Número: 139.     4ª época.     Año XIX     ISSN: 1989-6289

139 > Aventuras > Todos para Uno > Les Hommes d'Osier. Por: Luis F. Tadevs

 

«Les Hommes d'Osier» es una aventura de investigación diseñada para el juego de rol Todos para uno: Régime diabolique ambientada en el mundo de la caza de brujas que a finales del Renacimiento y principios del Barroco recorrió tanto la Vieja Europa como el Nuevo Mundo. Algunos de los hechos y personajes que aparecen en el relato son históricos y otros completamente ficticios, aunque dejo en manos de los jugadores decidir cuáles lo son y cuáles no. Está pensada para ser jugada en, al menos, tres sesiones largas por un grupo de 3 a 4 personajes que equilibren bien las dotes deductivas y el ardor guerrero.

«Oh Diosa madre, reina de la noche y la tierra
Oh Dios padre, rey del día y los bosques
Celebro su unión mientras la naturaleza se regocija
En un fuerte resplandor de color y vida.
Acepten mi regalo, Diosa madre y Dios padre
En honor de su unión.
»

Cántico wiccano en loor de Beltane


Una nota previa:

La aventura que estás a punto de narrar parte desde una premisa atípica y, de alguna manera, contraria a las indicaciones reflejadas en el manual básico de Todos para uno: Régime diabolique. Y es que los jugadores interpretarán a miembros de la Guardia del Cardenal en lugar de llevar a Mosqueteros del Rey, como es costumbre. A nivel de reglas los personajes se crean exactamente igual, así que no debes preocuparte por eso ya que el cambio es meramente narrativo. Partiendo de esta base los PJs no son los clásicos esbirros del montón, sino que conforman un grupo de «familiares de la Inquisición», es decir, el brazo armado del Santo Oficio. Por si esto fuera poco, ya gozan de cierta fama como cazadores de brujas por historias anteriores que se les presuponen por trasfondo.

Sé que jugar esta historia tal y como está escrita puede descolocar a algunos o incluso echarles para atrás. Si como máster crees que tu grupo piensa así y prefieres una versión más clásica de la trama con PJs Mosqueteros, eres libre de intercambiarlos. Como sugerencia, los PJs podrían ser Mosqueteros del Rey pertenecientes a la sociedad secreta de «los Auténticos Caballeros de San Miguel», y aunque no fueran nobles siempre podrían formar parte de un rango menor o facción ejecutora dentro de la misma. En lugar de Richelieu o el arzobispo Hyacinthe Sermet, su contacto entre las filas de la hermandad sería Remy Pettetret, vizconde de Charolles (El Bibliotecario) y la reunión tendría lugar en una capilla especial del Palacio Real de París, en lugar de la posada de las afueras. Cualquier referencia a «los chicos de azul» sería a «los chicos de rojo», seguro que captas la idea. Aun así, como autor te insto a que pruebes a ceñirte a la versión original, ya que la encontrarás mucho más divertida.


INTRODUCCIÓN: CAZADORES DE BRUJAS

«INTRODUCTION»

Sleepy Hollow (Danny Elfman)

Corre el año de Nuestro Señor de 1637. La lluvia arrecia sobre las calles del París de finales de Abril. Nuestros PJs son un grupo de miembros de la Guardia del Cardenal que, en ocasiones, prestan sus servicios, como gente de confianza y temple, al alguacilato inquisitorial. Sus figuras embozadas se recortan sobre la silueta tormentosa de Notre-Dame mientras cabalgan en dirección al lugar acordado, pues todos han sido puestos en sobre aviso por los canales habituales (utiliza los que quieras, una nota bajo la puerta, una desconocida en un burdel, un niño con llevando una misiva… siempre lo más discretas posible) para presentarse en la Hacienda Labrecque a medianoche. Todos han recibido una hora, un lugar y un santo y seña: «Hierofante» [ver 1]. Los cascos de los caballos resuenan y chapotean por entre las calles solitarias mientras sombras amenazadoras acechan en cada esquina. Aunque avancen raudos y ninguno hable de ello, todos se sienten como si el amo hubiese soplado su silbato y los perros acudiesen a su llamada… los Perros de Dios [ver 2]. Y no es la primera vez que son llamados a desempeñar «servicios especiales»; puede que la última vez tuvieran más o menos suerte, o quizás se les da bien esto. No son pocos los que les llaman «cazadores de brujas» entre susurros. La realidad es que no resulta fácil olvidar el olor de la carne quemada de aquellas mujeres en la pira. El olor y los gritos.

Con las mentes tan nubladas como los cielos de la Île de France, cruzan un puente a galope tendido mientras dejan atrás la ciudad y se adentran en la campiña. El camino hasta la Hacienda Labrecque les lleva algo menos de media hora.

1 Arcano número 5 de la bajara del Tarot, representado por un Sumo Sacerdote que viste con ropa talar de color rojo (¿no os suena de algo?).

2 Supuesta etimología original de la orden de los Dominicos, del latín Domini canes, literalmente "perros del Señor". Esto haría referencia a la orden y su papel principal en la Inquisición como «guardianes de la fe». La expresión que se utilizó durante siglos de forma despectiva para condenar su trabajo en el seno de la Iglesia Católica.

CAPÍTULO I: UNA REUNIÓN EN EXTRAÑA COMPAÑÍA

«CONCEALED WEAPONS TANGO»

The Three Musketeers (Paul Haslinger)

Conforme se acercan a la Hacienda Labrecque podrán apreciar que se trata de una posada no muy lujosa (más bien al contrario) aunque bastante amplia, ubicada en la linde de una arboleda. Según parece los años la han relegado a quedar algo apartada de los caminos más transitados, lo que la hace ideal para una reunión discreta. Lo que puede llamar más la atención de los PJs es lo profusamente iluminada que se encuentra desde el interior. Justo antes de llamar a la puerta les llegan sonidos de risas, entrechocar de copas y música; el sonido propio de una concurrida francachela. Es muy normal que los PJs se vean extrañados en este momento pues a todas luces no parece el ambiente más adecuado para tratar asuntos de la índole que les concierne.

Al primer golpe los PJs verán cómo se descorre un portillo y unos ojos maliciosos se asoman solicitando la contraseña. Ante la respuesta correcta (recordemos: Hierofante) se les franqueará el acceso al edificio. Lo que nuestros PJs encuentran en el interior es una suerte de baile de máscaras donde los caballeros van vestidos con ropajes de calidad ocultos tras antifaces de corte veneciano; incluso si se fijan bien podrán ver entre la concurrencia como hay unos pocos enmascarados vestidos con hábitos eclesiásticos. Las damas (entiéndaseme, por llamarlas de alguna manera…) tan solo llevan máscaras de cualidad similar, y algunas ni eso.

Curiosamente nadie parece extrañarse al ver entrar en la (pobre, aunque muy bien surtida) sala de fiestas a un grupo de asombrados miembros de la Guardia del Cardenal (incluso si han decidido ir de uniforme), que miran en todas direcciones como no dando crédito a sus ojos. Los vinos espumosos de buena cosecha corren generosos por doquier, sobre todo ese que llaman popularmente «vino del diablo» y «salta-tapones» [Nota 3] . Antes de que a los PJs les dé tiempo de ponerse cómodos y participar del ambiente festivo, llegará un paje que les guiará amablemente hasta una habitación que hace las veces de reservado.

