Número: 127.     4ª época.     Año XVI     ISSN: 1989-6289

127 > Redacción > Editorial > Editorial. Por: Juan Carlos Herreros Lucas

 

Editorial

Hace muchos años, como he contado en alguna ocasión, me inicié en estos hobbies con los juegos de estrategia o wargames. Pasé muchas horas jugando al Third Reich con mis amigos del instituto y empezando a aficionarme por la Segunda Guerra Mundial. No había muchas posibilidades de contactar con otros aficionados o de conocer otros juegos, pero, en ocasiones, hacíamos excursiones a una tienda llamada Naipe, sita en la calle Meléndez Valdés, que aún hoy existe, y entrábamos en contacto con más wargames y los mirábamos con ojos golosos porque la mayoría estaba fuera de nuestro presupuesto. Todos esos juegos de esos años tenían detrás siempre la misma marca: Avalon Hill y aunque su nombre se ha perdido con fusiones y ventas de compañías, aún guardo un grato recuerdo de muchos de sus juegos.

El pasado 12 de enero, murió de un ataque al corazón John Hill, tenía 71 años. Quizás su nombre no os suene mucho, pero fue uno de los fundadores de Avalon Hill y fue, entre otros, el padre del Squad Leader; un wargame en el que cada ficha era un puñado de soldados o un oficial o un tanque y que fue como una bofetada bien dada para mi juvenil cerebro que sólo concebía juegos con divisiones y regimientos. Jugué muchas partidas a Squad Leader, la mayoría mal porque el reglamento estaba en inglés, pero aquellas partidas acabarían teniendo mucha influencia en Comandos de Guerra.

Me gustaría dedicar este número de la revista a John Hill, no estaríais leyendo estas líneas sin él.