Número: 148.     4ª época.     Año XIX     ISSN: 1989-6289

148 > Ambientación > Geografía > Puentelejano (Pan). Por: Olef, hijo de Oleg

 

Puentelejano

Varias jornadas al este de Aguaclara hay un grakin que recibe el nombre de Puentelejano. Se lo debe a un puente de piedra natural que cruza por encima de un río junto al que está. El puente es una enorme piedra de granito que el agua ha erosionado a lo largo de los años. Está redondeada por todas partes, pero acabo haciendo un agujero por debajo. Todo el terreno alrededor del puente es bastante arcilloso y los habitantes del grakin utilizan esta tierra para pintarse los cuerpos en las festividades y ceremonias; también lo utilizan para elaborar toscos recipientes que secan al sol.

El grakin está en lo alto de la roca donde se han construidos cabañas de huesos, madera y pieles y se ha utilizado una especie de adobe para fijar estos elementos a la piedra. Hay una valla en ambos las dos del puente formada por recios troncos, alguno de los cuales se pueden retirar para permitir el paso de personas. Para subir a la parte superior se han tallado escalones en las piedras y colocado lianas trenzadas para sujetarse.

Puente lejano no es un lugar de paso para comerciantes porque la carga y las bestias no podrían subir el puente de piedra, aunque existe un vado, a escasos río arriba, por el que cruzan los viajeros. El grakin de Puentelejano custodia el vado y consideran una descortesía utilizarlo sin ofrecer tus mercancías a sus habitantes. Pueden llegar a atacar a los viajeros más descorteses.

Río abajo, el río es más profundo y muy abundante en pesca y recolección (cangrejos y similares). Apenas hay peligros acuáticos (alguna medusa) por lo que la pesca es una parte importante de la dieta de los puentelejinos. Comercian con anzuelos y agujas fabricadas con las espinas de los peces y también con trabajos cerámicos de la arcilla que rodea su privilegiada ubicación.

Personajes

Grodo de Puentelejano

Heredero de los fundadores del grakin, ganó la jefatura del mismo tras enfrentarse al jefe previo, al que mató, y que no era pariente sino un usurpador. Grodo es tosco, bruto y poco amigo de los convencionalismos civilizados. Si le gusta algo, lo cogerá y si es de alguien, le mirará con sus ojos bajo pobladas cejas que dejan claro lo que ocurrirá si alguien protesta. Grodo es humano, pero se dice que algunos de sus antepasados fue un kotai (parece probable)

Silva la miradora de estrellas

En contraposición a Grodo, Silva, su pareja, es una mendwan delicada de amables gestos y mirada dulce. Hay quien ve en ella rasgos dwaldur (algo infundado), pero es una de las pocas personas a las que Grodo hace caso (o teme). Una extraña pareja.

Silva es la chaman del grupo y su especialidad es leer las estrellas y avisar de los cambios del clima, de los tiempos de las cosechas y de las lluvias. Puede hacer algunos ungüentos curativos, pero los rituales chamánicos más elaborados se le escapan.

Cirto el husmeatúneles

Cirto es un tikki muy hablador que acabó en el grakin tras una serie de desafortunados sucesos de los que nunca habla. Es un exiliado entre los suyos, pero muy apreciado entre los suyos por su habilidad para cazar pequeños roedores y animales con las trampas que coloca cerca de sus madrigueras (de ahí su sobrenombre). Es un consumado pescador de cangrejos a los que atrapa con una ingeniosa trampa de cañas de bambú. En las noches de fuego del grakin, este pequeño tikki se gana la admiración de sus vecinos contando historias, la mayoría de las cuales son mentira.

Hico rompepiedras

Amigo de la infancia de Grodo y compañero inseparable del jefe del grakin. Es un cazador, aunque su principal ocupación es guardar las espaldas de Grodo (y del grakin). El es el vigilante al que se enfrentan los comerciantes cuando llegan a la ciudad, quién separa a los que disputan, quien arregla malentendidos, lo más parecido a un policía del grakin si los grakines entendieran de esas cosas. Es un hombre justo y juicioso y muchos en Puentelejano aceptan su sabiduría. En privado, cuando nadie les oye, los puentelejinos afirman que Hico es el cerebro de Grodo.