Cuando entran en la sala no habrá nadie más, los suelos están forrados de madera y hay una mesa de juego (la típica de naipes franceses) alargada y cubierta con un tapete rojo, con un par de taburetes detrás. Deja que los jugadores tengan libertad para hablar lo que quieran y se relajen un poco, el paje se marchará y les dejará solos no sin antes rogarles que esperen ahí. Al cabo de unos minutos el paje volverá a abrir la puerta y dará paso a dos señores con los rostros cubiertos por las mencionadas máscaras; una de ellas representa a un obeso y rubicundo sol coronado, la otra a una especie de venado de cuernos cortos.

El enmascarado del sol va vestido con ropas propias de un noble, aunque de tonos oscuros y nada extravagantes, no parece ir armado (al menos a simple vista) y lleva una fina cadena con un hermoso crucifijo gótico de oro colgado del cuello. Aunque la voz suene algo tapada tras la máscara, es muy posible que los PJs no encuentren muchos problemas a la hora de reconocer a Armand Jean du Plessis, cardenal-duque de Richelieu, duque de Fronsac y par de Francia. A buen seguro no es la primera vez que le han visto, aunque nunca tan de cerca.

El enmascarado del venado viste el hábito pardo cubierto con capa blanca propio de los monjes Carmelitas Descalzos. Los PJs no tendrán ni idea de quién es esta persona, pero en realidad se trata de Hyacinthe Sermet, arzobispo constitucional del Languedoc y miembro emérito de la Academia de Ciencias de Toulouse, predicador francés y occitano, archivero papal y miembro honorífico del Tribunal Inquisitorial parisino, entre otras cosas.

La forma en que estos PNJs se dirigirán a los PJs será esquiva y, cuando menos, extraña. Nunca hablarán claramente de lo que quieren hablar, ni les encomendarán la misión que les quieren encomendar. Tratarán la conversación en el reservado como una conversación «casual» que forma parte de la fiesta, incluso hablarán en ocasiones entre ellos (entre enmascarados) como si los PJs no estuvieran allí. Muchas de las cosas que dirán pueden resultar «forzadas» o «sobreactuadas». Como máster tendrás que hilar muy fino para transmitirles esa sensación de «no, esta conversación jamás ha tenido lugar, no sé dónde ha oído vuesa merced semejantes majaderías…». Comenzarán mirándoles fijamente, en silencio, como el cazador que estudia las ancas del perro perdiguero, con una de esas miradas que miden a los hombres de cuajo de arriba a abajo. Después comenzarán a hablar entre ellos, ignorando a los PJs pero lo suficientemente en voz alta como para que se enteren. Tratarán la «curiosa anécdota» de una serie de desapariciones que han tenido lugar en el sur de la Provenza, concretamente en los alrededores de un frondoso sendero conocido como «le chemin des Cinq Cantons» [Nota 4]. Parece que gente de toda calidad y condición se desvanece allí, de la noche a la mañana: viajeros que huyen de la guerra, peregrinos del camino de Saint Jacques [Nota 5], carreteros con suministros para los ejércitos de Su Majestad e incluso un nuncio [Nota 6] papal que venía de visita a la sede de Avignon. Tras esta última puntualización, ambos se volverán en silencio a los PJs, mirándoles significativamente. Después sugerirán sutilmente que estaría bien que «alguien» se encargase de ese asunto, de incógnito, discretamente y sin llamar la atención. Aunque resulte cómico, volverán a mirar a los PJs en silencio con claras intenciones. Acto seguido continuarán con la conversación diciendo que «ese noble provinciano de Gascuña», Jean-Armand du Peyrer, conde de Tréville, ya se ha tomado la libertad de enviar a un grupo de los Mosqueteros del Rey para proteger los caminos, los intereses de Su Majestad y a sus muchos súbditos. De nuevo mirarán a los PJs y con un tono falso y afectado dirán que parecen «haberse olvidado de sus amigos aquí presentes». Sacarán un paquete de debajo de la mesa, que pesa y suena como un par de buenas resmas de legajos, bien envueltos y atados con cordel. Encargarán claramente a los PJs llevar el paquete hasta Avignon, más concretamente a la biblioteca privada del palacio papal de Avignon. Llevarán un salvoconducto firmado por el arzobispo Sermet de Toulouse (recuerda que los PJs no tienen ni idea de que está allí presente) que les dará acceso libre al Palacio de los Papas y a su biblioteca.

Obviamente, como máster debes entender que la historia del paquete es la «excusa oficial» que ha propuesto Richelieu para mover sus peones (los PJs) hasta la zona donde tendrán que llevar a cabo la investigación, evitando o eliminando molestos contactos mosqueteriles. Al poco se levantarán de nuevo para volver a la fiesta aunque, a modo de despedida, el enmascarado del venado se volverá a los PJs y les dirá que «ya que visitan la biblioteca papal de Avignon, pueden sacar provecho a la lectura del tratado titulado 'De re Provençalis', concretamente en su página 57» (esta precisión también podrá resultar cómica). Insistirá en que «sin duda, encontrarán esclarecedora su preclara prosa».

En el exterior continuará la fiesta y el retorno del enmascarado del sol será celebrado por un grupo de caballeros con sonoros y breves aplausos, a los que responderá con un saludo. El paje anterior regresará para guiar a los PJs insistentemente hasta la salida de la posada. En el exterior les estará esperando un palafrenero con sus caballos listos para montar.

3 Nombre popular que los productores de Champagne daban a su producto en la época, a causa de la facilidad con la que estallaban las botellas de cristal.

4 Traducido al castellano sería "el camino de los Cinco Cantones".

5 Santiago en castellano, hablan del camino francés cruzando los Pirineos.

6 Un nuncio apostólico o nuncio papal es un representante diplomático de la Santa Sede- no del Estado de la Ciudad del Vaticano- con rango de embajador.

Avignon

CAPÍTULO II: LA TRAVESÍA HACIA AVIGNON

«THE GREY WOLF - GEVAUDAN»

Le Pacte des loups (Joseph LoDuca)

El planteamiento narrativo de la aventura llega hasta este punto. Deja que los PJs decidan cuándo y cómo quieren partir en dirección hacia el sur de Francia y cómo quieren llevar el asunto; y sobre todo, escucha sus opiniones con respecto a la tarea que Richelieu les ha dejado caer (como quien no quiere la cosa), como máster esto te ayudará a sobrellevar la trama en el segundo y tercer tercio del módulo. Obviamente la discreción que se espera de ellos implicaría (entre otras cosas) que no viajasen luciendo el uniforme de la Guardia del Cardenal, aunque eso ya deberían haberlo deducido. Es posible que también lleguen a la conclusión de que están completamente vendidos y dependen tan solo de sí mismos (y de sus espadas). Piensa que no saben qué se van a encontrar, sobre el papel son los correos privados de dos «desconocidos», la misión que van a emprender es secreta, nadie moverá un dedo si les ocurre cualquier desgracia. Huelga decir que el Cardenal ni siquiera levantaría una ceja, ya que los considera, más que prescindibles, sacrificables. Por otro lado es normal que a los PJs más eruditos y ocultistas se les haya despertado la curiosidad con respecto a la información que puede ocultarse en la enigmática página 57 del tratado «De re Provençalis».

La distancia entre París y Avignon es de 657 km en dirección sur, lo que implica un mínimo de 7 u 8 días a caballo cabalgando a buen ritmo en línea más o menos recta, contando con descansos oportunos y haciendo parada y fonda allá donde sea menester. Como máster, siéntete libre para poder ampliar o recortar todos los eventos que quieras que se sucedan a lo largo del camino. Yo planteo algunos que serán indispensables para el desarrollo de la historia.

