña. Conviene anotar lo logrado, lo averiguado y lo pendiente de averiguar, de cara al comienzo de la segunda parte de la campaña.

Si nadie o solo los personajes se quedan con Rey Rojo

Pueden hacer lo que deseen con el producto, aunque los mejores postores para pagarles por ello serán la familia Nijchaanli. Si la mesa de juego decide llevar por su cuenta el producto a un laboratorio, tardarán más tiempo en la investigación que en lo que tarde en comenzar la segunda parte de la campaña, pero anotad esa circuntancia. Si cuando comience la segunda parte está en manos de los personajes y de nadie más, apenas habrá que hacer cambios iniciales.

Si los Nijchaanli se quedan con Rey Rojo

En este caso, dad por seguro que el producto acabará siendo robado por otros agentes Iroiendi distintos y que por tanto la segunda parte de la aventura comenzará con el Rey Rojo en sus manos (aunque pueda estar también en otras). De hecho, esta circunstancia es la que más hará variar el comienzo y el desarrollo de la campaña tras este punto. Lo que sí es viable es que a pesar del robo, los NheTi:Narä logren conservar una parte del producto y comiencen una epidemia a la que nos referirmos en la continuación de la historia.

Si los NheTi:Narä se quedan con Rey Rojo

El desarrollo de este arma biológica contra los Aioll será inevitable. Sin embargo, también será inevitable el asalto a la base de los NheTi:Narä en el sistema sin nombre; es decir, si los parásitos se quedan con Rey Rojo, lo acabarán obteniendo los Iroiendi. Detalles de esta asalto se darán al comienzo de la segunda parte de la campaña.

Si los Iroiendi se hacen con Rey Rojo

Esta es la situación más probable y más definitoria de la segunda parte de esta historia, pero no la única. Que los personajes logren que Alfeirón no acceda al producto es también lo bastante probable como para que anotemos cuál de las dos cosas se van a dar. En cualquier caso, si los Iroiendi se hacen con el producto, realizarán sus propias investigaciones, con sus propios resultados, distintos de los que buscaban los NheTi:Narä.

Caída libre

La anticipación del momento, los informes científicos sobre lo que probablemente sentiría no eran nada. Había hecho saltos espaciales cortos muy a menudo, notando uno tras otro los puñetazos en las tripas, incluso tras la protección de las drogas. Ahora no había drogas, consuelo o mano amiga. Sintió el casi trivial sonido del que la habían hablado. En unos segundos, la astronave iroiendi se lanzaría en caída libre contra la descomunal rotación de la galaxia, en un salto casi instantáneo que a otros costaría semanas, con ella de polizón.

Las imágenes pertenecen a NASA Hubble y Markus Tourunen.