Número: 69.     4ª época.     Año XVII     ISSN: 1989-6289

69 > Afición > Bibliografía > Cinco Tumbas al Cairo (CdG). Por: Juan Carlos Herreros Lucas

 

Cinco tumbas al Cairo

Carátula del DVD de la película

No le descubriremos nada a nadie si decimos que Billy Wilder es uno de los grandes directores de la historia del cine. Es posible que cuando nos preguntan por directores famosos de cine, no sea el primer nombre que salte a nuestra cabeza: Stanley Kubrick, Alfred Hitchcock, Francis Ford Coppola. Billy Wilder, sin embargo, parece que tenía tener la virtud de hacer películas normales que siempre recordamos. Ni "Sabrina", ni "La Tentación vive Arriba" son grandes superproducciones ni son, para su época, grandes revoluciones cinematográficas, pero, seguramente, todos las hemos visto y sabemos de qué van. Otra de sus características es sorprenderte pasado un tiempo con películas de géneros que nunca pensaste que pudiera haber tocado. En mi incultura cinematográfica, si me hubieran dicho hace unos días que el director de "Con faldas y a lo loco" había hecho películas bélicas de la Segunda Guerra Mundial, hubiera puesto cara de incredulidad. "Cinco tumbas al Cairo" me sacó de mi error.

El actor que interpreta a Rommel

El guión de la película "Cinco tumbas al Cairo" está firmado por el propio Wilder y por Charles Brackett. Éste es también uno de los nombres conocidos de la época. Su faceta de escritor y guionista fue interesante: Bola de Fuego, El Crepúsculo de los Dioses, pero también fue productor: Niágara, Titanic o El Rey y yo. El buen hacer de ambos, como en muchas de sus colaboraciones, se nota en la película de nuestro artículo. Hay cierta tensión sexual entre varios personajes: la camarera (una francesa cuya única intención es obtener un favor de los alemanes) y el teniente alemán (cuya posición le permite ser galante con la necesitada); hay varios personaje cómicos: el general italiano (a quién los alemanes le hacen la vida imposible) y el dueño del hotel (egipcio, pero sólo porque su madre dio a luz allí) con los que es fácil identificarse; y también hay varios personajes con fuerte presencia: el general alemán y el espía inglés (un tanquista británico que se había perdido en el desierto). Toda la acción transcurre en el entorno cerrado de un hotel de Libia cercano a la frontera de Egipto (es cómo si Wilder hubiera pensado jugar un rol en vivo con el guión antes que hacer una película) y en la época en que el avance alemán amenaza con romper las defensas británicas en El Alamein y llegar a Alejandría y al importante Canal de Suez. Rommel, que aparece como uno de los personajes de la película (aunque el actor que lo interpreta no se parece nada físicamente al real), se revela como un general pomposo y muy seguro de sí mismo, llegando a comer con los oficiales británicos capturados y llegando a revelarles secretos militares en la seguridad de que sus prisioneros nunca se escaparán. A mi me recordó más a la imagen de Goering, pero tampoco desluce la película.

voz en off

La película es de 1943; sólo un año después de los hechos históricos en los que está encuadrada la historia. Uno pensaría que es un típico título de guerra de la época en el que los alemanes son la misma encarnación del demonio y los estadounidenses los héroes a pesar de todas las dificultades. Sin embargo sorprende en este aspecto. Los alemanes son los malos de la película (eso es inevitable), pero no son especialmente malvados, sólo soldados y a los estadounidenses se les da un papel muy pequeño (casi ni se les menciona) en la victoria del VIII Ejército de Montgomery en el norte de África. La historia, que intentaremos no destripar, es bastante interesante: un tanquista británico que se ve sorprendido en un hotel del desierto por el avance alemán, que se disfraza de empleado y allí se ve envuelto en una trama de espionaje en la búsqueda de cinco tumbas cuyo descubrimiento puede ayudar a detener el, por otro lado, imparable avance de Rommel hacia Egipto.

hotel

Hace un par de años, la casa Suevia sacó una edición en DVD de esta película que aún debería ser posible encontrar (sobre todo vía internet) por unos 6 euros. En su interior, en la versión de Suevia, incluye un libreto de 32 páginas que puede resultar interesante y el DVD está en inglés y en español (aunque esta pista está un poco deteriorada). También incluye subtítulos. En resumen, si no habéis visto esta película y la encontráis en la pila de ofertas de vuestra tienda de DVD, no dejéis pasar la oportunidad. Os dará un buen argumento para una interesante partida de Comandos y, de complemento, veréis algunos Stuart/Grant dando botes por las dunas del desierto.