La loba albina

«THE SHEEPHERDESS - BACK TO GEVAUDAN - THE BEASTMASTER»

Le Pacte des loups (Joseph LoDuca)

El mal tiempo les acompañará desde el comienzo de la travesía. El tercer día de viaje se verán obligados a acortar camino cruzando a través del bosque de Morvand, ubicado en un macizo de altas colinas de la región de Bourgogne. Por mucho que se den prisa, ese día las cosas se complicarán (problemas con la lluvia, los caballos no quieren avanzar o el barro está demasiado blando y podrían partirse una pata…) y la distancia que les separa de la civilización les obligará a hacer noche en pleno bosque. Durante las guardias nocturnas se verán sorprendidos por el coro creciente de aullidos de los lobos, cuyos brillantes ojos se irán acercando poco a poco mientras les van rodeando. El ataque no tardará en comenzar. El número de lobos que se echarán encima de los PJs será igual al doble de éstos menos uno (si hay 3 jugadores, atacarán 5 lobos). El olor almizcleño de las bestias estará potenciado por las recientes lluvias. El coro de aullidos que se alza más allá de donde alcanza la luz de la hoguera deja patente que debe tratarse de una manada numerosa. Cada vez que los PJs maten a un lobo, mete otros 2 en el combate. Obviamente tienen todas las de perder, pero esto tiene su sentido.

Cuando los jugadores se vean malheridos y lo tengan verdaderamente difícil, se oirá un profundo aullido muy diferente al resto y los lobos dejarán de atacar, mostrándose muy nerviosos. Es posible que los PJs sean capaces de intuir una figura clara que se mueve lentamente más allá de la línea de árboles. Se acercará a la zona iluminada por la hoguera surgiendo entre las sombras con un gruñido profundo y prolongado. De este modo los PJs serán testigos de la aparición de una enorme loba blanca de lomo erizado ante cuya sola presencia los lobos comunes saldrán huyendo. Aunque se desplaza a cuatro patas, puede intuirse en ella algunas formas antropomórficas (aunque los PJs no lo sepan, en realidad es una mujer lobo bastante especial, volveremos a ella más adelante). La loba blanca se mantendrá alerta mientras mira fijamente a los PJs, esperará en su posición hasta que los aullidos dejen de escucharse, comenzará a caer una suave llovizna y se marchará, dejándoles solos y posiblemente malheridos en mitad de la noche.

Desde este día, los PJs podrían encontrar a la loba blanca en múltiples lugares: siguiéndoles el rastro sigilosa y oculta entre los arbustos junto al camino, observándoles desde lo alto de un risco al pasar… Nunca hará nada que les dañe, y si los PJs deciden atacarle huirá con una velocidad pasmosa y se ocultará en lo profundo del bosque. Cualquiera sería capaz de decir que la enorme loba les vigila, aunque los más atrevidos dirían que vela por la seguridad de los PJs. De todos modos, aunque les resultará más difícil verla, la loba continuará al acecho durante varios días después de haber salido del bosque. A cierta distancia y siempre escondiéndose les acompañará hasta que vislumbren Avignon en el horizonte.

Los chicos de azul

«CARRIAGE CHASE»

CutThroat Island (John Debney)

En días sucesivos los PJs pasarán por Lyon, Valence, Saint-Paul-Trois-Châteaux, Orange y finalmente al caer la tarde de la novena jornada vislumbrarán en la distancia la villa de Avignon. Como el viaje ya está hecho y no deben de haber tenido muchos problemas en el trayecto (aparte del incidente con los lobos y la inquietante loba blanca) puede que los PJs se sientan seducidos por una cena temprana bajo la sombra del agradable emparrado que ofrece una pequeña posada de aspecto rústico y provenzal a las afueras de la ciudad.

El único problema de este idílico final de viaje es que al entrar en el local se toparán de repente con cuatro mosqueteros de uniforme. Tres de ellos están comiendo en una mesa del local mientras que el cuarto se encuentra forcejeando entre risas con el patrón del negocio por una jarra de vino, mientras le espeta que los Mosqueteros del Rey no pagan cuando están al servicio de su Majestad. La mala suerte querrá que, por algún motivo no especificado, reconocerán a los PJs casi de inmediato como miembros de la infame Guardia del Cardenal. Aunque viajen de incógnito las razones pueden ser muchas: nuestros PJs gozan de cierto renombre como cazadores de brujas y protagonizaron un auto de fe bastante sonado no hace muchos meses, o quizás se deba a que cruzaron aceros con estos mosqueteros en alguna reyerta y alguno de ellos todavía conserva una cicatriz que le marcó más profundamente el orgullo que la mejilla. Como máster eres libre de inventar las razones que quieras.

Uno de los mosqueteros ordenará (a voz en grito y rápidamente) a otros dos que se marchen lo antes posible en el carruaje para dar el aviso a su sargento en la ciudad de que ya han llegado los hombres del Cardenal y viajan de incógnito. Aun quedándose en minoría, como los cadetes de Gascuña son bastante buscabroncas a la par que orgullosos, volcarán la mesa de una patada y recitarán con bastante sorna que tan solo dos de ellos son suficientes para acabar con veinte hombres de Richelieu, o más si cabe.

En este punto los PJs se encuentran en un dilema bastante puñetero. O atacan a los mosqueteros que quedan en la posada (escena de duelos a espada rapière), o se marchan tras los que huyen en el carruaje en dirección a Avignon (escena de persecución a caballo), o se dividen al igual que ellos e intentan solucionar las cosas desde los dos ángulos por separado. Dejar a los mosqueteros con vida tanto en uno como en otro caso implicaría que el secretismo con el que están llevando a cabo su misión se iría al traste.

No hay mucho que decir sobre el combate en la posada, pero conviene detenerse en el desarrollo de la persecución camino de Avignon. Mientras uno de los mosqueteros se dedica a conducir el vehículo a gran velocidad por los caminos embarrados que llevan hasta la villa, el otro se dedicará a disparar pistoletes en dirección a los PJs con la intención de herirlos o hacerlos huir. Mientras uno de ellos dispara, el otro tendrá la destreza de morder las riendas con la boca mientras ceba y recarga las armas de fuego. Por otro lado, la ciudad se encuentra prácticamente rodeada por los anchurosos cauces de los ríos Sorgue y Ródano, por lo que tiene su acceso principal desde el oeste a través del famoso puente medieval de Avignon. El problema es que cuando lleguen al puente el paso se encontrará cortado a causa de una carreta cargada de barriles de pólvora que se encuentra cruzada y con un eje roto. La velocidad a la que se desarrollará la persecución conllevará que el carruaje que conducen los mosqueteros impacte estrepitosamente con la carreta accidentada, y esto unido a las fuertes lluvias de los últimos días, por no hablar del cauce de los ríos que bajan crecidos, tendrá como consecuencia que la vieja estructura del puente no resista el impacto y se venga abajo provocando una gran explosión de fuego y humo, y perdiendo cuatro de sus arcos de piedra [Nota 7].

Bienvenidos a Avignon.

7 Gracias a las crónicas históricas tenemos constancia de que en algún momento previo a 1644 los ríos Ródano y Sorgue sufrieron una crecida que ocasionó el derrumbamiento parcial de cuatro arcos del puente, lo que hizo que se cortara el acceso durante muchos meses hasta que fue debidamente reconstruido, como queda reflejado en los mapas de la época.

