Número: 127.     4ª época.     Año XVIII     ISSN: 1989-6289

127 > Reglas > Fauna > Libélula Masticadora (Pan). Por: Sergio Jurado

 

Libélula Masticadora

Libélula Masticadora

Es tan rápida que casi ni la ves venir. Durante un instante escuchas un leve zumbido y repentinamente notas un doloroso mordisco en el muslo. Miras inmediatamente, pero apenas alcanzas a ver de reojo un borrón rojizo que huye velozmente.

Descripción

Las libélulas masticadoras habitan en las orillas de los riachuelos y charcas de todo el continente. No se distinguen demasiado de las libélulas normales, excepto porque éstas alcanzan un codo de longitud y más del doble de envergadura. Son feroces depredadoras; se alimentan principalmente de pájaros pequeños, ranas y roedores, aunque cuando están muy hambrientas no dudan en atacar a los animales mucho más grandes que ellas como zorros, ciervos, o incluso a humanoides. Su táctica habitual consiste en atacar por sorpresa y salir huyendo con un trozo de carne sanguinolenta en la boca (motivo por el cual se ganaron su nombre). Tras ingerir el pedazo de carne, vuelven a la carga una y otra vez hasta que quedan completamente saciadas.

Las libélulas masticadoras son especialmente peligrosas cuando varios individuos habitan en la misma zona puesto que, aunque nunca colaboran para cazar, si varios individuos atacan de este modo a la misma presa esta puede recibir varias dolorosas heridas que terminen por incapacitarla.

Se aparean a finales del otoño y las hembras ponen sus huevos a comienzos de primavera. Antes del comienzo de veranos las huevas se abren, de las cuales surgen las libélulas completamente desarrolladas.

Son muy apreciadas por los curanderos, puesto que con sus mandíbulas puede fabricarse una fina cuchilla que se usa en operaciones de cirugía. Por otro lado, con la pulpa machacada de sus ojos se elabora un ungüento que, frotado sobre el pecho del enfermo, ayuda a combatir la congestión de los pulmones. Finalmente, algunos cazadores tienen la costumbre de sostener en los labios una de sus antenas cuando recorren terreno pantanoso, ya que se dice que de este modo las demás libélulas te confundirán con una de las suyas y no te atacarán. Por último, algunas tribus dwandir que pueblan el área oriental del bosque también utilizan mandíbulas de libélula masticadora como mero adorno.

Reglas

Las libélulas masticadoras carecen de características. Son tan delicadas y vuelan tan rápido que cualquier impacto que consiga acertarles, aunque sea un simple roce, las matará o hará que sus finas alas membranosas se rompan y queden completamente incapacitadas. En realidad, lo realmente difícil es conseguir acertarlas, puesto que vuelan tan rápido que apenas son percibidas como un borrón. Para ello es necesario sacar un crítico en la TA de ataque. Cualquier otro resultado errará el blanco. El mordisco de una libélula causa un punto de daño, y afortunamente suelen quedar saciadas con dos o tres mordiscos.