Número: 146.     4ª época.     Año XVIII     ISSN: 1989-6289

146 > Sucesos > Runas > 10: Runas del sabio (Pan). Por: Sabio del Desierto

 

Cuatro años de una palma de una columna de la estela del gato de agua

Runas del sabio

Como saben los cuervos de Taga...

El asesino de gardan pierde una mano

Quien fuera derrotado por Targath en justa lucha y le fuera cortada la melena, fue descubierto intentando robar alimentos de los almacenes de los gardan. La melena ya le había crecido un poco, pero estaba mucho más delgado y famélico. Tras apresarle fue llevado ante el líder de los gardan quién, después de invitarle a comer, le cortó una mano por su intento de robo. Ha perdonado el destierro que había sobre él y ha animado a otros gardan a ayudarle dándole alimentos, pero el humillado líder de una tribu rival ha preferido huir de nuevo con amenazas de venganza.


Luz de Druma se despierta

Tan inesperadamente como desapareció en el interior de su cabaña, Druma ha vuelto ha aparecer. Ha contado a los habitantes del grakin que estaba intentando encontrar una cura para un poderoso veneno y que la única forma era inoculárselo ella misma y que el joven durk que se ha convertido en su asistente, la ayudara con los preparados. Luz de Druma asegura haber encontrado la cura. Esta actitud temeraria ha preocupado aún más al grakin.


Canciones en los bosques dwandir

Aunque las pasadas guerras han impedido las celebraciones de la recolección en años pasados, los comerciantes de la zona aseguran haber vuelto a oír las canciones que los dwandir cantan cuando llega el fin del verano y se acaban los frutos frescos en los árboles. Son canciones tristes, pero, a la vez, llenas de esperanza en el nuevo ciclo que comienza. Para los dwandir el invierno es el principio de la vida, no el final como para otras razas.


Durk en Aguaclara

A pesar de que la situación no es muy optimista en Aguaclara con los ataques a las caravanas por parte de Fuentearriba, una caravana de durk ha llegado y sorprendido a los habitantes del grakin. Aseguran proceder del norte y haber viajado hasta Aguaclara para comerciar en e grakin. Traen interesantes raíces especiadas, piedras de variados colores y transparencias y arcillas oscuras con las que teñir objetos o hacer tatuajes. Solicitan herramientas y otros utensilios que les permitan continuar adecentando su nuevo hogar. Las caravanas durk no eran habituales antes de su casi extinción, pero Ursus los ha acogido como si fueran visitantes habituales e, incluso, les ha invitado a una opípara cena en el salón del grakin, algo que no sucede a menudo con los comerciantes. De lo que se habló o se contó en ese encuentro nada nos ha llegado.


Todas las noticias comentadas por el Sabio del Desierto han sido grabadas en la estela y son para el juego Pangea. Los Guardianes de la Roca recorren los caminos y los grakines de esta tierra primigenia y le notifican los acontecimientos al viejo tallador. Todas ellas son fruto de las partidas realizadas por los jugadores de Pangea o por el equipo creativo de la propia editorial. El viejo chamán las cuenta en las noches en torno al hogar con la intención de dar puntos de apoyo a la continuación o al desarrollo de las partidas. Si quieres comunicarnos alguna noticia sucedida en tu mesa de juego, envíanos un mail.