CAPÍTULO III: LA BIBLIOTECA PAPAL

«MAIN TITLE»

The Name of the Rose (James Horner)

Avignon es una ciudad muy particular de la que merece la pena destacar que se encuentra bajo jurisdicción del papado y se rige según las leyes vaticanas, aunque se encuentre dentro de las fronteras de Francia. Por los motivos anteriormente citados, la presencia de Mosqueteros del Rey se tolera, cuando menos, con un cierto desagrado. Después de la explosión y el derrumbamiento parcial del puente (que será la comidilla de la ciudad durante meses e incluso años) lo más normal es que nuestros personajes decidan poner pies en polvorosa y ocultarse por unos días para pasar lo más desapercibidos que les sea posible. Los PJs encontrarán acomodo en la hostería que llaman «de la Libra Tornesa», que luce un cartel pendulante en la entrada con forma de enorme moneda de oro y está situada en una calle cercana al palacio papal.

Es cuestión de tiempo que el destacamento de mosqueteros que patrulla por la ciudad se entere de que los responsables últimos del accidente del puente fueron de los suyos, por no mencionar los cadáveres que se habrán encontrado en la taberna. Por estos motivos resultará muy normal que los PJs decidan moverse al caer la noche, con el chambergo calado y la capa bien embozada.

Mapa del palacio de Avignon

Gracias al salvoconducto que llevan consigo, no tendrán problema para entrar en el Palacio de los Papas tanto de día como de noche, ni serán objeto de sospechas (al menos por parte del personal de servicio del palacio). El citado palacio era uno de los edificios góticos más grandes e importantes del Medievo europeo. Por su aspecto externo, lleno de pináculos y almenas, cualquiera podría aventurarse a decir que parece más un acuartelamiento germánico o una prisión flamenca que una residencia de recreo para los miembros de la Santa Sede. No es de extrañar su aspecto de baluarte militar, pues en origen era una fortaleza inexpugnable construida por el temeroso Benedicto XII (más similar a un castillo que a otra cosa), que posteriormente el ostentoso Clemente VI convirtió en un suntuoso palacete.

Al llegar al edificio les harán esperar durante unos minutos. Abrirá la puerta un mayordomo que habla francés con un cerrado acento italiano que, al ver el sello del documento que llevan consigo y el paquete de legajos, les invitará a pasar con una reverencia indicando que deben dejar todas sus armas en el armario armero de la entrada y que Gerardino Platina, el bibliotecario papal, les estaba esperando con impaciencia.

La biblioteca es el sueño hecho realidad de cualquier erudito. Tres siglos atrás se la tenía por la más grande de toda Europa, albergando más de 2.000 volúmenes reunidos por un grupo de clérigos entusiastas de las Bellas Letras, entre los que destacó Petrarca, fundador del Humanismo. Resulta fácil distinguir a simple vista los libros secretos o prohibidos, pues han sido colocados en las estanterías al revés, con el canto de las hojas hacia afuera. Allí se encontrarán con Gerardino Platina, un hombre entrado en años, desaliñado y regordete, con cara de auténtico ratón de biblioteca. Se acercará a los PJs corriendo con una especie de puñal en la mano, cosa que quizá los personajes puedan interpretar como una amenaza (en realidad es un abrecartas). Cuando llegue a su altura les arrebatará el paquete, lo abrirá y (para decepción de los PJs si no lo han abierto antes) solo habrá un taco de papeles en blanco. Platina abrirá los ojos impresionado y comenzará a reírse a carcajadas, condenando abiertamente el terrible sentido del humor de su amigo Hyacinthe (el Arzobispo Sermet, del Languedoc). Es muy posible que la risa se contagie a los personajes, o quizás se prolongue al ver las caras de decepción que estos ponen. Sea como fuere el bueno de Platina les pedirá el salvoconducto y preguntará a los PJs si puede hacer algo más por ellos.

Es de esperar que si los PJs han estado atentos, en este momento le pregunten por el tratado «De re Provençalis» y busquen la página 57. El libro es un códice amarillento en el que pueden leerse crónicas variadas de hechos ocurridos en los territorios de la Provenza. Recoge toda clase de sucesos dignos de mención: una parada del rey en la región durante un viaje, el incendio de un bosque cercano, el avistamiento de extrañas luces en el cielo, una epidemia de fiebres… y al llegar a la página 57 los PJs encontrarán una relación de eventos ocurridos en la cercana región de Gordes que atañen a la brujería y el paganismo.

El pasado brujeril de Gordes

«THE BEGINNING»

Bram Stoker's Dracula (Wojciech Kilar)

Gordes es un pequeño pueblo de la región de Avignon. En 1582 este lugar protagonizó uno de los casos más sonados de brujería en Francia. Allí fueron quemadas 18 brujas que se hacían pasar por monjas cistercienses. El juez que dictó condena fue el inquisidor Sebastian Michaelis, que dictaminó acabar con su influencia sobre el pueblo dejándolas encerradas y quemándolas en el interior de su propia abadía, que tenía por buen nombre Abadía de Notre-Dame de Sénanque. Todas las falsas monjas murieron y la abadía quedó destruida tras el incendio. La muerte de las monjas católicas en el incendio de la abadía quedó disfrazada oportunamente como un triste evento más de la guerra contra los calvinistas levantiscos.

Las brujas fueron acusadas de realizar pactos terribles con demonios desconocidos, seres con los que se citaban los viernes a medianoche para formar sus aquelarres. Estos diablos les imponían como pago hechos tan terribles como el sacrificio de hombres y mujeres, asar y devorar bebés y fetos no natos, curar mediante artes oscuras y pócimas cocinadas con hierbas que cultivaban en el cementerio de la propia abadía, y un larguísimo etcétera.

El caso es que las brujas no ardieron fácilmente. Antes de morir lanzaron una oscura maldición a todos los presentes jurando que algún día volverían a reclamar el pueblo. Cuando el fuego purificó lo que quedaba de sus almas impías el pueblo cayó en una depresión económica que hizo que muchos aldeanos acabasen marchándose a otros lugares en busca de un porvenir. Los gordenses eran conocidos por su producción de lana y su notable labor como curtidores de cuero y pieles; pero por encima de todo eso, su principal sustento de fama reconocida en toda la Provenza eran las peras, así como otros frutales. Tal era su importancia que todavía aparecen por triplicado, y en color de oro, en el escudo de la localidad. El maleficio que las brujas lanzaron entre las llamas arremetió cruelmente contra los campos y las bestias, desecando los huertos y enfermando a las ovejas, que morían cada día con el vientre hinchado. Partiendo de esta pequeña villa, la desgracia se fue extendiendo por toda la Provenza. Incluso hay malas lenguas que afirman que la quema de la abadía fue la primera pieza de dominó que terminó provocando que el papado abandonase Avignon como capital de los Estados Pontificios.

Lupus Dei

«LADY OF WINTER»

Le Pacte des loups (Joseph LoDuca)

Los PJs no tendrán nada más que hacer allí, así que es de suponer que se despedirán del bueno de Platina y se marcharán. Justo cuando vayan a salir por la puerta del palacio, acompañados siempre por el sempiterno mayordomo de correctos modales y acento genovés, se toparán de una forma «sospechosamente casual» con una señora que esperaba en la puerta y se disponía a entrar. El mayordomo dará la bienvenida a la recién llegada y, si los PJs se comportan como caballeros, la dejarán pasar primero. Entrará en el palacio con extrema naturalidad y se marchará por un pasillo deseando a los presentes que pasen una buena noche.

La mujer es de una belleza arrebatadora, de esas que sin miedo podría tildarse de «belleza animal», se mueve con una cadencia sensual y a cada gesto emana un atractivo salvaje. Su aspecto es el de una dama de alta cuna, a buen seguro española o italiana, de mirada magnética y rotunda allá donde el encaje permite el deleite de la vista. Luce un elegante vestido de puntilla, bordado y corsé negros, con delicados guantes de red y un velo de gasa a juego que le oculta parcialmente la parte inferior del rostro. A través de dicho velo, que no hace sino resaltar la beldad seductora de sus ojos, se intuyen unos labios carnosos y sonrosados. Aunque el rasgo que más destaca en toda su fisonomía es su nívea y rizada melena, perfectamente blanca (a buen seguro una peluca… ¿o no?), que lleva recogida en un laborioso moño alto rematado por un pequeño tocado muy a la moda de París.

Ella no dirá nada a los PJs de forma específica, tan solo deseará las buenas noches al pasar; pero si alguno de los PJs se atreve a soltarle alguna galantería, ella le ofrecerá el dorso de la mano y contestará algo enigmático del estilo «También es hermosa la noche, pero parece que va a llover… es costumbre de caballeros precavidos echar un vistazo hacia arriba de cuando en cuando». Dicho esto se marchará hacia sus habitaciones dejando a los presentes con la boca abierta, los ojos como platos y la cara a cuadros.

Si los PJs preguntan por ella al mayordomo, les contestará entre susurros que tan solo sabe que «il nome della signora è Caterina Milanesi, inviata regolare dal Vaticano per… fini privati» [Nota 8] . Por el nombre los PJs no sabrán quien es, aunque es posible que algún jugador comience a sospechar algo. Como máster debes saber que Caterina Milanesi es una asesina profesional que trabaja bajo las órdenes directas del Papa Urbano VIII (que, desde la desaparición del nuncio papal, también tiene sus particulares intereses en toda esta historia); además también es la mujer-lobo de pelaje blanco que les estuvo protegiendo por todo el camino desde París hasta Avignon. Es más, con esa última contestación tan ambigua, Caterina ha intentado avisar a los PJs de un peligro inminente que se les viene encima, nunca mejor dicho.

8 Traducido al castellano sería «el nombre de la señora es Caterina Milanesi, enviada regular del Vaticano con… fines privados».

CAPÍTULO IV: SOBRE DEDUCCIONES Y CELADAS

Como máster, es hora de que dejes a tus jugadores sacar sus propias conclusiones de la siniestra lectura del «De re Provençalis», y hay varias: En primer lugar los hechos que se relatan, vistos con perspectiva, ocurrieron hace tan solo 55 años y una marca así no se borra tan fácilmente del sentir de una comunidad. En segundo lugar, tan solo con mirar la situación de Gordes en un mapa o preguntar a Platina (el amable bibliotecario) los PJs se darán cuenta de que el pueblo está en el centro de la zona en que se producían las desapariciones de viajeros, el llamado chemin des Cinq Cantons, que en su mayor parte es el que tendrán que tomar para visitarlo (porque es obvio que la aventura o la curiosidad les llevará allí más tarde o más temprano). En tercer lugar, a estas alturas las intenciones de los dos enmascarados a la hora de mandarles a investigar la región deben parecerles cada vez más claras y evidentes: dada su experiencia, el hombre más poderoso de Francia les ha escogido para que vayan allí y solucionen la papeleta. Por otro lado, ahora les resultará evidente que ambos enmascarados sabían muchísimo más de la situación que lo que dijeron, más o menos abiertamente. En caso contrario la mención concreta de la página 57 del «De re Provençalis» no tendría sentido.

¡Es una trampa!

«LA PORTE DE NESLE»

Cyrano de Bergerac (Jean-Claude Petit)

Aunque los PJs no lo saben, hay un grupo de mosqueteros muy aburridos equipados con un catalejo que monta guardia día y noche en la azotea de un edificio situado frente al palacio de los papas. Este pequeño destacamento tiene encomendado vigilar las entradas y salidas de visitantes al palacio y registrarlas por escrito con la idea de identificar movimientos de Richelieu. Desde luego nuestros PJs no parecen sacerdotes enviados por el Vaticano, y sus embozos, armas, el gesto al enseñar el salvoconducto unido a su actitud vigilante y desconfiada les hacen pensar más bien en espías o asesinos. Desde el punto de vista de los mosqueteros, atrapar a gente de esta calaña suele significar apuntarse un tanto frente a Monsieur de Tréville, por lo que están esperando a que salgan, ya que han pasado todo el tiempo de visita de los PJs al palacio preparando la clásica emboscada de callejón oscuro.

Dos de ellos, que son «el gancho» se han quitado los uniformes y se acercarán a los PJs por un extremo del callejón desenvainando sus rapières y soltando a voz en grito: «¡¡… y yo voto a Dios que sois un mentecato!!, ¡¡Devolvedme aquí y ahora las treinta libras que, a fe mía, habéis ganado en injusta lid!!». De este modo los mosqueteros de paisano incitarán a los PJs al combate y armarán mucho ruido. Estos gritos son «la señal», gracias a la cual no tardarán mucho en llegar el resto de mosqueteros (otros tres) que sí vienen uniformados por el otro extremo del callejón, dispuestos a «imponer justicia en esta trifulca de borrachos».

Obviamente todo esto es una comedia que se han inventado los mosqueteros para tener alguna excusa que les permita atrapar a los PJs. No quieren matarles, los espías valen más vivos que muertos. Su intención, en principio, es detenerles y tener la oportunidad de registrarles, a ver si por suerte llevan alguna carta o algo que puedan utilizar. Después tratarían de apresarlos e interrogarlos para sacarles toda la información posible. El problema es que la reacción natural de los PJs es la de «no sé de qué habláis, caballero» o «me temo que vuesas mercedes me confunden con otro». Como jugadores, pueden rolearlo como buenamente quieran y puedan. Desde el punto de vista de los mosqueteros como comprenderás realmente da igual. La trampa está ahí para que caigan y nadie de la época toleraría que unos desconocidos le toquen el honor y lo pongan de tahúr y ladrón delante de sus amigos. El problema es que desde el punto de vista de los PJs esto no es una farsa, cuando ellos desenvainen las espadas sí van a tirar a matar. El asunto importante aquí es cuán conveniente resultaría para los PJs la aparición de otros cinco cadáveres de Mosqueteros del Rey en las calles de Avignon; y es justamente esto lo que nos lleva a la siguiente parte de la aventura pues, como veremos, su estancia en la corte papal tiene las horas contadas.

CAPÍTULO V: LA ALDEA MALDITA

«THE LUTE»

Cyrano de Bergerac (Jean-Claude Petit)

En honor a la verdad, es de esperar que los jugadores no tarden mucho en abandonar la ciudad y «la Libra Tornesa» para partir en dirección a Gordes, ya que motivos no les faltan. Cualquiera con un poco de intuición vería que es por donde discurre el grueso de la trama, además no hay que olvidar el último incidente con los mosqueteros. Ha llegado la hora de largarse porque puede que estén llamando demasiado la atención… aunque si tus jugadores son tipos avispados y se deshicieron de los cadáveres (por ejemplo arrojándolos al río y quemando sus tabardos azules a escondidas) sin duda dispondrán de más tiempo antes de que comiencen las suspicacias y se cierre el círculo en torno a ellos.

Gordes (Gòrda en occitano [Nota 9]) es un pueblecito de los Alpes provenzales. Está ubicado en lo alto de una colina del bosque del Luberon. Se encuentra a unas 3 horas a caballo de la ciudad de Avignon, así que podrán llegar con mucha facilidad. El trayecto para los PJs será bastante seguro, pero como máster debes procurar que no lo tengan del todo claro. Hay muchos trucos simples que puedes utilizar para incrementar la sensación de paranoia entre tus jugadores, como hacerles tirar de cuando en cuando tiradas ocultas sin razón aparente (realmente no la hay). Recuerda que los PJs estarán pensando que están cabalgando por esa zona en la que llevan un tiempo desapareciendo viajeros. Puedes describirles que el bosque está conformado por espesas arboledas de cedros y pinos; resulta sospechosamente normal, aunque con una cualidad sumamente inquietante: no se oye el cantar de los pájaros. Aunque lo tengan extremadamente difícil para darse cuenta, el único elemento extraño que podrían encontrar entre la foresta son un par de hermosos ojos lupinos que les vigilan a cierta distancia.

Como decíamos antes, no tardarán mucho en llegar a Gordes. El villorrio se eleva sobre una de las colinas de Vaucluse, con un castillo en la cumbre y las casas dispuestas a su alrededor. La verdad es que resulta un auténtico placer recorrer sus pequeñas callejuelas adoquinadas y contemplar la luz anaranjada del atardecer que proyecta sombras sobre sus casas de piedra. La primera impresión resulta, cuando menos, curiosa. A pesar de que la mayor parte de las regiones que han cruzado desde París parecen azotadas por una pobreza acuciante a causa de las Guerras de Religión, Gordes a simple vista da la sensación de estar viviendo una «segunda Edad de Oro». Se aprecia un claro reflote comercial que sin duda no se corresponde con aquello que relataban las crónicas de 55 años atrás; sin duda han tenido tiempo para recuperarse. Se cargan canastas de mimbre colmadas de peras, fresas y ciruelas especialmente. Cuando los PJs lleguen se cruzarán con un carro repleto de frutas que sale del pueblo en sentido opuesto, lo que implica que los gordenses cuentan con excedentes suficientes que les permiten comerciar con otras aldeas de la región. Sus fruterías y floristerías serán las más hermosas y mejor surtidas que hayan visto los PJs desde que tienen uso de memoria. Hasta en la pâtisserie del pueblo podrán encontrar deliciosas confituras en potes de barro, pasteles de manzana y frutas escarchadas.

La verdad es que Gordes parece un lugar francamente idílico y nada oscuro. No es de extrañar que los viajeros desaparecidos decidieran detenerse allí durante algunas jornadas para disfrutar de su gente, gastronomía y paisajes.

9 El occitano es una lengua romance arcaica del sur de Francia, los Pirineos y Cataluña (Valle de Arán). A nivel de juego, es el idioma que hablaría la mayoría de los PNJs de Gordes, por lo que los PJs podrían encontrar algunos problemas para hacerse entender.


¿Pero qué demonios está ocurriendo aquí exactamente?

Los PJs han llegado al final de su viaje aunque estén casi al comienzo de la investigación. Llegados a este tramo final de la historia ha llegado la hora de que, como máster, tengas claro qué es lo que está ocurriendo en Gordes y por qué desaparece gente. Intentaré dejarlo lo más claro posible.

Gordes lleva tratando de ocultar su secreto desde hace más de 2000 años, y es que sus habitantes jamás han abandonado el paganismo celta. El lugar en el que viven fue fundado por la tribu de celtas galos conocidos como «Vordenses». Su sangre es la misma, su hogar es el mismo y, aunque con el paso del tiempo y las modas las han disfrazado, sus ritos y costumbres siguen siendo los mismos.

¿Y cuáles son esos ritos y costumbres? pues entre otras muchas cosas, necesitan alimentar con sacrificios humanos a Taranis, la antigua deidad masculina del pueblo Galo a la que se advocaba la protección de la siembra y cosechas. ¿Cómo lo hacen? Colocan a las víctimas aun vivas en el interior de un enorme Hombre de Mimbre y les prenden fuego. Luego esparcen las cenizas por los campos aledaños y con los huesos y ramas quemadas confeccionan horribles espantapájaros que guardan los campos y cobran vida al caer la noche.

Esta es la clave última de la desaparición de gente que, dicho sea de paso, ya debe haber sido numerosa para que se haga notar en tiempos de guerra. Del mismo modo, también es el secreto del éxito agropecuario y la bonanza económica que está viviendo el pueblo, porque sea como fuere, el sanguinario pacto con esta divinidad funciona.

En el pasado las encargadas de establecer este trato eran un grupo de sacerdotisas druídicas que se hacían pasar por monjas del Cister ocupando la Abadía de Sénanque. Ahora las sucesoras de estas particulares monjas han levantado de nuevo la abadía sobre sus cimientos y han vuelto para quedarse. De hecho la mayor prueba del retorno a las viejas costumbres es la situación de bienestar que vive la aldea actualmente.

Lo que los PJs menos se pueden imaginar es que han llegado en las vísperas de la festividad de la noche de Beltane, el día 1 de Mayo. Una fecha señalada en el calendario que incluye la quema de otro Hombre de Mimbre, y si no se andan con cuidado puede que ellos mismos acaben sacrificados dentro.


Gordes, al detalle

«LESTAT'S RECITATIVE»

Interview with the Vampire (Elliot Goldenthal)

Como máster, ahora que cuentas con la explicación del recuadro anterior te animo a que utilices la aldea y sus alrededores como un micro-sandbox en el que los PJs puedan llevar la investigación por donde quieran y puedan. Entiende que narrativamente la estructura del módulo cambia en este punto ya que antes era bastante lineal y ahora tendrán más oportunidades que nunca para moverse por donde deseen y atenerse a las consecuencias. Por otro lado me temo que el tiempo no es algo que obre en favor de nuestros PJs, aunque ellos no lo sepan. Tendrán tan solo con dos días y dos noches para investigar el poblado, ya que el tercer día será 1 de Mayo y esa noche se celebrará la citada fiesta de Beltane y la quema del Hombre de Mimbre.

Lugares que los PJs pueden investigar:

Abadía de Notre-Dame de Sénanque

Cosas que los PJs pueden hacer:

10 Estevania de Yriart fue la hija mayor de Graciana Barrenetxea, líder del aquelarre de las brujas de Zugarramurdi.

11 Sorginak es el nombre que reciben en el País Vasco las brujas sacerdotisas de Mari, la Dama de Anboto. La palabra sorgin es una frase hecha entre sor-sortu (crear o hacer) y gin-gintza (hechora o hechor); es decir, podría traducirse como «hechicera». El trabajo principal de estas mujeres radica en el uso medicinal de las plantas, como las que cultivan en el convento.

12 «Comentarios sobre la guerra de las Galias» es una obra de Julio César donde describe las batallas e intrigas que tuvieron lugar en los nueve años (del 58 al 50 a. C.) que pasó luchando contra los ejércitos locales que se oponían a la dominación romana en la Galia.

El regreso de los chicos de azul

Por si todo lo mencionado anteriormente te parece poco, justo un día después de la llegada de los PJs aparecerá por el «chemin des Cinq Cantons» una cuadrilla de mosqueteros que se dirige a Gordes con la idea de controlar la zona y salvaguardar las rutas. Estos mosqueteros no se enteran de la misa la media y pensarán que todo se trata de un asunto de simples salteadores de caminos, poniendo en el punto de mira a los PJs por ser «esos forasteros recién llegados que no saben más que hacer preguntas». Como máster debes utilizar a estos mosqueteros de modo que resulten una auténtica molestia para los PJs y sus pesquisas. Sirvan como ejemplos válidos que descubran a los PJs saltándose la tapia de la abadía o prendiendo fuego a un campo lleno de espantapájaros, o combatiendo contra las inocentes monjas de Sénanque en una situación comprometida. Los mosqueteros jamás llegarán a tiempo para ver algo sobrenatural y por tanto no creerán a los PJs (que estarán obrando adecuadamente). Estos hombres del Rey tenderán a sacar los aceros con soltura para batirse en duelo (aunque nunca a muerte), pero si los PJs se dan presos los recluirán en algún lugar cerrado y adecuado para encerrarlos hasta que puedan llevárselos; y como el castillo está cerrado, qué mejor lugar que (tal y como sugiere sor Estevania de Yriart) la cripta de la abadía…

Y lo peor para estos PNJs está por llegar, ya que los pobres mosqueteros no son muy listos ni tienen demasiada suerte. Según parece los aldeanos van a celebrar una fiesta nocturna en un claro del bosque y les han invitado a participar de ella; aseguran que habrá asado, vino, cánticos y bailes, ante lo que los mosqueteros se mostrarán muy agradecidos y ufanos. Hablando claramente, los gordenses piensan quemar vivos a los mosqueteros dentro del nuevo Hombre de Mimbre en la fiesta de Beltane. Como máster, debes jugar esta carta siempre y cuando los PJs hayan conseguido escapar con anterioridad de los lugareños, que previamente habrán intentado lincharlos y atraparlos en el bosque.

CAPÍTULO VI: LA NOCHE DE BELTANE

«RAMETEP CHANT»

Young Sherlock Holmes (Bruce Broughton)

Ha llegado la noche del 1 de Mayo, la noche del «Fuego de la Suerte», y los antiguos dioses demandan un sacrificio de sangre joven que renueve los viejos pactos. Simbólicamente hablando, y de acuerdo con las creencias celtas, Beltane es el alegre momento del año en que el dios es joven y, al despertar su virilidad, desea a la diosa. Tras su unión carnal la diosa queda preñada. En el vientre de la diosa la primavera alcanza su cénit, y en su honor los fuegos de Beltane arden toda la noche en grandes hogueras que calientan el corazón de los hombres y dan prosperidad a los campos.

Por otro lado, desde el punto de vista rural, esta es una festividad de connotación netamente agrícola y pagana. El Hombre de Mimbre es una efigie que representa el sacrificio a la tierra, y se le prende fuego no sin antes haberlo llenado de animales, frutos y personas. Durante la quema de esta efigie se entonan cantos como el que puedes encontrar en la introducción del módulo. Los participantes de la festividad, además de comer, beber y bailar, realizan distintos rituales como el que obliga a rebaños enteros de ovejas y vacas a pasar por el espacio existente entre dos hogueras, ya que les traerá suerte a la hora de encontrar nuevos pastos en verano. Al dar la medianoche comienza propiamente el Aquelarre, cuando las sacerdotisas fornican con los asistentes, frotándoles las manos, el rostro, el pecho, las partes pudendas y la planta de los pies con agua verdosa y fétida. Los gordenses se van aproximando a la efigie del Hombre de Mimbre renegando de la fe en Cristo y arrojan puñados de sal a las llamas.

A los pies del Hombre de Mimbre

«THE HUNTERS PRELUDE»

Bram Stoker's Dracula (Wojciech Kilar)

Llegados a este punto la aventura se encuentra en su clímax. Los PJs, sea cual sea su situación llegado el momento, deben intentar por todos los medios detener este ritual sacrílego que está teniendo lugar en un claro al Este del bosque de Luberon, cercano a la abadía. El Hombre de Mimbre es una inquietante escultura de madera de entre 8 y 12 metros de altura, con los brazos rellenos de pequeñas jaulas con gallinas, gatos y cerdos. En el lugar donde debería encontrarse su corazón se abre una puerta que da acceso a una pequeña celda de madera destinada a encerrar personas en su interior. Solo hay algo más terrible que los cánticos que corean los asistentes a la fiesta, y es el inexpresivo rostro del propio Hombre de Mimbre, testigo mudo del sacrificio de muerte y vida. Según hayan llevado la trama los PJs, la escena final puede tener múltiples variantes que trataremos a continuación:

EPÍLOGO

Como si se tratase de la rima de un verso que se repite, es muy posible que todo esto acabe en un incendio que consuma parte del bosque y la abadía aledaña. Al regresar a París, al cabo de unos días, un secretario del Arzobispo de Toulouse se pondrá en contacto con ellos y les citará a comparecer en su despacho para oír de viva voz un informe de los PJs donde relaten todo lo ocurrido en su viaje. Los PJs estarán obligados a dar una descripción con pelos y señales de los acontecimientos mientras el secretario asiste al relato con el rostro impertérrito y dos escribanos registran el dictado de forma simultánea.

A las pocas horas recibirán la soldada de todo un año y serán propuestos para subir de rango dentro de la Guardia del Cardenal. Mientras los PJs se dirigen complacidos a la taberna más cercana para celebrarlo, no repararán un par de hermosos ojos lupinos, ahora cansados y agradecidos, que les observan con atención tras el encaje de un abanico que asoma desde el portillo de un carruaje.

Dramatis personae

LOBOS DEL BOSQUE DE MORVAND

Seguidor: 1

Atributos primarios
Constitución: 2 Carisma: 0
Destreza: 3 Inteligencia: 1
Fuerza: 2 Voluntad: 3

Atributos secundarios
Tamaño: -1 Iniciativa: 4
Movimiento: 5 (10 corriendo) Defensa: 6
Percepción: 4 (olfato 8) Aturdimiento: 2
Salud: 4

Habilidad / Base / Nivel / Valor / (Media)
Empatía / - / - / - / (0)
Atletismo / - / / - / - / (0)
Pelea / - / - / - / (5)
Sigilo / - / - / - / (6)
Supervivencia / - / - / - / (8)

Talentos
Aptitud con habilidad (+2 valor de Supervivencia),
Sentidos agudos (+4 tiradas de Percepción relacionadas con el olfato).

Arma / Valor / Tam. / Ataque / (Media)

Mordisco / - / - / - / (7)L

CATERINA MILANESI, LA LOBA DEL VATICANO

Aliado 3
Arquetipo: Asesina Motivación: Redención
Estilo: 0 Salud: 7

Atributos primarios
Constitución: 4 Carisma: 0
Destreza: 4 Inteligencia: 2
Fuerza: 5 Voluntad: 3

Atributos secundarios
Tamaño: 0 Iniciativa: 8***
Movimiento: 9 [18]* Defensa: 8
Percepción: 7** Aturdimiento: 4

Habilidad / Base / Nivel / Valor / (Media)
Atletismo / 5 / / 5 / 10 / (5)
Pelea / 5 / 5 / 10 / (5)
Sigilo / 4 / / 5 / 9 / (4+)
Supervivencia / 2 / 5 / 7 / (3+)

Talentos
Alerta** (+2 al valor de Percepción)
Frenesí (puede atacar dos veces al mismo oponente con -2)
Reflejos rápidos*** (+2 al valor de Iniciativa)

Recursos
Ninguno

Defectos
Bestial (el personaje no puede comunicarse o emplear herramientas).

Arma / Valor / Tam. / Ataque / (Media)
Mordisco / 0L / 0 / 10L / (5)L
Garras / 2L / 0 / 12L / (6)L

(*) Un hombre-lobo corre a cuatro patas. Las criaturas con cuatro o más patas doblan su valor de Movimiento cuando corren.

Regeneración: Los hombres-lobo tienen increíbles poderes curativos. Trata todo el daño causado por Armas que no sean de plata como daño contundente. Solo las Armas de plata les causan daño letal.

MOSQUETEROS DEL REY

Aliado 1
Arquetipo: Soldado Motivación: Deber
Estilo: 0 Salud: 4

Atributos primarios
Constitución: 2 Carisma: 2
Destreza: 2 Inteligencia: 2
Fuerza: 2 Voluntad: 2

Atributos secundarios
Tamaño: 0 Iniciativa: 4
Movimiento: 4 Defensa: 4
Percepción: 4

Habilidad / Base / Nivel / Valor / (Media)
Armas C/C / 2 / / 3 / 7 / (3+)
Armas Fuego / 2 / 3 / 5 / (2+)
Cabalgar / 2 / / 3 / 5 / (2+)
Pelear / 2 / 3 / 5 / (+)

Talentos
Aptitud con Habilidad (+2 valor Armas C/C)

Recursos
Rango 0 (Mosquetero, +1 bonificación social)
Seguidor 0 (Lacayo)

Defectos
Exceso de confianza (+1 punto de estilo cuando le fuerzan a pedir ayuda)

Arma / Valor / Tam. / Ataque / (Media)
Puño / 0C / 0 / 5C / (2+)C
Mosquete de mecha / 3L / 0 / 8L / (4)L
Ropera / 2L / 0 / 9L / (4+)L

ESPANTAPÁJAROS DE GORDES

Arquetipo: Demonio Motivación: Deber

Estilo: 0 Salud: 6*

Atributos primarios
Constitución: 3 Carisma: 0
Destreza: 3 Inteligencia: 3
Fuerza: 4 Voluntad: 3

Atributos secundarios
Tamaño: 0 Iniciativa: 6
Movimiento: 7 Defensa: 6
Percepción: 6 [10]** Aturdimiento: N/A*

Habilidad / Base / Nivel / Valor / (Media)
Armas C/C / 4 / / 4 / 8 / (4)
Atletismo / 4 / 1 / 5 / (2+)
Pelea / 4 / / 2 / 6 / (3)
Sigilo / 3 / 3 / 6 / (3)

Talentos
Sentidos Agudos* (+4 a Percepción relacionada con la vista)

Recursos
Ninguno

Defectos
Primitivo (penalización de -2 cuando emplea objetos modernos)

Arma / Valor / Tam. / Ataque / (Media)
Puño / 0C / 0 / 6C / (3)C
Herramienta agrícola / 2L / 0 / 10L / (5)L

(*) Como construcciones animadas, los espantapájaros son inmunes al daño contundente y no pueden ser aturdidos.

Inflamable: Durante las épocas de calor, los espantapájaros arderán en llamas si entran en contacto con cualquier fuego, en vez de si pasan un turno de combate expuestos a ella, como es lo habitual.

ESQUELETOS DE LA ABADÍA

Arquetipo: Ocultista Motivación: Venganza
Estilo: 0 Salud: 3

Atributos primarios
Constitución: 1 Carisma: 0
Destreza: 2 Inteligencia: 0
Fuerza: 1 Voluntad: 2

Atributos secundarios
Tamaño: 0 Iniciativa: 2
Movimiento: 3 Defensa: 3*
Percepción: 2 Aturdimiento: 1

Habilidad / Base / Nivel / Valor / (Media)
Armas C/C / 1 / 2 / 3 / (1+)
Atletismo / 1 / 2 / 3 / (1+)
Pelea / 1 / 2 / 3 / (1+)
Sigilo / 2 / 2 / 4 / (2)
Supervivencia / 0 / 2 / 2 / (1)

Talentos
Ágil (+1 a la Destreza)
Alta tolerancia al dolor 2 (Ignora penalizaciones de heridas)

Recursos
Ninguno

Defectos
Ninguno

Arma / Valor / Tam. / Ataque / (Media)
Mordisco / 0L / 0 / 3L / (1+)L
Puño / 0C / 0 / 3C / (1+)C
Puñal / 0L / 0 / 3L / (1+)L

(*) Los esqueletos obtienen un -2 a la defensa contra las Armas contundentes y no pueden ser aturdidos, aunque añaden un +2 a la defensa contra las Armas perforantes.

FALSAS MONJAS Y BRUJAS PAGANAS

Aliado 2
Arquetipo: Ocultista Motivación: Deber
Estilo: 1 Salud: 6

Atributos primarios
Constitución: 2 Carisma: 1
Destreza: 2 Inteligencia: 3
Fuerza: 3 Voluntad: 4

Atributos secundarios
Tamaño: 0 Iniciativa: 5
Movimiento: 5 Defensa: 4
Percepción: 7 Aturdimiento: 2

Habilidad / Base / Nivel / Valor / (Media)
Academicismo: Ocultismo / 3 / 3 / 6 / (3)
Armas C/C / 3 / 2 / 5 / (2+)
Artesanía: Medicina / 3 / 1 / 4 / (2)
Intimidar / 1 / 5 / 6 / (3)
Magia: Alquimia / 4 / 4 / 10* / (5)

Talentos
Aptitud mágica (magia ceremonial)

Recursos
Aliado 1* (espantapájaros, otorga +2 al valor de una habilidad de Magia)

Defectos
Fanático (+1 punto de estilo cuando su devoción le causa problemas)

Arma / Valor / Tam. / Ataque / (Media)
Puño / 0C / 0 / 1C / (0+)C
Daga / 1L / 0 / 6L / (3)L

SOR ESTEVANIA DE YRIART, BRUJA MADRE SUPERIORA

Aliado 2
Arquetipo: Ocultista Motivación: Poder
Estilo: 1 Salud: 8

Atributos primarios
Constitución: 2 Carisma: 4
Destreza: 2 Inteligencia: 5
Fuerza: 3 Voluntad: 6

Atributos secundarios
Tamaño: 0 Iniciativa: 7
Movimiento: 5 Defensa: 4
Percepción: 11 Aturdimiento: 2

Habilidad / Base / Nivel / Valor / (Media)
Academicismo: Ocultismo / 5 / 3 / 8 / (4)
Armas C/C / 3 / 2 / 5 / (2+)
Artesanía: Medicina / 5 / 1 / 6 / (3)
Intimidar / 4 / 5 / 9 / (4+)
Magia: Piromancia / 6 / 4 / 10* / (5)

Talentos
Aptitud mágica (magia ceremonial)

Recursos
Aliado 1* (espantapájaros, otorga +2 al valor de una habilidad de Magia)

Defectos
Fanático (+1 punto de estilo cuando su devoción le causa problemas)

Arma / Valor / Tam. / Ataque / (Media)
Puño / 0C / 0 / 1C / (0+)C
Daga / 1L / 0 / 6L / (3)L